Inicio » Comunidad » David Ross, pionero del retrato político

David Ross, pionero del retrato político

Enlace Judío México- ¿Cuál es el secreto de una buena foto? ¿Qué debe de proyectar la fotografía de  una persona en el poder? Éstas y otras preguntas responde el Ing. David Ross Zundel, uno de los fotógrafos más destacados de hoy día dentro y fuera del país, quien lleva retratados a más de 200 presidentes y primeros ministros de casi todos los países del orbe; de ahí que se le reconoce como “El Decano y Pionero del Retrato Político”.

Esta entrevista se realizó al recibir Ross el Premio Manuel Levinsky 2017, que año con año otorga APEIM, la Asociación de Periodistas y Escritores Israelitas de México.

A la primera pregunta “¿Cuál es el secreto de una buena foto?”, Ross responde: “Es la mente ordinaria, sin enfermedad”.

A la segunda “¿Qué debe de proyectar la fotografía de una persona en el poder?”, explica que debe ser la cara de un líder, una persona que se hace seguir, que tiene la fuerza interior para proyectar voluntad pero a la vez bonhomía y entusiasmo, de tal manera que el que ve la foto entiende que este líder lo llevará a un mejor nivel de vida.

Ross también habla del uso de la acupresión para estimular los puntos clave de los centros de energía del sujeto a fotografiar y provocar con ello un relajamiento  total de sus facciones.

Más en nuestros videos….

David Ross Zundel

Ross es hijo de don Moisés Rosenberg, “Padre del Periodismo Judío en México”, al que prácticamente no conoció: en el año de 1942, a sus escasos 2 años, su talentoso y destacado padre fallece, con tan sólo 38 años.

David Ross cursó la carrera de Ingeniería Civil en la UNAM, la Maestría en Administración y Mercadotecnia en la Universidad de las Américas y una segunda Maestría en Psicología Práctica en la Universidad Estatal de San José, California, curriculum brillante que denota su deseo de saber y de poner en la práctica su aprendizaje; de progresar y dar lo mejor de sí.

Su afición por la fotografía da comienzo a temprana edad, específicamente a los ocho años, gracias a la llegada a su vida de una cámara de cajón Kodak. Y de ahí- ya mayor- al American Institute of Photography. Por cierto, fue discípulo del ilustre fotógrafo neoyorquino Lee Rosow.

David Ross desarrolla un estilo propio, que recuerda a uno de los grandes de la pintura universal, al mismísimo Rembrandt. Mágicamente, sus fotografías simulan pinturas. No lo dice él, lo afirma la crítica y quienes han pasado por su cámara y por su ojo avisor: alrededor de 1,500 personalidades del medio cultural, científico, empresarial, deportivo, además de premios Nobel y, específicamente, de la política nacional e internacional.

No por casualidad, ni de manera gratuita, por su extraordinario trabajo de más de cuatro décadas, ha recibido múltiples reconocimientos. El Dr. Sergio Ulloa, prominente investigador, lo calificó de “Eminente Científico del Arte de la Imagen”.

También les entregamos sus palabras al recibir el Premio Manuel Levinsky 2017:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Send this to friend