avatar_default

Enlace Judío México e Israel – De acuerdo al Jerusalem Post Podría haber 200 millones de descendientes de Judíos Españoles en América Latina, y como parte de esta herencia judía, Genie Milgrom ha indagado su origen, y el de muchos otros, y nos comparte su impactante odisea en la búsqueda de su origen judío.

Se realizó en 2017 un estudió de ADN solo con el cromosoma “Y” de los hombres a criptojudíos y sefardíes, que determinó que había hasta 200 millones de descendientes de judíos en América Latina.

Genie Milgrom nació en una familia de la alta sociedad católica romana de origen español en la ciudad de la Habana en Cuba, a los 5 años, su familia se mudó hacia Miami, el año era 1960.

La vida de Genie transcurrió como normalmente pero sintiendo que no pertenecía a ese mundo. Una vez en la universidad tuvo acceso a una clase de Teología y Religiones Comparadas, aprendió más entonces acerca de la filosofía del judaísmo.

Después de su divorcio, ya con 2 hijos, encontró en el judaísmo ese elemento espiritual que no había sentido antes, lo que la llevó a convertirse y con ello perder a su familia y amigos.

Posteriormente Genie conoció a su actual esposo Michael, cuya familia ortodoxa judía era originaria de Rumania y se casaron.

Los abuelos maternos de Genie eran de un pequeño pueblo a orillas del río Duero que separa a España y Portugal llamado Fermoselle. Su abuelo nació allí y la abuela de su abuela era de allí. Eran primos segundos.

“Mi abuela sabía que me había convertido al judaísmo y a menudo me decía lo peligroso que era. ¡Qué peligroso que era que me hubiera convertido! Siempre he pensado que quería decir que era peligroso para mi alma pero me di cuenta hasta años después lo que ella quería decir, lo peligroso que era ser Judío”, recordó.

La abuela de Genie murió y le dejó un par de pistas sobre su origen judío que dio luz y esperanza a la búsqueda de certeza sobre su pasado.

“Mi mamá puso una pequeña caja sobre la mesa y me dijo que mi abuela le pidió que me la entregara en el día de su muerte. En el interior había un Hamsa antiguo y unos aretes de oro con una pequeña Estrella de David en el centro. Nada más. Sin ninguna nota, o algún comentario, sólo esos dos objetos. Yo estaba abrumada por el significado. En un instante, tuve recuerdos de los tiempos en mi vida que yo había visto y sentido muchas cosas pero nunca supuse que podríamos haber sido descendientes de los marranos”, compartió.

También su abuelo ayudó a la búsqueda de Genie, pues le entregó un árbol genealógico que la trasladaba a dos generaciones atrás.

“Mi abuelo me dejó mucho del trabajo, a pesar de que no me lo dio en vida, había escrito a mano meticulosamente un árbol familiar que impulsó mi búsqueda hacia principios de 1800. Con esa información a la mano, fuentes de Internet, y amigos en España, blogs; tuve la oportunidad de volver hacia atrás quizás dos generaciones más, pero después me topé con un muro”, lamentó.

Genie ha invertido más de 10 años en está búsqueda, y los resultados han sido sorprendentes tanto para ella como para muchas personas que tienen esta misma búsqueda en común.

“Ahora tengo copias de la documentación de cada abuela que se remontan 15 generaciones hasta 1545. También tengo los documentos notariales que va más lejos aún que eso. En 15 generaciones nadie en mi familia había abandonado el pueblo de Fermoselle. Mi abuelo fue el primero en salir. Mi madre, de hecho, fue la primera en casarse fuera de la familia. Ella no se casó con un primo”, señaló.

Genie decidió compartir su impactante historia con toda aquella persona que quisiera escucharla pues considera que es un logro para todos aquellos que buscan su origen judío y son descendientes de españoles.

“Ese es el momento en que yo decidí que aunque solo hubiese una persona que me escuchará, yo iba a estar dando este cuento el resto de mi vida porque este ese nuestro legado, es el día perdido de la historia judía y no muchas personas han podido llegar a encontrar sus raíces. Eso me marcó de una manera tan fuerte que no he dejado de decir esta historia”, concluyó.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí