Inicio » Opinión » Nuestros Columnistas » Paisanos en lugares conocidos vs. paisanos en lugares remotos

Paisanos en lugares conocidos vs. paisanos en lugares remotos

Enlace Judío México.- Todos lo hemos vivido y lo saben, no me dejarán mentir. Llegar a un restaurante de Bosques de las Lomas o Interlomas y (no se podría decir conocer, conocer) pero sabemos quién es la mayoría de los comensales y sin embargo, no saludamos a todos los presentes. Entonces, ¿Por qué si nos encontramos a esta misma gente en un lugar que no frecuentamos la saludamos con tanta emoción?

LA MEIDELE EN EXCLUSIVA PARA ENLACE JUDÍO MÉXICO

De repente nos encontramos en una fiesta de la universidad con gente en su mayoría no paisana y nos volvemos hermanos de algún paisano que nos encontramos por ahí, que nunca hubiéramos ni volteado a ver en el Japanika de Interlomas (aunque sabemos perfecto quiénes son sus papás, ex novias y mejores amigos). Estamos en un bar en Nueva York (o cualquier otra ciudad del mundo) y nos ponemos a platicar con una pareja de paisanos de México, que solamente conocimos una vez en la boda del primo de tu amiga del tío abuelo de tu mascota. O nos vamos de intercambio a otro lugar del mundo y nos volvemos BFFE de unos paisanos que probablemente no vuelvas a saludar la próxima vez que te los topes en Duraznos. A todos nos ha pasado ¿no?

A continuación, una tabla comparativa de cómo nos portamos los paisanos cuando nos encontramos en lugares conocidos vs. cuando nos encontramos en lugares remotos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Send this to friend