Inicio » Comunidad » “No quise registrar la tragedia, sino la fuerza de México”: Eduardo Feldman presenta su exposición Héroes Sin Nombre

“No quise registrar la tragedia, sino la fuerza de México”: Eduardo Feldman presenta su exposición Héroes Sin Nombre

Enlace Judío México – La exposición fotográfica “Héroes sin Nombre” de Eduardo Feldman y la escultura “Nunca Jamás” de Enrique Shor se montaron en el Centro de Estudios Multisensorial de la Comunidad Sefaradí.

En el sismo del 19 de septiembre, Eduardo Feldman salió a las calles a ayudar. Al llegar a la Condesa, donde tiene su oficina, no veía los derrumbes, veía a toda la gente hermanada ayudando en lo que podía, muchos incluso arriesgando su vida subidos en techos de edificios colapsados.

Después de unos días de estar ayudando no dejaba de pensar en la necesidad que tenía documentar lo que estaba pasando a su alrededor.

El 30 de octubre se inauguró la Exposición “Héroes sin Nombre”, resultado de esta reflexión de Eduardo Feldman en una de las salas del Centro de Estudios Multisensoriales (CEM) del Colegio Sefaradí.

En la inauguración de la muestra, tomó la palabra el Sr. David Litchi, presidente del CEM: “Cuando comenzamos a hacer el CEM mucha gente comentó que para qué se necesitaba otro museo si ya estaba el de Memoria y Tolerancia y Acapulco 70. Este es completamente diferente, Aquí es una visita en la que se trata de sensibilizar a la gente. Que tenga una experiencia vivencial. Que cambie y sea pro activo. Que haga algo cuando vea que hay injusticia”.

Fanny Zajontz, directora del CEM llamó a Eduardo Feldman, “un ser humano curioso, y su razón de ser es aprender de cada lugar, de cada momento y de cada persona. Fotógrafo nato de profesión, siempre le interesaron los exteriores, nada le podía encantar más que salir de la ciudad y encontrarse con una montaña, o un río, o una nube baja al amanecer”.

Desde 2010, Feldman creó el concepto de Fotopaseos dentro de Facebook, empresa dedicada al turismo fotográfico que tiene como prioridad encontrar las mejores fotografías dentro de cualquier viaje. Esta comunidad ha tenido un alcance excepcional y al día de hoy tiene más de 220,000 personas relacionadas en más de 50 países poniendo el nombre de México y sus fotógrafos muy en alto.

Eduardo Feldman dio una palabras durante la apertura de su muestra sobre su experiencia personal y la idea del proyecto.

“No fue fácil salir a la calle a hacer las fotos. El tipo de fotografía a la que me dedico son paisajes, un poco de fotografía de calle. Nunca había estado en una zona de desastre.

“De entrada la zona afectada tenía para mí mucha energía. Mi oficina se encuentra en la zona. Fue complicado acercase con la cámara en una zona que estoy acostumbrado a caminar todos los día. Ese día había desastres, soldados, personas con cascos.

“En segunda porque no sabía en un principio con que me iba a encontrar, todavía no se veía mucho en Facebook. Lo que sí pasó es que vi gente excepcional. Antes de todos lo que tenía enfrente vi a todos los voluntarios. Lo que yo escuchaba era ¿Qué hago más? ¿A dónde ayudo?

“Estuve ayudando con CADENA y varios lugares más. No puedo negar que me moría por salir a tomar fotos. Al principio sentí culpa pensando que podía estar ayudando, pero mdi cuenta de la importancia que tenía documentar lo que estaba pasando.

“Decidí que sí era mi responsabilidad salir a fotografiar. No quería registrar tragedia, sino a la fuerza de la sociedad mexicana que salió a ayudar por su propia voluntad. En esta época digital todo llega muy rápido, al mismo tiempo se va rápido por eso hice el esfuerzo de hacer algo físico.

“Y quería ligarlo con la Sala Justos entre las Naciones, que termina justo adonde comienza mi exposición. Los Justos entre las Naciones fueron personas que arriesgaron sus vidas durante el Holocausto salvando a judíos. Es lo mismo lo que paso en la Del Valle, Condesa, Roma y Tlalpan. Subirse a una montaña de escombros es muy peligroso, pero la gente lo hizo y ayudó.

“Me gustó mucho la unión que hay para enaltecer a “Los Héroes sin Nombre” junto a los” Justos entre las Naciones”.

 

De la misma manera, la obra “Nunca Jamás” del escultor Enrique Shor fue presentada en el CEM.

La vida del polifacético maestro Enrique Shor ha estado rodeada de un ambiente artístico y al mismo tiempo de un incansable trabajo comunitario. El maestro Enrique Shor ha expuesto su incomparable obra en 10 exposiciones individuales y 35 grupales, además podemos admirar su talento artístico en 5 Sinagogas y diversas instituciones de la Comunidad, incluyendo a partir del día de hoy el Centro de Estudios Multisensorial dentro de la Comunidad Sefaradí.

Para descubrir la escultura de Shor tomó la palabra Carlos Sandoval, Integrante de la Mesa de Gobierno de la Comunidad Sefaradí: “La idea de la creación de  este centro comienza hace seis años. Poco a poco pudimos ver los donadores que se hacía real. A dos años y medio de la inauguración tenemos visitas diarias de colegios de la red y no de la red. Lo más importante que las personas que han trabajado lograron que estas visitas se hagan reales”

Enrique Shor tomó la palabra: “Esta pieza fue hecha sin la intención de que estuviera exhibida en ningún lado. Me inspiré en esta obra con una poesía, y hay una frase que se refiere a las chimeneas de los campos de concentración, algo que me inspiró. Cuando Carlos la vio me dijo la quería para este centro. Para mí es un gran honor que se encuentre aquí.

“Yo pensaba que a mí edad ya no podría exhibir algo más, por eso es un gran honor para mí. No sabía que nombre ponerle a esta pieza. Decidí hacerlo con el nombre de ‘Nunca Jamás’ un libro escrito por Dunia Wasserstrom, sobreviviente del Holocausto que llegó a México”.

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Send this to friend