Inicio » Opinión » Análisis » ¿El plan de paz de Estados Unidos para Oriente Medio?

¿El plan de paz de Estados Unidos para Oriente Medio?

Enlace Judío México.- ¿Quién dijo que los palestinos no respetan a Arabia Saudita y al resto de los países árabes? Los respetan.

BASSAM TAWIIL

Los palestinos tienen respeto por el dinero de sus hermanos árabes. El respeto que les falta es a los jefes de los estados árabes, y a los regímenes y familias reales de allí.

Es importante tener esto en cuenta a la luz de la creciente discusión sobre los esfuerzos de Arabia Saudita para ayudar a la administración Trump a comercializar un plan de paz integral para Medio Oriente, cuyos detalles siguen intrigantemente misteriosos.

La semana pasada, los saudíes convocaron inesperadamente al presidente de la Autoridad Palestina (AP) Mahmoud Abbas a Riad para conversar sobre la “solución definitiva” de Trump para el conflicto árabe-israelí, según los informes promovido por Jared Kushner.

Según informes no confirmados, los sauditas presionaron a Abbas para que respalde el “plan de paz” de la Administración Trump. Según los informes, a Abbas le dijeron que no tenía más remedio que aceptar el plan o renunciar. En esta etapa, no está claro cómo respondió Abbas al “ultimátum” saudí.

Si es verdad, el “ultimátum” saudí a Abbas es equivalente a pedirle que firme su sentencia de muerte. Abbas no puede permitirse ser visto por su gente como una colusión con un “plan de paz” estadounidense que no cumple completamente con sus demandas. Abbas ha dejado claro en repetidas ocasiones que no aceptará nada menos que un estado palestino soberano en todas las tierras anteriores a 1967, incluida Jerusalem oriental. También ha enfatizado que los palestinos nunca renunciarán al “derecho de retorno” de millones de “refugiados” a sus antiguas casas dentro de Israel. Además, Abbas ha aclarado que los palestinos no aceptarán la presencia de ningún israelí en su futuro estado palestino.

Abbas ha hecho bien su trabajo sucio. Él sabe que no puede regresar a su pueblo con nada menos de lo que les prometió. Él sabe que su pueblo se ha radicalizado hasta el punto de no aceptar concesiones o compromisos con Israel.

¿Y quién es responsable de esta radicalización? Abbas y otros líderes palestinos, que continúan interminablemente diciendo a su pueblo a través de los medios, el discursos y las mezquitas que cualquier concesión a Israel constituye una traición, pura y simple.

Sería ingenuo pensar que Arabia Saudita o cualquier otro país árabe podría obligar a cualquier líder palestino a aceptar un “plan de paz” que requiera que los palestinos hagan concesiones a Israel. Abbas puede tener mucho respeto por el joven y ambicioso príncipe heredero de Arabia Saudita, Mohammed bin Salman. Este respeto, sin embargo, ciertamente se detiene al borde del suicidio político, y del riesgo personal extremo, desde el punto de vista de Abbas.

Abbas ahora está atrapado entre dos opciones, ambas desastrosas: por un lado, necesita el respaldo político de sus hermanos árabes. Esto es lo máximo que puede esperar de los países árabes, la mayoría de los cuales no les dan ni un centavo a los palestinos. Vale la pena señalar que, en general, los países árabes descartaron a los palestinos después de que la OLP y Yasser Arafat apoyaran abiertamente la invasión de Kuwait por Saddam Hussein en 1990. Kuwait fue uno de varios países del Golfo que solía proporcionarles a los palestinos miles de millones de dólares. año. No más.

Desde entonces, los palestinos han dependido casi por completo de la ayuda financiera estadounidense y europea. Es seguro asumir, entonces, que EE.UU. y la UE tienen más influencia con los palestinos que la mayoría de los países árabes.

Sin embargo, ningún estadounidense o europeo en la faz de la Tierra podría obligar a un líder palestino a firmar un tratado de paz con Israel que sería rechazado por una abrumadora mayoría de su pueblo.

La “solución definitiva” de Trump puede dar como resultado que algunos países árabes firmen tratados de paz con Israel. Estos países de todos modos no tienen un conflicto real con Israel. ¿Por qué no debería haber paz entre Israel y Kuwait? ¿Por qué no debería haber paz entre Israel y Omán? ¿Alguno de los países árabes tiene una disputa territorial con Israel? El único “problema” que tienen los países árabes con Israel es el que concierne a los palestinos.

Por ahora, parece que la gran mayoría de los regímenes árabes ya no se preocupan por los palestinos y sus líderes. Los palestinos desprecian a los líderes árabes tanto como se desprecian mutuamente. Es un sentimiento mutuo. Los palestinos desprecian particularmente a cualquier líder árabe que esté alineado con EE.UU. No consideran que Estados Unidos sea un intermediario honesto en el conflicto árabe-israelí. Los palestinos, de hecho, ven a EE.UU. Como “decantado” a favor de Israel, independientemente de si el hombre sentado en el Despacho Oval es demócrata o republicano.

El príncipe heredero saudí es visto por los palestinos como un aliado de Estados Unidos. Sus estrechas relaciones con Jared Kushner son vistas con sospecha no solo por los palestinos, sino por muchos otros árabes también. Analistas políticos palestinos como Faisal Abu Khadra creen que los líderes palestinos deberían prepararse para enfrentar el “misterioso” plan de paz de Trump. Son escépticos de que el plan satisfaga las demandas de los palestinos.

Los palestinos parecen estar unidos al rechazar el esfuerzo de la Administración Trump por “imponerles” una solución. Están convencidos de que los estadounidenses, con la ayuda de Arabia Saudita y algunos países árabes, están trabajando para “liquidar” la causa palestina. Abbas y sus rivales en Hamás ahora se encuentran temiendo el “plan de paz” de la administración estadounidense.

Como lemmings atraídos hacia el mar, los palestinos parecen estar marchando hacia otro escenario donde “nunca pierden la oportunidad de perder una oportunidad”. La pregunta sigue siendo: ¿cómo responderán los saudíes y el resto de la comunidad internacional al continuo rechazo e intransigencia palestinos?

*Bassam Tawil, musulmán, residente en Oriente Medio.

Fuente: Gatestone Institute –  Traducción: Silvia Schnessel – Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudíoMéxico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Send this to friend