Inicio » Comunidad » Convocan a criptojudíos en México a unirse a la Comunidad de Vallejo

Convocan a criptojudíos en México a unirse a la Comunidad de Vallejo

MAY SAMRA Y MIRIAM BALEY PARA AGENCIA DE NOTICIAS ENLACE JUDÍO MÉXICO – En el Instituto Cultural México Israel, un evento reunió a amigos, parientes y grupos beneficiados por la sabiduría y la humanidad de Don Benjamín Laureano Z”L, ombudsman y colaborador de Enlace Judío, cuya ausencia aún se siente dentro de la prensa comunitaria.

Los dos Caballeros Águila enmarcaron la mesa del Presidium, y pudimos valorar la labor de nuestro homenajeado por los testimonios de  las personalidades que recordaron sus enseñanzas y su humildad. Representando a los Derechos Humanos, ámbito predilecto del hombre “con alma blanca”, Ricardo Sepúlveda Iguíniz, Director General de Política Pública de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación; Jorge Galindo Cravioto, Director General Adjunto de relación con participación ciudadana; y el Lic Manuel Granados Chirino, co Fundador con el Homenajeado del Frente Mexicano Pro Derechos Humanos.

En representación del ámbito comunitario, Jenny y David Serur, Vice Presidente y Presidente del Instituto y André Moussali, vice Presidente de APEIM; así como los hijos de Don Benjamín, Dinah y Rubén Laureano, éste último quien toma la batuta del Frente.

En su discurso, Rubén Laureano expresó su deseo de cumplir con la promesa que le hiciera a su padre junto al ataúd, a saber “realizar la reapertura e iniciar operaciones de la Sinagoga de Vallejo nuevamente para la unificación de los judíos de origen de la colonia o criptojudíos o marranos, la unificación de la comunidad de Vallejo, reanudar relaciones nuevamente con sus hermanos de la comunidad de Venta Prieta, Hidalgo, y de la comunidad Sefaradí y reiniciar relaciones con la comunidad judía en México e Israel. También iniciar relaciones con la Sinagoga de Álamos.”

A la vez, convocó a todos aquéllos que tengan el apellido sefaradí criptojudío que desee regresar pueda ser miembro de esta comunidad de Vallejo.

Le dará mucho gusto a mi padre desde el cielo, , dijo,  que la sinagoga de Vallejo vuelva a abrir las puertas y que sus futuros miembros regresen a su origen a ser judíos sefaradíes, ya que sus antepasados llegaron a México desde Hernán Cortés.

Rubén Laureano respondió en su discurso a la siguiente pregunta:

¿Quién fue Benjamín Laureano Luna dentro de la Comunidad judía de México?

“Mencionaré primero que Benjamín Laureano Luna fue el tercer dirigente de la comunidad Kahal Kadosh Benei Elohim, A.C., que es una congregación judía, cuyo origen se remonta a los judíos que llegaron en la época colonial a México en el siglo XVI a partir de la llegada de Cristóbal Colón a América, y con la llegada de Hernán Cortés.

La pre-fundación de Kahal Kadosh Benei Elohim, A.C., se remonta por considerarse el primer dirigente en México de tener la idea de la creación de practicar en costumbres mosaicas, tales como el descanso del sábado, la abstención de comer carne de cerdo, prender velas el viernes por la noche, y el rezo a HaShem, el cual, en 1880, el señor Bonifacio Laureano Noyar, quien tuvo la idea de formar y organizar una comunidad de descendientes de judíos conversos y haciendo una gira nacional llamando a todos aquéllos que practicaban los rituales arriba mencionados gracias a la aprobación de las Leyes de Reforma y la Constitución Mexicana de 1857, ya que con estos eventos desapareció la inquisición española en México.

Así, en 1920, se fundó la llamada Congregación Kahal Kadosh Benei Elohim, conocida también como la Comunidad de Vallejo, fundada por el hijo de Bonifacio Laureano Noyar, el segundo dirigente el rabino Baltazar Laureano Ramírez, donde se construyó la sinagoga ubicada en la calle de Carusso 254, entre las calles de Donizetti y Clave, Colonia Vallejo, Delegación Gustavo A. Madero, México, D.F.

Fue el segundo dirigente de la congregación a partir de 1920 a 1986, el rabino Baltazar Laureano Ramírez. Además, realizó gestiones ante el gobierno de Plutarco Elías Calles por medio de la Logia Masónica del Rito Nacional Mexicano para que el gobierno federal diera la autorización para la iniciación de la migración a México de la comunidad judía de Europa, África y Asia en 1925.

Posteriormente, en la década de los cuarenta, se forma la comunidad judía de Venta Prieta en Pachuca, Hidalgo, dirigida por la familia Téllez, donde hubo una separación de miembros de la Comunidad de Vallejo.

En 1986, fallece el rabino Baltazar, y mi padre inicia desde ese año hasta el 2015 con un gran esfuerzo, entusiasmo para dirigir la sinagoga en donde se reunieron cada sábado en su casa en Emperadores 168, Colonia Portales, Benito Juárez, México, D.F., apoyados por los dirigentes: René Hernández, David Guerrero, el maestro Uri David del Colegio Hebreo Sefaradí en la década de los 90 y en la década del dos mil el canadiense Marcelo Lerner.

En la contraparte, desde 1986 al año 2000, en la sinagoga, el cuarto dirigente fue Moisés Laureano Reséndiz, medio hermano de Benjamín Laureano, dirigió la sinagoga en Vallejo.

En el 2000, cierra la sinagoga por razones desconocidas pero actualmente existen físicamente sus instalaciones.

Mi padre escribió dentro de los periódicos de la comunidad judía en México en los siguientes periódicos:

Editorial Kesher “Enlace Órgano Independiente de Información Judeo-Mexicana”, el cual fue miembro del Consejo Consultivo,  Revista Juventud, Tribuna Israelita, Periódico del Centro Deportivo Israelita (CDI), y periódico Aurora del Estado de Israel.

En periódicos mexicanos escribió principalmente en Excélsior, El Universal, La Jornada, y la Revista Impacto, entre otros.

Sus escritos preferidos fueron los siguientes temas: política nacional, política israelí, guerra secreta, judíos del virreinato en México y en el Continente Americano, y temas referentes a los derechos humanos e indigenista.

Fue miembro activo como escritor de APEIM (Asociación de Periodistas y Escritores Israelitas de México), el cual recibió reconocimientos en el Centro Deportivo Israelita y la comunidad Askenazí de México.

Dio diversas conferencias sobre los judíos del virreinato en diversos lugares diferentes dentro de la comunidad judía de México.

Solicitó además mi padre al ex Presidente de España, Felipe González, que anulara el decreto de expulsión de los judíos vigentes en el siglo XX y fue anulado, pidiendo además que España iniciara relaciones con el Estado de Israel.

Y por último escribe que los estudios genéticos comprobaron que el origen judío de grandes personajes como Sor Juana Inés de la Cruz, Cristóbal Colón, el ex Presidente de México, Francisco I. Madero, y el General Mariano Escobedo, cuya nieta Ana Escobedo, abuela de Benjamín Laureano Luna está sepultada en el viejo Panteón Sefaradí en la Ciudad de México. Todos ellos tuvieron descendencia de sangre judía”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Send this to friend