Inicio » Videos » El pasado judío de Monterrey

El pasado judío de Monterrey

Huyendo de la Santa Inquisición, miles de sefarditas judíos radicados en España durante varias generaciones, expulsados en 1492 por los Reyes Católicos—llegaron a la Nueva España a partir de los años veintes del siglo XVI, una vez consumada la conquista y consolidada la colonia.

Ellos eran españoles y para no ser descubiertos habían castellanizado sus apellidos, tomando los nombres de sus oficios, o del lugar de donde provenían.

1519 – Llegan los primeros judíos a México acompañando a Hernán Cortés.

1571 – Noviembre 4, Se establece la Inquisición en Ciudad de México, hasta 1591, la calma fue relativa y no se presentaron hechos importantes sobre procesos contra cristianos nuevos. El 28 de Febrero de 1574 y el 3 de marzo de 1575 se ejecutaron unos autos de fe, pero no se procesó a ningún judaizante.

El primer fundador de la ciudad de Monterrey fue:

Alberto del Canto (1547 – 1611) fue un militar luso español de origen judio-sefardita, que durante la conquista de América exploró la zona noreste de México. Fundó iudades importantes como Saltillo, del cual fue el primer alcalde (1575) y Monterrey.

Fue encarcelado por la Inquisición acusado de judaizante, pero escapó y vivió entre los nativos hasta que se retiraron los cargos.

El segundo fundador de Monterrey en 1583 fue:

Luis Carvajal y de la Cueva. Este segundo esfuerzo por fundar la ciudad fracaso paulatinamente cuando la Santa Inquisición aprehende a Carvajal y poco a poco los vecinos comienzan a emigrar a la Villa del Saltillo y otros pueblos más protegidos de los ataques indígenas.

El tercer fundador de la ciudad de Monterrey un 20 de septiembre de 1596 fue:

Don Diego de Montemayor. La ciudad nació bajo el nombre de Ciudad Metropolitana de Nuestra Señora de Monterrey. La ciudad se pudo haber instituido de acuerdo a las costumbres de los colonizadores como “Villa de Monterrey o simplemente Ciudad de Monterrey, por lo que llama la atención la gran visión de Don Diego de Montemayor al poner en el acta de fundación la palabra Metropolitana, nominación no muy común para la época.

La historia de la ciudad de Monterrey y su estado, Nuevo León , están estrechamente ligadas. Cuando se fundó el Nuevo Reino de León , éste se limitaba a Monterrey , Monclova , Cerralvo y Saltillo y las familias fundadoras formaban un grupo de una treintena de personas en cada localidad. Poco a poco, Nuevo León se fue poblando con las familias de pastores trashumantes que combatieron y desplazaron a los grupos indígenas nativos de la región y más tarde defendieron la que ya habían hecho tierra propia.

El Caso Carbajal

1579 es la fecha del primer proceso oficial y de impacto contra grupo alguno de judaizantes. El rey Felipe II había encomendado a Luis Carbajal y la Cueva la extensa región de Nueva León, con la misión de restablecer el orden en sus confines y atrajera a los indios rebeldes “a la paz y a la cristiandad”. Carbajal, según las fuentes, era un católico practicante, pero su entorno y su familia (en especial su sobrino, que estaba destinado a sucederle) eran los judaizantes más activos a los que juzgó el Santo Oficio durante toda la época colonial. El auto de fe del 8 de diciembre de 1596 ejecutó a la hoguera a Luis de Carvajal el Mozo, junto con ocho de sus familiares y amigos.

Los años siguientes mostraron un aumento de actividad de este tribunal. En el auto de fe celebrado el 25 de marzo de 1601 fueron quemados 135 procesados, entre ellos 46 judaizantes.

En 1659 se celebró un nuevo auto de fe, pero esta vez los reos nada tenían que ver con cristianos nuevos, sino que eran cuatro penitentes que ya habían sido reconciliados en 1649. Dos de ellos de 65 y 80 años respectivamente, perecieron en la hoguera. Desde ese año hay algunos procesos por criptojudaísmo, pero muy pocas veces se sustentó la acusación con pruebas reales. Una de estas inculpaciones insostenibles fue la que cayó sobre Miguel Hidalgo Castilla, el famoso “Cura Hidalgo”, prócer de la independencia mexicana.

1606 – Es recibido en México el perdón general concedido tanto por el Rey de España como por el Papa para que sean puestos en libertad todos los israelitas descendientes de portugueses presos en las cárceles de la Inquisición.

Pero la obsesión por la pureza de sangre no había desaparecido, y el tribunal de la Inquisición se empeñaba en rastrillar las memorias de las familias para identificar algún judaizante; como ejemplo tenemos el proceso contra Juan de Loyola y Hora, pariente nada menos que del fundador de la Orden Jesuita (S. Ignacio de Loyola), que fue condenado por judaizante en 1745 y murió durante el juicio. El tribunal tuvo que declararlo inocente y organizar una procesión especial para exonerar su memoria cuatro años más tarde.

1860 – Diciembre 4, Benito Juárez decreta la Libertad de Cultos.
https://www.porisrael.org/secciones/ar…

2 Comments

  1. Jose Garcia dice:

    Gracias por publicar que existimos somos parte del pueblo de Israel
    y Hashem nos ha bendicido somos la ciudad mas rica de todo Mexico y America Latina las bendiciones de Abraham nos han alcanzado gracias a Adonai, que no olvida a ninguno de sus hijos y no se ha olvidado de nosotros regiomontanos un dia regresaremos a Israel y espero que IDF tenga un dia una unidad de combate que se llame Monterrey integrada por regios.

  2. Jose Garcia dice:

    https://www.youtube.com/watch?v=AOromRRPVyc&t=148s
    Centro Carbajal Sefarad Monterrey
    Es indiscutible nuestra raiz historica sefardita
    Monterrey fue establecido para salvar a familias judias a diferencia de otros sitios aqui los conquistadores llegaron con mujeres judias sefarditas todo el plan de Carvajal era encontrar un sitio para sobrevivir y practicar el judaismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Send this to friend