avatar_default

Enlace Judío México e Israel.- La respuesta de las FDI a los túneles del comandante de Al Quds, la acumulación en Siria y la ayuda a Hamás han asestado un duro golpe a Irán.

YOCHANAN VISSER

El jefe de personal saliente de las FDI, Gadi Eisenkot, reveló este fin de semana más detalles sobre la guerra de Israel contra Irán e indicó que las fuerzas de seguridad israelíes podrían intentar asesinar a Qassem Soleimani, comandante de la Fuerza Quds del Cuerpo de Guardias Revolucionarios de Irán (IRGC).

En entrevistas con emisoras israelíes y The New York Times, Eisenkot reveló que Israel había llevado a cabo miles de ataques contra el eje iraní en Siria y afirmó que las FDI habían ganado la guerra contra la Fuerza Quds de Soleimani y sus representantes en Siria, Líbano y Gaza.

Eisenkot dijo que Soleimani había cometido un grave error al tratar de construir una coalición de milicias chiítas de 100.000 hombres en Siria sin tener una fuerza aérea y capacidades de inteligencia suficientes.

“Su error fue elegir un patio de recreo donde está relativamente débil”, dijo el jefe saliente de las FDI.

“Tenemos una superioridad de inteligencia completa en esta área. Disfrutamos de la superioridad aérea completa. Tenemos una fuerte disuasión y tenemos la justificación para actuar. La fuerza que enfrentamos en los últimos dos años fue una fuerza determinada, pero no muy impresionante en sus capacidades”, afirmó Eisenkot.

La Fuerza Quds del IRGC es responsable de las operaciones fuera de Irán y ha encontrado a Hezbolá y la organización Hashd al-Shabbi de milicias predominantemente chiítas en Irak que recientemente amenazaron con usar la fuerza contra el ejército estadounidense en el país.

Soleimani usó a Hashd al-Shaabi para llenar el vacío de poder en el norte de Irak después de la derrota del Califato del Estado Islámico y supervisó virtualmente todas las batallas importantes en Siria e Irak durante la guerra contra el ISIS.

El comandante de Quds también fue responsable del establecimiento de la Brigada de Liberación del Golán en Siria, que se ha convertido en parte integral del ejército sirio, y de la reconciliación con la organización terrorista palestina Hamás en Gaza.

Eisenkot también explicó por qué las FDI decidieron no invadir Gaza después de que Hamás y la Yihad Islámica de Irán lanzaron 460 misiles en el sur de Israel a principios de noviembre del año pasado.

El comandante de las FDI le dijo al columnista del New York Times, Bret Stephens, que Israel necesitaba enfocarse en ganar la guerra contra Irán y no contra lo que él llamaba un “enemigo débil”.

“Cuando luchas por muchos años contra un enemigo débil, también te debilita”, dijo Eisenkot sobre la lucha contra Hamás en Gaza. Añadió que las FDI están haciendo “esfuerzos continuos y cinéticos” para degradar las capacidades militares de Hamás y la Yihad Islámica en Gaza.

Eisenkot le dijo a Stephens que, en enero de 2017, el gabinete de seguridad israelí le dio luz verde para hacer lo que fuera necesario contra el aumento de fuerzas armadas iraníes en Siria y el Líbano.

Como resultado de esta decisión, la fuerza aérea israelí (IAF, por sus siglas en inglés) usó más de 2.000 bombas y misiles solo en 2018 para frustrar el plan iraní para obtener un punto de apoyo permanente en Siria y para equipar a Hezbolá con armas más modernas.

Eisenkot afirma que el ejército israelí logró interrumpir el esfuerzo iraní para apoderarse de Siria y confirmó que Irán ahora está tratando de aumentar su influencia en Irak.

Recordó lo que sucedió durante la noche del 10 de mayo de 2018 cuando Soleimani ordenó el lanzamiento de más de 30 misiles contra el norte de Israel después de que la IAF emprendiera una campaña implacable contra el eje iraní en Siria.

Si bien ninguno de los misiles iraníes alcanzó su objetivo, la respuesta de la IAF fue devastadora con una flota de cazas de combate F-15 y F-16 que destruyeron “80 objetivos militares iraníes y del régimen de Assad en Siria”, según Eisenkot.

El asalto masivo, que fue denominado “Operación Ajedrez” por las FDI, hizo que Soleimani retirara sus fuerzas de la región fronteriza con Israel en los Altos del Golán y cambiara su atención a Líbano y Gaza, donde la Fuerza Quds está trabajando en conjunto con Hezbolá, la Yihad Islámica y Hamás para aumentar la presión sobre Israel.

La “Operación Escudo del Norte”, la destrucción de los túneles de ataque de Hezbolá, es otro ejemplo de la estrategia de Eisenkot contra Irán.

Después de que Israel expuso públicamente los esfuerzos de Irán para equipar a Hezbolá con misiles guiados y provocó que el poder iraní desmantelara sus nuevas instalaciones de misiles en el Líbano, las FDI dieron otro golpe devastador al proyecto contra Israel de Soleimani.

Eisenkot esperó casi cuatro años antes de que ordenara la “Operación Escudo del Norte”, que hasta el momento ha resultado en la destrucción de 6 túneles de ataque que Hezbolá planeó usar para invadir el norte de Israel en una guerra futura.

Al iniciar la operación en el momento en que el proxy iraní se acercaba a la finalización del proyecto, Israel dio otro golpe devastador al eje iraní y restauró su disuasión frente a Hezbolá.

En cuanto al frente sur, las FDI, con la ayuda de la Autoridad Palestina, continúan sus “esfuerzos continuos y cinéticos” para degradar las capacidades militares de Hamás.

Israel ahora está bloqueando la transferencia de fondos provistos por Qatar a Hamás, mientras que las FDI continúan operando contra las organizaciones terroristas palestinas respaldadas por Irán en Gaza.

Al mismo tiempo, el líder de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, tomó nuevas medidas con el objetivo de exprimir a Hamás tanto en Gaza como en la llamada ‘Cisjordania’, Judea y Samaria.

La semana pasada, la Autoridad Palestina retiró sus fuerzas del cruce fronterizo de Rafah en Gaza, la única puerta de entrada de Gaza al mundo, y anunció que estaba discutiendo “decisiones muy importantes contra Hamás”.

 

 

Fuente:israelnoticias.com

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí