Inicio » Opinión » Análisis » Se han cosechado uvas enormes en Israel: ¿símbolo bíblico de una vuelta a la esperanza?

Se han cosechado uvas enormes en Israel: ¿símbolo bíblico de una vuelta a la esperanza?

BENY SAJAR PARA AGENCIA DE NOTICIAS ENLACE JUDÍO

druif2

Una nota de un sitio español reporta que esta temporada en Israel ha traído una cosecha de uva de calibre inusualmente grande. Los productores locales nunca habían cosechado nada de este tamaño antes.

Treinta y ocho productores de uva del Valle del Jordán, usuarios del mismo almacén, han comentado todos acerca de este calibre único. Dijeron: “Puede que sea resultado del clima, pero habría que investigar más a fondo para poder especular”.

¿Recuerdan en qué otra parte hemos escuchado acerca de uvas gigantes?

uvas

¡Exactamente! En la Perashá Shlaj Lejá.

Y llegaron hasta el valle de Eshcol y de allí cortaron un sarmiento con un racimo de uvas, y les ensartaron sobre la bandera entre dos; tomaron también de las granadas y de los higos. “(Números 13:23)

En más estilizado:

israel-tourism

El logotipo del Ministerio de Turismo de Israel es una representación pálida de una imagen poderosa: los espías bíblicos llevan un poste con un racimo de uvas pesada de la Tierra de Israel, que simboliza su maravillosa fertilidad.

Imaginen esas uvas gigantes, que brillan en el sol del desierto como globos llenos de jugo dulce, realizados en un poste frente a la comunidad atemorizada, y cómo cada uva tamaño de una sandía podía alimentar a una familia entera. Pero lo que hace la imagen tan poderosa es que aparece cuando los israelitas oyen la evaluación alarmante de la situación en la Tierra de Israel.

Quizás estas uvas enormes de la nueva cosecha israelí nos traen una lección.

La lección consiste en cómo podemos superar la tendencia humana hacia la desesperanza, el conflicto y el miedo. A pesar de la desesperación, Caleb y Josué (quienes hablaron de la fertilidad de Israel) tuvieron un gran impacto, porque lo que hubo antes de ellos era una pérdida de esperanza. Ellos ofrecen su opinión, sólo después de que los otros diez espías han ofrecido la de ellos y el pueblo ha declarado: ‘Nombremos un nuevo líder y volvemos a Egipto “En ese momento, y no antes, Caleb y Josué comienzan a alabar la tierra.

El relato bíblico nos instruye que la desesperación puede ser un terreno fértil para la esperanza. En el mundo actual mucha información que nos permite sentir desesperación Es difícil imaginar que las cosas vayan mejor. Sin duda, la economía no puede recuperarse. Seguramente los dictadores no pueden ser derrocados. Seguramente los políticos cuidarán por siempre sus propios intereses. Sin embargo, sea cual sea la lucha, estamos obligados a hacer el cambio mental que hicieron nuestros antepasados.

Luchar con esperanza. No volver atrás, a la esclavitud de la comodidad.

Por cierto, cuando los israelitas finalmente entraron a Canaán encontraron una tierra que mana leche y miel… y ningún rastro de los gigantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *