Inicio » Opinión » Entrevistas y Reportajes » En exclusiva, Iván San Martín Córdoba habla sobre la arquitectura de las sinagogas en México

En exclusiva, Iván San Martín Córdoba habla sobre la arquitectura de las sinagogas en México

Enlace Judío México – El arquitecto mexicano Iván San Martín Córdoba recibió el Premio Francisco de la Maza en el Área de Conservación del Patrimonio Arquitectónico y Urbanístico por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) por su investigación sobre arquitectura religiosa en México, Enlace Judío habló con él sobre su experiencia al adentrarse en la historia de las sinagogas en México.

Enlace Judío: ¿Por qué investigaste las sinagogas?
Iván San Martín Córdoba: La investigación se hizo sobre toda la producción arquitectónica de templos. Hay zonas en México que son mayoritariamente católicas, llegando al noventa y ocho por ciento, mientras que otras solamente son el sesenta y nueve por ciento, como Chiapas. Es un país plural en el que hay muchas expresiones arquitectónicas de expresiones religiosas, y la judía tenía que estar incluida.
EJ: ¿Cuál es el enfoque de la investigación?
ISM: La investigación llevó como título Estructura, abstracción y sacralidad. La arquitectura religiosa del Movimiento Moderno en la Ciudad de México está específicamente abocada a la capital. Son templos que fueron construidos a partir de 1930, que es un momento histórico, ya que acaba de terminar la Guerra Cristera; se ve la relación del estado con las iglesias, algo que gradualmente comienza a mejorar. Y abarca hasta los años 1970/1980, que es cuando acaba de abocarse a esa producción de iglesias muy plural. El enfoque es muy plural, ya que refleja esta riqueza de religiones que hay en México. No necesariamente de autores famosos de México, sino de autores desconocidos”.
EJ: ¿Por qué el interés como patrimonio histórico?
ISM: Sin duda, las sinagogas para todo México, así como la comunidad judía, tienen un significado histórico muy importante. Si uno analiza la producción de sinagogas y templos, cómo fueron construyéndose, al principio eran espacios casi adaptados, poco a poco fueron generando sus propios edificios. Uno va viendo que paulatinamente van cambiando los estilos. Las primeras sinagogas eran mucho más sencillas, más discretas inclusive. A lo largo del tiempo se ha ido consolidando la comunidad en México y ha logrado hacer templos ya muy grandes y espaciosos. Inclusive el arte reflejado en ellas ya es de una mayor riqueza. Vemos vitrales, elementos ornamentales. No sólo es el valor histórico que representa para la comunidad, sino su valor como patrimonio artístico.
EJ: ¿Por qué hacer un proyecto multi religioso?
ISM: Está el libro publicado y la investigación se generó en la UNAM, una institución que es de todos los mexicanos, laica, plural, compuesta por clases sociales diversas. Desde la facultad de arquitectura no podía haber sido más que un proyecto incluyente. En ese sentido la investigación tiene que reflejar una posición objetiva de todo el panorama religioso del país.
EJ: ¿Cuáles son las sinagogas incluidas en la investigación?
ISM: En términos arquitectónicos hay una pluralidad de estilos. En este libro en particular sólo se incluyeron sinagogas “modernas” Obras que ya tenían una estructura, tal vez de concreto armado, estructuras metálicas innovadoras, materiales contemporáneos que más o menos van de los años 30s a los 70s. Si uno analiza cómo la comunidad judía ha ido cambiando su residencia en la CDMX, uno puede identificar que primero fue en el centro, después en la Colonia Roma Norte y Roma Sur, Colonia Álamos, Polanco y posteriormente el Poniente de la ciudad. Hay un vínculo no nada más simbólico sino también físico entre el lugar donde vive la comunidad judía y el lugar en el que se edifica la sinagoga. En este punto es increíble el trabajo que ha hecho Mónica Unikel en salvaguardar la Sinagoga Nidje Israel y la que está a un lado.
EJ: ¿Cómo han cambiado las sinagogas a través de los años (desde el punto de vista arquitectónico)?
ISM: Yo diría que básicamente en la estructura arquitectónica. A lo largo del tiempo hay estructuras más audaces y algunas con estructuras colgantes. Aquí es donde hay un cambio paulatino de las sinagogas. El otro aspecto en el que han ido cambiando es la cuestión ornamental. Las primeras sinagogas tenían ornamentos más figurativos, si bien respetando la prescripción de no representar figuras humanas, eran más adornadas. Sobre todo recordando a las sinagogas de origen. Se acordaban de cómo eran las sinagogas en sus pueblos. Al paso del tiempo el ornamento se va haciendo más geométrico, en ocasiones abstracto. Otro cambio que podemos ver es la visibilidad urbana. En este caso la disposición en el espacio, la bancan, la bima o el Aron Hakodesh.
EJ: ¿Cuáles han sido los esfuerzos para preservar el patrimonio arquitectónico de las sinagogas?
ISM: Antes de 1991 era por carácter jurídico, el estado era el propietario de los bienes religiosos, las iglesias eran simplemente depositarias del bien. Esto generaba una situación de desigualdad porque tenían que mantenerlas, pero la federación era la dueña del predio.
ISM: La comunidad judía en general ha cuidado bien sus espacios. El problema ha sido el tema de la ubicación, porque la comunidad, repito, se ha movido de lugar en el que viven. Las sinagogas antiguas representan un vínculo con sus padres o abuelos.
EJ: ¿Qué aprendiste sobre judaísmo al conocer las sinagogas?
ISM: Aprendí mucho y gracias a muchos queridos amigos de la propia comunidad. A la abundante literatura en la que traté de nutrirme acerca del uso de los espacios dentro de las sinagogas. Los diferentes usos dependiendo del tipo de rito que lleven en la sinagoga, ortodoxo o conservador. El lugar en le que se deben de guardar los Rollos de la Torá. El lugar de la mujer dentro de la sinagoga a la hora del rezo, los casamientos, cuáles son las diferentes prescripciones por edad y género.
EJ: ¿Has investigado sinagogas en otras partes del mundo?
ISM: La investigación que da pie al libro se centró en la CDMX. He conocido otras sinagogas en Guadalajara, Monterrey y otras ciudades de la República Mexicana. Sin embargo siendo una persona externa a la comunidad, cuesta trabajo poder entrar a las diferentes sinagogas
EJ: ¿Algo más que nos quieras agregar?
ISM: Me gustaría invitar a los jóvenes que se acerquen. Si bien el cumplir con sus preceptos religiosos y vincularse a la comunidad, también es importante que logres darle valor a los sitios históricos de su pueblo. Considero que las sinagogas antiguas es el lugar para encontrarle sentido al origen de su comunidad y valorar la vida de respeto, el pluralismo, armonía social que hoy se vive en el país de acogida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Send this to friend