Inicio » Opinión » Entrevistas y Reportajes » ¿La educación consciente parte de estar en contacto con nuestra espiritualidad? Una perspectiva integral y revolucionaria

¿La educación consciente parte de estar en contacto con nuestra espiritualidad? Una perspectiva integral y revolucionaria

Enlace Judío México.- El pasado 11 de noviembre estuvo en México la Dra. Shefali Tsabary, psicóloga clínica nacida en India.

AMSEL CHICUREL PARA ENLACE JUDÍO MÉXICO

Tsabary estudió en Estados Unidos en el Insitute of Integrated Sciences y tiene un doctorado en Psicología Clínica de la Universidad de Columbia en Nueva York.

Su perspectiva es integral y revolucionaria, sus enseñanzas son una combinación del Mindfulness del Oriente con la psicología del Occidente, en ellas integra sabiduría de ambas tradiciones.

La filosofía de la Dra. Shefali definitivamente es una contribución a la humanidad, es una propuesta que viene a revolucionar la educación.

Nos hace una invitación a renovarnos, el trabajo está en uno mismo y la responsabilidad de hacer este cambio también es una invitación hacia la libertad y la autenticidad, una invitación hacia el Ser y a trabajar nuestros problemas de adentro hacia afuera, empezando siempre con nosotros mismos, con aceptación, empatía y compasión, tal y como lo dice la Torá en el judaísmo: “Ama a tu prójimo como a ti mismo”, pues la clave está en iniciar en el Ser para poder así amarnos y por ende amar a los demás.

Su perspectiva de la libertad es increíble, nos habla de cómo seguimos un guion cultural, viviendo así un patrón en lugar de una vida, ella nos invita a vivir la vida, desde nuestra piel y con calidad, goce y disfrute del momento presente. Solo así, siendo presentes en nuestra propia vida, lograremos enfrentar los retos de la vida cotidiana al criar a nuestros hijos en libertad, dejando de escuchar los ecos del pasado y encontrando nuestra propia voz conectando con la sabiduría interna y por ende con nuestra espiritualidad. Es a través de la transformación y aceptación de nosotros mismos que creamos espacio dentro de nosotros mismos para el Ser y por ende surge la autenticidad del niño.

Ahora podemos tomar conciencia y reconocer cómo los miedos, las expectativas, las creencias limitantes, los mitos y el ego del adulto, construido por una serie de identificaciones con el Tener y el Hacer impactan en el desarrollo del niño, nos invita a reflexionar qué es lo que queremos para nuestros hijos, una copia de nosotros mismos, unos niños “producidos” por nosotros o que desarrollen su propio potencial, su propio Ser, por lo tanto, ella plantea que no es al niño al que hay que componer, ellos no son menos en poder emocional y espiritual, son poderosos y saben quiénes son, son lo más cercano a la fuente divina, así que en lugar de “componerlos” hay que aprender de ellos.

La doctora Shefali nos invita a dejar de “amar” a nuestros hijos desde pertenencia, control y autoridad, pues de esta manera ellos aprenderán a “amar” en posesión, control y dependencia, en lugar de en “aceptación”, ella concibe nuestra relación con los hijos desde una perspectiva realmente amorosa y respetuosa, donde la relación con ellos es un acuerdo espiritual de evolucionar ambos juntos, una alianza natural, no un asunto de poder, control o jerarquías.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Send this to friend