Inicio » Judaísmo » ¿Qué es la cuenta del Omer y por qué importa?

¿Qué es la cuenta del Omer y por qué importa?

Los eventos importantes dentro de nuestras vidas toman una relevancia especial cuando nos preparamos y contamos los días previos a que sucedan. Dos novios antes de llegar al día de su matrimonio cuentan los días que faltan para el momento de estar juntos, un niño que espera ansiosamente las vacaciones familiares cuenta los días para salir de viaje. Eso es lo que hacemos en la cuenta del Omer; contamos los días que faltan para la fiesta de Shavuot, para el momento en que el pueblo judío recibió la Torá.

Durante 7 semanas (49 días) los judíos viajaron por el desierto hasta llegar al monte Sinaí, para cumplir la promesa que Moisés había hecho a D-os. Cada uno de estos días representa un nivel de impureza de los cuales los judíos se tenían que purificar antes de recibir la Torá.

Del quince de nisán al seis de siván, los judíos que siguieron a Moisés en Egipto volvieron a luchar internamente para perfeccionarse; para ser dignos de recibir y presenciar el milagro más grande que ha sucedido en la tierra: la entrega de la Torá. Para poder llegar a este momento tuvieron que haber alcanzado el nivel más alto de santidad que ha existido en toda la humanidad ya que lograron acceder a aquello que es eterno, aquello que trae toda la verdad al mundo, a lo único verdaderamente perfecto.

¿Cómo lograron esto?– perfeccionando sus midot (cualidades de carácter) responden los cabalistas.

En la Cábala (mística judía) existen 10 sefirot divinas. Éstas son 10 características divinas a través de las cuales D-os se manifiesta y hace que el mundo exista. 3 de ellas son características que se manifiestan meramente de forma intelectual, son el conocimiento al cual el hombre puede acceder y que está en los alrededores del mundo, y 7 de ellas, el hombre al ser “imagen y semejanza de D-os” puede imitarlas. A estas 7 características se le llaman midot, cuando se habla de cualidades humanas, son los rasgos que definen el carácter de la persona.

Se cree que el único fin del ser humano, la razón por la que fue creado es para perfeccionar esas 7 características y asemejarse a D-os en su actuar. Cada una de ellas es específica y cada una de ellas trae un reto consigo misma. Los judíos para poder recibir la Torá se perfeccionaron en cada una de ellas durante las 7 semanas que trascurrieron entre la salida de Egipto y el recibimiento de la Torá.

Durante la cuenta del Omer, lo que nosotros hacemos es tratar de trabajar dentro de nosotros cada una de las midot que nos pertenecen, de esa forma nos preparamos para merecer nuevamente la Torá.

Lo que se hace como práctica diaria durante ese tiempo es recitar un rezo donde se van contando noche con noche los días que han transcurrido desde la primera noche de Pésaj, el primer día de libertad para los judíos del desierto, y se alaba la sefirá que corresponde en esa semana loar.

Hoy en la noche se hace el conteo del 8° día, hoy inicia una segunda semana y la sefirá a la que corresponde honrar esta semana es la sefirá de guevurá (fuerza a través de la disciplina). El día de hoy nos esforzamos también por visualizar la acepción de jesed (bondad amorosa) que hay dentro de la determinación y la disciplina.
Les deseamos que puedan conectar hoy con esa sefirá y que en estos días puedan crecer espiritualmente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Send this to friend