Inicio » Judaísmo » Sheminí Atzeret y la Kabalá

Sheminí Atzeret y la Kabalá

MARK ACHAR PARA ENLACE JUDÍO MÉXICO

El Pueblo judío es el único que puede viajar en el tiempo.

Siete - Kabalá - Shemini Atzeret - Enlace Judío México - 7La tradición judaica está basada en el conocimiento y la intención. Por ello, acabamos de tener alrededor de dos meses para reflexionar, tanto en nuestra relación con los demás, como en nuestra relación con nosotros mismos y con D-os.

Ésto hace que el tiempo sea una constante razón para perfeccionarnos y ser mejores personas cada día. Por lo que a través del arrepentimiento, el judaísmo permite regresar a la reflexión y cambiar el presente, así viajamos de un momento a otro, a través de nuestras conciencias.

Sheminí Atzeret empieza esta noche. Y así terminamos esta época de reflexionar, para empezar a hacer.

El nombre Sheminí Atzeret literalmente significa: “El octavo día de la asamblea”.

La pregunta es: ¿Por qué darle tanta importancia al hecho de que se trata del octavo día?

El número ocho tiene propiedades muy específicas, formando un carácter del mismo número. Lo curioso es que Shemini Atzeret tiene más que ver con el 7 que con el ocho.

Todos sabemos que el 7 es uno de los números más importantes para los supersticiosos y adictos al juego. “El 7 de la suerte” dicen.

Es obvio que el judaísmo, siendo la primera religión monoteísta, ha sido la base de los libros místicos de Kabalá,

El 7 es el resultado de la suma entre 3 (lo celeste) y 4 (lo terrenal), tomando en cuenta lo que relata la numerología.

Se considera un número perfecto que simboliza la relación de lo divino y lo humano, cuyo resultado es la creación, llevada a cabo en 7 días.

En el alfabeto hebreo, la séptima letra es el zain. Representa los valores espirituales, que son la finalidad del mundo: “D-os creó el mundo en 6 días y el séptimo descansó”.

Ahora, sabiendo la importancia del 7, ¿por qué se reitera en el nombre de la festividad tiene que ver con el 8?

El Octavo Día realmente no existe en Bereshit (Génesis), por lo que se entiende que éste día, ya es el inicio de uno nuevo. Empezamos el año después de una reflexionar y estar en paz con nuestro ambiente. Si en el séptimo día descansó D-os, entonces el octavo es la unión entre el 7° y el 1° día de la semana, uniendo así dos ciclos: uno que termina, y uno que empieza.

Nos encontramos en un punto en el que D-os nos recuerda que no sólo se trata de sobrevivir, sino de ser proactivos, para así pasar de un 7 a un 8 de la mejor manera; reiniciando el tiempo con todo lo que aprendimos y cambiando, de la mejor manera, el mundo que D-os nos entregó.

¡Jag Sameaj!

1 Comment

  1. bertin dice:

    es muy interesante los datos escritos con respecto al # 7 , me gustaria saber si dan cursos de cabala o talleres , donde y requisitos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Send this to friend