Inicio » Opinión » Arte y Cultura » ¿Cómo rastrear la historia detrás de las obras de arte robadas por los nazis?

¿Cómo rastrear la historia detrás de las obras de arte robadas por los nazis?

Enlace Judío México – Con esto, se busca que las técnicas y compromisos para desarrollar de una mejor manera el rastreo y registro de la historia tras las obras de arte se implementen en esta y en las siguientes generaciones.

La Iniciativa de Investigación de Procedencia del Smithsonian en conjunto con la Fundación del Patrimonio Cultural Prusiano, han creado el Programa Alemán Norteamericano de Intercambio para la Investigación de Procedencia para Profesionales de Museos, el cual busca establecer pautas comunes para poder rastrear el origen de obras de arte que hayan terminado en manos de lo nazis antes y durante la Segunda Guerra Mundial.

Del 24 al 29 de septiembre próximo, personas de distintos campos como curadores, historiadores, administradores de colecciones, expertos legales y expertos en tecnología que pertenecen al Programa se reunirán en Berlín para una serie de pláticas y talleres en los museos y archivos de Berlín, Alemania.

La primera de las reuniones del Programa se realizó en Nueva York en febrero pasado y ya se tienen planeadas más para los años venideros.

Una de las participantes es Karen Daly quien tras un interés personal, logró identificar la historia detrás de una pintura del año 1655 del artista barroco Claude Lorrain titulada Batalla sobre el puente, y que fue adquirida por el Museo de Bellas de Artes de Virginia en 1960, sabiendo muy poco de la sombra nazi que la oscurecía.

Daly logró comenzar el rastreo de la historia particular de Batalla gracias a una inscripción que localizó detrás de la misma: “Linz marca No. 2207″. Esto hacía referencia al inventorio de la denominada “Colección Linz” que iba a estar destinada al ideado Museo del Führer.

Hitler planeaba construir este Museo en la ciudad donde se crió, Linz, para que pudiera ser una seria competidora contra Viena a nivel cultural.

Batalla fue confiscada por el negociador de arte del régimen nazi, Karl Habertsock en 1941 de la galería de la familia judía francesa Wildenstein en la Paris ocupada, quien la añadió a la Colección y que fue el responsable de remover cerca de 16 mil piezas de “arte degenerado” de los museos de Alemania antes de la guerra.

En los meses finales de la guerra, Batalla fue ocultada por los soldados nazis en una mina de sal en la localidad de Altausse, en los Alpes austríacos, para ser descubierta poco después por los famosos Monuments Man y ser restituida a Francia en 1946. El resto de la historia es conocida ya.

De acuerdo a Petra Winter, directora de los Archivos Centrales de los Museos Nacionales de Berlín, en la última década ha habido un gran interés en Alemania por las investigaciones para rastrear el origen de pinturas obtenidas por los nazis.

Debido a la carencia de los recursos y personal necesario para realizar las labores de rastreo, esto representará una gran oportunidad para los curadores e historiadores alemanes y para las generaciones futuras que se especialicen en el área y para que historias como las de Daly se repitan con mayor frecuencia.

Fuente: Smithsonian / Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudíoMéxico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Send this to friend