avatar_default

El 26 de enero, en el Museo Tamayo, se realizó  la primera ceremonia de Recuerdo a las Víctimas del Holocausto en México, auspiciada por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos.

AGENCIA DE NOTICIAS ENLACE JUDÍO MÉXICO- A ésta participó el Embajador de Israel en México, Jonathan Peled; el Representante Adjunto de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para Derechos Humanos, Jesús Peña Palacios, y Eva Lijtszain, Presidenta de Yad Vashem México. Asimismo, la Senadora Angélica de la Peña Gómez, Presidenta de la Comisión de Derechos Humanos en el Senado de la República; Mónica Villela Grayley, Directora Interina del Centro de Información de Naciones Unidas para México, Cuba y República Dominicana en México (CINU); Gabriel Saba, Presidente de Tribuna Israelita, A.C.; Clara Jusidman Rapoport, integrante de la Comunidad Judía.

En su discurso , el Embajador de Israel en México, Jonathan Peled, dijo : “En el año 2005,  a sesenta años de la Segunda Guerra Mundial, la ONU decidió declarar el día 27 de Enero, que es el aniversario de la liberación del campo de exterminio Auschwitz-Birkenau, como la fecha anual para conmemorar el Día Internacional del Holocausto.

En el mundo entero, y aquí en México,  se realizarán hoy y mañana diversas actividades institucionales bajo el lema de la dignidad humana.

El día de mañana tendremos el privilegio de hospedar en la embajada de Israel en EE.UU. al presidente Obama, que va a presidir el acto del Día del Holocausto en Washington D.C.

El propósito principal de las actividades  del Día Internacional del Holocausto no solo es para recordar este trágico suceso, sino para examinar profundamente el presente y mirar claramente al futuro. Examinar el presente significa no quedarnos callados y tomar acción frente a la terrible violencia que está sucediendo en el mundo. En particular hoy en día en Siria y en otras partes del Medio Oriente.

El mundo debe volcar su ayuda a las víctimas y a los millones de refugiados que resultan de estos conflictos. Mirar al futuro significa asegurar, cuidar y educar para la tolerancia entre los seres humanos. Implica aprender de la memoria y transmitir un mensaje claro de esperanza.

Albert Einstein dijo que “la vida es muy peligrosa, no por las personas que hacen el mal, sino por las que se sientan a ver lo que pasa”. Lo que el Holocausto nos enseñó es la vergüenza del que mató y la vergüenza del que calló.

Hoy debemos luchar contra el antisemitismo que está levantando su cabeza en Europa y en otras partes del mundo. Debemos combatir la discriminación, la incitación y la violencia basadas en la religión.

La Comunidad Judía y la Embajada de Israel en México, forman parte de la conciencia de este país por preservar, guardar y defender la dignidad humana tanto en México como en el mundo entero.

Asimismo,  el Estado de Israel conmemora cada año a la Shoá en otra fecha. Una semana antes del Día de la Independencia. Ello para hacernos recordar la deuda que tenemos con las víctimas del Holocausto por haber superado al mal, por haber construido un Estado Judío: Israel, a pesar de aquella tragedia.

Merecemos un mundo sin racismo, sin xenofobia y por ello es nuestra responsabilidad educar en un entorno de paz y de profundo respeto hacia la dignidad humana.

El Día Internacional del Holocausto es un día de todos y para todos. Es un día para honrar a los 6 millones de judíos y a los sobrevivientes que todavía viven entre nosotros. Este día es una oportunidad para las diferentes ramas de la sociedad de reunirse y de comprometerse a que ¡NUNCA MÁS! 

Presente en la mesa de honor estuvo Abraham Majzner, sobreviviente del funesto campo de Mathausen, anteriormente entrevistado por Enlace Judío. Su semblanza fue leída por su hijo León, y terminó con este gran mensaje: “La vida está llena de momentos felices y tristes, pero quiero decirles que nunca se den por vencidos, siempre luchen por sus ideales, respetando al prójimo y buscando la felicidad, la cual está en nosotros y no en los bienes materiales”.

El Ombudsman nacional, Luis Raúl González Pérez, señaló que el compromiso de la CNDH es hablar por los que no tienen voz y reivindicar los derechos de todas las personas y destacó que “en todo momento y espacio en que se vulnere un derecho humano se habrá de elevar la voz, protestar con energía y reivindicar los derechos”.

González Pérez se pronunció por avanzar en la consolidación de los derechos humanos. Señaló que las tragedias humanas no pueden ni deben asumirse como rutinarias, así como tampoco pueden ni deben ser integradas a la normalidad de lo cotidiano y del olvido.

Recordó que luego del Holocausto se desarrolló el Derecho Internacional de los Derechos Humanos,  un marco de protección en constante progreso que ha generado cambios importantes en todo el mundo, como la reforma constitucional de junio de 2011 en materia de derechos humanos en nuestro país.

A su vez, la Dra Eva Lijtszain, Presidenta de la Asociación Yad Vashem México, subrayó que hace 71 años, cuando el Ejército Rojo ingresó a Auschwitz, el escenario que encontró superaba lo comprensible: “Siete mil prisioneros en inefable estado físico y moral… Comenzaba una serie de preguntas inquietantes: ¿Cómo pudo pasar? ¿ Quién es el responsable? ¿ Cuándo y cómo comenzó? ¿ Se repetirá?

Y especialmente: ¿Quién es responsable de que no vuelva a acontecer?

Lijtszain concluyó diciendo que:

  • Es indispensable aprender a cohabitar respetuosa y pacíficamente
  • Es preciso rechazar toda negación del Holocausto
  • Hay que condenar sin reservas todas manifestaciones de intolerancia religiosa, incitación, acoso o violencia
  • Se deben elaborar programas educativos que inculquen a las generaciones futuras las enseñanzas del Holocausto

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí