Inicio » Comunidad » Pareja uruguaya denuncia sabotaje antisemita en Centro Islámico

Pareja uruguaya denuncia sabotaje antisemita en Centro Islámico

Desde Uruguay, uno de nuestros lectores nos comparte este preocupante mensaje que le envió una conocida. Por razones de seguridad, Enlace Judío no publica los nombres ni datos que puedan llevar a identificar a las personas que realizan la denuncia.

ENLACE JUDÍO MÉXICO —

Quería compartir algo con todos ustedes que le pasó a mi esposo hace un par de días y que pensamos que es muy importante difundir, ya que es algo grave pero que gracias a Di-s no pasó a mayores. El viernes 30 de diciembre pasado, mi esposo fue a la intendencia y despistadamente paró en un estacionamiento que está en la calle de Soriano, esquina Ejido.

Recién al volver se percató que arriba del estacionamiento estaba el Centro Islámico de Uruguay. Percibió que lo miraban mal y que hablaban de él (aunque estaban hablando en árabe los encargados) y se sintió incómodo pero no le dio mayor importancia. Ese día de tarde, como la mayoría, teníamos planeado irnos a pasar el año nuevo afuera y nos íbamos a ir en dos autos, ya que yo quería llegar a la casa antes de que comenzara el shabbat y a él no le daba tiempo.

Por cosas de la vida, presentimiento o simplemente suerte, decidí esperarlo y dejamos el auto de él estacionado y nos fuimos en mi auto. Hoy a la vuelta nos propusimos cambiar las llantas de su auto que estaban un poco desgastadas para poder también usarlo y cuando fuimos a la estación a comprar nuevas el hombre que las estaba cambiando nos dijo que dos de las cubiertas estaban con las tuercas totalmente flojas.

En sus palabras “Esto se los hizo alguien de maldad, por que en estas condiciones no se puede llegar muy lejos sin que pase una tragedia, más en una carretera“. En verdad nuestra primera impresión fue que en el servicio que le habíamos hecho 15 días antes habían sido descuidados y llamamos para reclamar, pero el señor de las llantas nos aclaró que ningún auto aguanta así 15 días, por que él saco las tuercas con las manos, yo que llevé el auto lo vi con mis propios ojos, ¡salían solas!

En la tarde mi esposo le dio vueltas al tema y recordó el tema aquel del garage, yo insití que era un paranoico y que no tienen como saber ni siquiera que es judío, sin embargo después notamos que tenemos pegados los pegotines del Iom hamishpaja, informes de la Integral adentro del auto, una cajita de cartisei que pintó mi hija y quedó ahí, etc.

Hablamos con un amigo nuestro, bitajón, y nos dijo que en ese lugar han tenido muchos problemas y que lo tienen fichado, que el hombre que asesinó a Fremd se convirtió ahí y que han existido más problemas con personas de la escuela que así como nosotros, despistadamente, estacionaron su auto ahí. Nos aconsejó quitar todo pegotín del auto y obviamente no dejar en el auto cosas que evidencien nuestra identidad, y finalmente nos pidió compartir a la comunidad este incidente para que todos los sepan.

Seguramente son pocos los despistados como nosotros pero si a alguien le sirve por favor los insto a tener cuidado. Nosotros nunca hemos sido paranoicos y la verdad no estabamos conscientes de la complejidad de la situación actual pero este amigo me comentó que cada vez está más difícil la cosa y que cosas como esta no se deben tomar a la ligera.

Gracias a Di-s en el momento me reí del despiste de mi esposo y el auto no se usó y puedo contar esto como una anécdota más. Disculpen por el texto tan largo pero quería compartir esto con ustedes, especialmente los que como nosotros, no se imaginaban nunca que algo así pudiera siquiera pasar en Uruguay.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Send this to friend