Inicio » Comunidad » Paraíso en Auschwitz, de los mexicanos Esther y Aaron Cohen, finalista del Festival de Cine Judío de Toronto

Paraíso en Auschwitz, de los mexicanos Esther y Aaron Cohen, finalista del Festival de Cine Judío de Toronto

Enlace Judío México.- El 7 y 9 de mayo, “Paraíso en Auschwitz”, producido en México, se presentó en el Festival de Cine Judío de Toronto, donde se otorga un premio al mejor documental, determinado por un jurado.

La versión en inglés del documental, basado en un testimonio de Bedrich Steiner Z”L, sobreviviente del Holocausto en México, destacó entre las 102 películas y los 32 documentales que concursaron en el Festival, y logró terminar entre los cuatro finalistas.

La próxima presentación internacional del documental será en el Festival Internacional de Cine de Australia.

Éste es el testimonio de Aaron Cohen, escrito el 7 de mayo…

“¡Hoy fue un día completamente inolvidable! Todo sucedió como en un sueño. Nos recogieron en el hotel a las 13:45 en punto. Una chica preciosa, como de 20 años, llamada Jordana Plotnick.

Nos llevó en una camioneta y pasamos por John Freund a su casa. No saben qué experiencia fue el encontrarnos con este sobreviviente de nuestra historia. Lo abrazamos como si nos conociéramos de toda la vida. ¡Qué emocionante iba a ser compartir, con su presencia, el documental al público!

Al llegar al conjunto de cines ya había una cola muy larga de gente que quería entrar. Se presentó con nosotros Hellen Zuckerman, directora artística del festival y nos informó que las localidades estaban agotadas. Qué alegría y satisfacción sentimos, además de nervios, por presentarnos ante el conocedor público de Toronto.

Hellen también nos comentó que cuando llegó a sus manos el documental primero quedó sorprendida por el título. ¿Cómo un Paraíso en Auschwitz? ¿De qué caray me están hablando?

Después revisó el documental y al ver la figura de Fredy Hirsch preguntó a la Asociación de Estudios del Holocausto en Toronto si alguien conocía a Fredy. La respuesta fue negativa. Nadie había oído hablar de él. Eso la intrigó todavía más y se dio cuenta de que John Freund daba testimonio en el documental. Lo fue a buscar para enseñarle el trabajo y para ver si todo lo que se contaba ahí era cierto.

Entramos al cine y John Freund estaba esperando a alguien que se había encontrado en el metro. Dijo que iba en un tren, entre miles de personas, y encontró un asiento junto a un señor. Vio que estaba leyendo un libro. El título del libro era “Auschwitz”. Le pregunto por qué estaba leyendo ese libro y le dijo que él era un sobreviviente de ese campo de concentración.

Pero la cosa no termina ahí. Resulta que este señor del metro era el autor del libro y que es una investigación super exhaustiva de este campo de exterminio que cambió para siempre la historia de la humanidad.

De regreso a la sala, a cinco minutos de que empezara la función, aparece el autor. John nos lo presenta con mucho orgullo. Su nombre es Robert Van Pelz. Un catedrático de la Universidad de Waterloo especializado en el tema de Auschwitz.

Bueno, llega la hora y Hellen Zuckerman nos presenta. Cuenta cómo fue que nos invitaron a presentar el documental. Enseguida pasamos Esther y yo al frente y damos una breve introducción. La gente aplaude… Las luces se apagan y empieza la función.

Primero se proyecta un short film de 5 minutos sobre la vida de John Freund. Después otro espléndido corto israelí de animación sobre una muchacha en Auschwitz que le fascina el ballet, con una historia y un final sorprendente. Y después, “Paraíso en Auschwitz”.

Silencio total durante la proyección. Risas, en algunos momentos, y exclamaciones de asombro.

Llega el final y el público empieza a aplaudir. Hellen nos llama y otra vez aplausos de reconocimiento.

Junto con nosotros está John Freund y Robert Van Pelz. La sesión de Q&A dura casi 30 minutos. John dijo que estaba muy conmovido con el documental y habló un poco de su experiencia con Fredy.

Robert a veces contestaba unas preguntas que tenían un contexto más histórico y en todas sus respuestas validaba el contenido y veracidad del trabajo. Nos sentíamos muy orgullosos y felices por esto. Al final, Hellen prácticamente me arrebató el micrófono porque había que desalojar la sala. Otra vez aplausos del público.

Cómo explicarles la emoción, el orgullo y la felicidad que sentimos en la presentación de nuestro documental en el Festival de Cine Judío de Toronto.

Gracias a todos ustedes por escucharnos, apoyarnos en este trabajo y por leer esta larguísima reseña que creo se queda corta a lo que el día de hoy vivimos y que nunca vamos a olvidar.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Send this to friend