Inicio » Destacado » Los detectores de metales permanecerán en el Monte del Templo

Los detectores de metales permanecerán en el Monte del Templo

Enlace Judío México – Tras prolongadas discusiones del gabinete sobre si se deben retirar los detectores de metales de las entradas del Monte del Templo en medio del furor de los fieles musulmanes y el llamado a un ‘día de ira’ el viernes, se decidió autorizar a la policía para tomar la decisión con el fin de “proteger el libre acceso a los lugares sagrados, al tiempo que se mantiene la seguridad y el orden público”.

YAEL FRIEDSON

“Israel está comprometido a preservar el status quo en el Monte del Templo y la libertad de acceso a los lugares sagrados. Israel está obligado a proteger la seguridad de todos los fieles y visitantes en el Monte del Templo,” declaró el gabinete.

La policía israelí decidió esta mañana que los detectores de metal instalados en la entrada del Monte del Templo en Jerusalén en respuesta al ataque terrorista en la zona el viernes pasado no serán removidos.

El Comandante del Distrito de Jerusalén, Yoram Halevi, ordenó el envío de miles de agentes de la policía para vigilar el sitio y restringió el acceso de jóvenes a la Ciudad Vieja y el Monte del Templo en anticipación del “día de ira” que ha sido declarado por los líderes árabes antes de las oraciones del viernes.

El Waqf anunció el miércoles que todas las mezquitas en Jerusalén estarían cerradas el viernes, forzando así a miles de musulmanes de Jerusalén Este a unirse a las protestas.

“El Monte del Templo, como todo lugar sagrado, está abierto y custodiado de acuerdo con el status quo en el sitio. La policía espera que los líderes y funcionarios públicos denuncien las expresiones y los actos de incitación y violencia. También espera que ellos asuman la responsabilidad y actúen para restaurar la calma. No permitiremos que nadie viole el statu quo y dañe la santidad de los lugares sagrados, con acceso a ellos, libertad de culto y religión”, dijo la policía.

En las primeras horas del viernes por la mañana, la policía detuvo un autobús en el área de Latrún que transportaba a árabes israelíes a la mezquita de Al-Aqsa e impidió su acceso a Jerusalén.

La noche del jueves se produjeron más enfrentamientos entre cientos de manifestantes musulmanes y fuerzas de la policía de Israel en la Puerta de los Leones. Los manifestantes arrojaron botellas de agua y piedras a los agentes, quienes respondieron con granadas de aturdimiento.

Alrededor de diez alborotadores sufrieron heridas leves y fueron tratados en la escena. Los manifestantes insisten en permanecer en el sitio y causar estragos hasta que los detectores de metal sean removidos.

Fuente: Ynet / Reproducción autorizada con la mención siguiente: © EnlaceJudíoMéxico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *