Inicio » Opinión » Historia Judía » Aniversario de la odisea del “Exodus 47”

Aniversario de la odisea del “Exodus 47”

El puerto de Sète, de donde zarpó el barco de los refugiados del Holocausto  interceptado salvajemente por el Reino Unido, se apresta a conmemorar el aniversario de la odisea del “Exodus 47”

P HUERGO CASO/ ENLACE JUDÍO

Aronowitz, el capitán de 23 años

La muy antigua villa de Sète, cercana a Marsella -donde la Ocitania mira al Mediterréneo-se dispone a conmemorar el septuagésimo aniversario de un evento histórico que tiene su origen en su antiguo puerto: el 11 de julio de 1947, 4730 judíos, supervivientes de los campos de concentración nazis, capitaneados por  Ike Aronowitz, zarpan hacia Colombia en el paquebote Président-Wardfield.  Tras cinco días de singladura por el Mediterráneo -fuera ya de las aguas territoriales de Francia- el capitán del barco cambia el nombre de la nao por “Exodus”  y ordenar tomar rumbo hacia lo que entonces se llamaba Palestina. 

El paquebote fue construido para no más de 700 personas y llevaba casi cinco mil. De las cuales 1782 eran mujeres -400 de ellas embarazadas- y 1672 niños.  las camas son de 60 cms de ancho y se acomodan de dos en dos.  Abundan rumanos.

El capitán del barco tenía 23 años. El piloto del barco no se presentó y tras dos horas de espera, a las cuatro de la mañana zarpó sin piloto como mejor pudo en un puerto conocido por sus complicados bancos de arena. Al día siguiente les sobrevuelan aviones británicos, dos destructores también británicos les siguen, pero por la noche los despistan y ya no siguen rumbo hacia Gibraltar. Para elevar los ánimos de los viajeros y entretenerles, se les sugiere pensar en un nombre para el barco. Escuchan a Charles Trenet cantar por la megafonía.  El destino es San Juan de Acre, Ako. Hace un calor como sólo el verano mediterráneo sabe y los hombres van todos con el torso dsnudo y las muejres en sujetador.  Y entonces hubo un parto en el camarote de un oficial. Se anunció por megafonía . Era niño. Mientras tanto, agoniza la polaca  Paula Abramovic, a quien sepultan en el mar.

Moshé Sneh, de la Agencia Judía, segundo pirmer ministro que sería después con el nombre de Moshé Sharet,  encuentra el nombre “Exodus 47″ , que es acogido por unanimidad, dada la reminiscencia que tiene con la partida de los judíos de Egipto.

Se teje en comunidad una banderola blanca con una Estrella de David.

Las instrucciones de la  Haganá, por radio, son desmebarcar de noche en Bat Yam, al sur de Tel Aviv.  Ocho destructores ingleses les esperan. Cantan la Tikva y a las 2 de la madrugda los reflectores iluimnan el barco de forma impresionante. En aguas internacionales atacar a un barco es piratería. Y los los ingleses vienen por proa. El capitán aumenta la velocidad. lanzan gases lacrimógenos sobre los supervivientes de las cámaras de gas. Después lanzan granadas. Tres ingleses abordan el exodus y empeizan una lucha cuerpo a cuerpo contra el capitán y quien hacía de piloto, Bill, que queda inconsciente en el suelo y bañado en sangre. Las mujeres y los niños se defienden de los ingleses tirándoles botes de conserva, botellas, patatas. David Millamn es herido, pero está a salvo.  Tzvi Yakovowitz no corre esa suerte.  Una batalla campal y se cambia el rumbo hacia Haifa con 30 prisioneros ingleses.  Una decena de judíos necesitan una transfusión de sangre. El Mossad ordena rendirse para  implorar piadad humanitaria y ganar tiempo a través de la solidaridad internacional.  Bill ha muerto.  A las cinco de la mañana los ingleses dan parte al Estado Mayor de haber conseguido su objetivo.

Sus pasajeros serán devueltos a Francia y a Alemania, Operación Oasis (se engaban a desembarcar y hubo tumultos policiales para hacerlo)   Los alojaron en campos. El barco será a partir de entonces símbolo sionista de la Aliá Bet, la Inmigración ” clandestina”

La ceremonia de conmemoración de estos avatares de la historia del Pueblo Judío parte de la Sociedad de Estudios Históricos y Científicos de Sète, por un lado, y de las Comunidades Judías de Séte y de Thau, las que pertenecen a la región de la Ocitania. Los días seis y siete de julio realizarán varias menifestaciones para reavivar el recuerdo, muy olvidado entre las nuevas generaciones, a las que no se les está contando cómo fueron los eventos fundamentales de la refundación del Estado de Israel.

El día seis se inaugurará en el Museo del Mar y del  vestíbulo del ayuntamiento de la villa de la ” isla singular” -expresión del poeta Paul Valèry, nacido allí-  una exposición titulada “Exodus: una aventura humana” . Seguidamente, a las seis de la tarde, en el ESpace Palace, Jean-Claude Santerre hará una disertación sobre el evento y dará pasó a la visualización de la película “Nosostros estuvimos en el Exodus”, documental que realizó   Jean Michel Vecchiet en el año 2009.

El domingo 9 de julio, a partir de las diez y media de la mañana, “El tiempo de la memoria” reunirá en el muelle de San Luis al asistente de realizador de esta película, Michèle Hassoun, además de personas que aún viven y participaron de alguna manera en el evento histórico, como el ciudadano de Sète Joseph Nicoulet. Cantos corales, placas recordatorias. A mediodía, en L´Espace Palace, la SEHSSR  presnedtará un acto de recordación histórica en formato de diaporama con consiguiente mesa redonda, moderada por el historiador de la Shoá Phillippe Boukra, Frederick Encel, doctor en geopolítica y Jean Claude Santerre, historiador.

El capitán Yitzhak Ahronovitch murió en Jadera, Israel, el 23 de diciembre de 2009. Bendita sea su memoria.

 

reproducción autorizada: © enlace judío

 

 

 

 

1 Comment

  1. enrique dice:

    ?? como puedo hacerme con ese libro en espanol ??

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Send this to friend