Inicio » Opinión » Análisis » “La administración Obama está muy contenta con su proyecto desestabilizador”: Faisal Al-Qassim

“La administración Obama está muy contenta con su proyecto desestabilizador”: Faisal Al-Qassim

FAISSAL QASSEM

El controvertido conductor de Al Jazeera, Faisal Al-Qassim, menciona en su artículo publicado por el monitordeoriente.com que “no es cierto que Estados Unidos esté conspirando en contra de los árabes, ya que los fundamentos de una trama así implican el secreto y su elaboración en la sombra. Más importante aún, debe producirse sin previo aviso. Esto definitivamente no se aplica a los proyectos de EE.UU. que nosotros llamamos “conspiraciones”.

Catalogado por Arabian Business Magazine como una de las personalidades árabes más influyentes en el año 2007, Al-Qassim explica que: “Al igual que los árabes no escucharon el primer discurso de Obama en la Casa Blanca, tampoco escucharon nada sobre el plan promovido por Condoleezza Rice, secretaria de Estado estadounidense con el presidente George W. Bush, y que ella misma denominó “caos creativo”. A pesar del peligro del proyecto norteamericano y sus efectos catastróficos en la región, los árabes no se lo tomaron en serio, sino que se contentaron con atacarlo en los medios, sin saber realmente qué era, cómo les afectaría y cómo cambiaría la composición regional, y tal vez incluso su geografía. Desde luego, no estoy diciendo que las revoluciones árabes fueran parte de este “caos creativo”, ya que incluso si algunos partidos extranjeros intervinieron en los levantamientos, todavía eran revoluciones legítimas que debían hacerse desde hacía mucho tiempo. Por lo tanto, el problema no radica en el derecho de los pueblos a rebelarse contra la opresión, la tiranía y la injusticia, sino en la manera de llevar a cabo adecuadamente estas revoluciones de manera que no sean instrumentalizadas para servir a otros proyectos consiguiendo que sigan siendo nuestro propio proyecto nacional.”

El autor dice que: “Es absurdo esperar que Estados Unidos castigue a cualquiera de las partes involucradas en los conflictos en Siria, Irak, Yemen o Libia. Todas las partes están logrando exactamente lo que Estados Unidos quiere de ellos para que su “caos creativo” sea un éxito; ¿por qué debería Washington castigarlos? Debemos esperar que EE.UU. los recompense y apoye, al menos por el momento.”

“Y por supuesto, no esperen que Washington castigue al presidente sirio Bashar Al-Assad, no importa lo que haga, porque es de hecho el comandante de su “caos creativo”. Lo mismo debe decirse de Irán, Rusia, Hezbollah, el Frente Al-Nusra, Jaish Al-Fath o cualquiera de los partidos árabes y regionales involucrados en los conflictos de Oriente Medio; ninguno será sancionado porque Estados Unidos está muy contento con sus acciones en la ejecución de su proyecto desestabilizador. Cuando estas partes terminen la tarea para la que sirven, sólo entonces las cosas podrían ser diferentes. Mientras tanto, casi podemos escuchar a Washington susurrando en sus oídos: “Dios te bendiga. Larga vida a los héroes del caos creativo”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Send this to friend