Inicio » Noticias » Israel » 3 israelíes son acusados de contrabando para reconstrucción de túneles en Gaza

3 israelíes son acusados de contrabando para reconstrucción de túneles en Gaza

2873019722

ESTI PELED PARA AGENCIA DE NOTICIAS ENLACE JUDÍO MÉXICO – Tres israelíes fueron detenidos hace un mes bajo sospecha de contrabando de mercancías ilegales en Gaza, incluyendo metal y equipo aparentemente destinado a la construcción de túneles, entrenamiento y fabricación de armas. Los detalles de la detención de los tres israelíes se publicaron hoy lunes.

Por Shirley Siedler y Gili Cohen

La Policía de Israel, junto con el Shin Bet y la Autoridad Tributaria de Israel investigaron la red de contrabando durante las últimas tres semanas, culminando en las acusaciones de este lunes. Fuentes policiales señalaron la importancia de tales cargos contra israelíes. Los sospechosos son acusados de financiar a un grupo terrorista, comunicación con el enemigo, lavado de dinero y evasión de impuestos por un total de millones de shekels.

Según las sospechas, los tres israelíes forman parte de una red que traficaba mercancías ilegales para la Franja de Gaza en beneficio de las diversas organizaciones terroristas, incluyendo grandes cantidades de metal y tubos metálicos para la reconstrucción de túneles subterráneos que fueron destruidas durante la Operación Margen Protector del verano pasado, así como ascensores de túneles para transporte de víctimas de secuestro.

El Shin Bet declaró que este “carril de contrabando de Israel a Hamas” es una “máquina bien engrasada operada por Hamas para la compra de herramientas y materiales que han ayudado en el fortalecimiento de sus capacidades militares en Gaza.” El Shin Bet agregó que los materiales, ocultados dentro de la ayuda humanitaria, fueron transferidos directamente a los campos de entrenamiento de Hamas. Los materiales fueron hallados durante una inspección en el cruce de Kerem Shalom.

Dos de los sospechosos israelíes, propietarios de un negocio de metal en el centro de Israel transfirieron camiones cargados de hierro a un tercer contacto de nombre Micha Peretz, un residente de Mivtachim, cerca de la frontera entre Israel y Gaza. Peretz se encargaba de supervisar la mercancía y trasladarla a Gaza mediante Naji Zoarub Mashadeh, un hombre de negocios residente de Khan Younis vinculado con Hamas.

Las sospechas surgieron en enero de 2014, cuando uno de los camiones de mercancías fue rechazado en el cruce de Kerem Shalom por el Ministerio de Defensa. Los tres sospechosos fueron informados que los materiales caían en manos de Hamas y eran utilizados para la construcción de túneles. Aparentemente, los sospechosos continuaron transfiriendo materiales aún después de ser informados de su uso.

Tras la advertencia del Ministerio de Defensa, el contacto de los sospechosos en Gaza fue introducido en la lista negra, y se le prohibió la transferencia de materiales a la Franja. Los dos sospechosos del centro de Israel crearon una empresa pantalla a través de la cual recibieron fondos transferidos desde Gaza, lavados a través de bancos de Cisjordania. Esto puso en marcha una investigación encubierta que se hizo pública hace unas semanas. Agentes de la policía israelí investigaron a decenas de sospechosos involucrados en la conspiración, incluyendo a conductores de camiones que trasladaron los materiales, pese a que según los hallazgos, no tenían conocimiento de los crímenes que se cometían. Los sospechosos adicionales en Gaza también fueron arrestados y están siendo procesados.

El residente de un poblado en la frontera con Gaza tiene antecedentes de delitos fiscales, y en el pasado ha estado involucrado en la transferencia de materiales legales a Gaza con la aprobación del Ministerio de Defensa.

Según fuentes policiales, los sospechosos admitieron durante el interrogatorio que conocían el destino y propósito de los materiales y que la transferencia de estos bienes era ilegal. La policía afirma que los tres sospechosos hicieron millones de shekels, ya que la cantidad de fondos blanqueados suma cinco millones de shekels, y los bienes transferidos tienen un valor de tres millones de shekels. El Shin Bet estima que Hamas gastó más de 30 millones de dólares en estos materiales, y pagó a los traficantes israelíes más de 1.5 millones de shekels (equivalentes a 375.000 de dólares) mensuales.

El Ministerio de Defensa respondió a los hechos, señalando que “los funcionarios de defensa de la Autoridad Fronteriza en el cruce de Kerem Shalom ayudaron a frustrar los intentos de contrabando, junto con el Shin Bet y la Policía de Israel, y su esfuerzo conjunto llevó a los arrestos. Durante mucho tiempo, la Autoridad Fronteriza advirtió contra la amenaza del contrabando”.

La respuesta del Ministerio de Defensa no incluye información sobre cómo los contrabandistas lograron trasladar grandes cantidades de materiales prohibidos Gaza, ni qué precauciones se tomarán para evitar futuros fraudes. El Shin Bet, por su parte, declaró que las autoridades, reforzarán la supervisión sobre los materiales transferidos a Gaza, y los que infringen la ley se enfrentarán a cargos penales.

El sospechoso israelí de la zona de fronteriza con Gaza es un hombre casado con tres hijos, uno de ellos sirve actualmente como soldado de combate en el ejército israelí. Al parecer, ellos no tenían conocimiento de la operación de contrabando, y fueron sorprendidos por la noticia. Los residentes del poblado afirmaron que el sospechoso actuó por su cuenta. Un residente puntualizó: “todos servimos en el ejército israelí, hay muchos oficiales del ejército, entre nosotros, y acogimos a muchos soldados durante la Operación Margen Protector. Estamos asombrados por este escándalo.”

Traducido desde Haaretz por Agencia de Noticias Enlace Judío México

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *