avatar_default

Enlace Judío.- Por tercera vez en dos semanas, la administración Biden ha anunciado públicamente o ha notificado discretamente al Congreso su intención de proporcionar a los palestinos decenas de millones de dólares en ayuda.

La administración de Biden anuncia decenas de millones en ayuda a los palestinos por tercera vez en dos semanas, según información publicada por The Times of Israel.

La administración Biden se está moviendo nuevamente para aumentar la asistencia de Estados Unidos a los palestinos mientras lanza una nueva política para Oriente Medio directamente opuesta a la que siguió su predecesor.

El lunes, la administración informó a los legisladores que daría a los palestinos 40 millones de dólares para costos de seguridad y aplicación de la ley.

“Apoyar una solución duradera al conflicto israelí-palestino es un objetivo central de seguridad nacional de Estados Unidos”, dijo el Departamento de Estado en la notificación, fechada el 2 de abril, pero que se transmitió el lunes. “Como parte esencial de este esfuerzo, la asistencia del gobierno estadounidense busca construir instituciones profesionales y responsables de seguridad y justicia penal que mantengan la seguridad y la estabilidad en Cisjordania, defiendan el estado de derecho, contribuyan directamente a la seguridad regional y protejan a la población”.

La administración Biden no ha ocultado su creencia de que el enfoque del expresidente Donald Trump hacia Oriente Medio, que alienó a los palestinos, tenía fallos y hacía que las perspectivas de paz fueran menos probables. La nueva asistencia parece tener como objetivo alentar a los palestinos a regresar a las negociaciones con Israel, aunque no hay indicios de que tendrá ese efecto e Israel aún tiene que intervenir públicamente.

Los $ 40 millones recientemente asignados se suman a los $ 75 millones en asistencia para infraestructura, salud y grupos de la sociedad civil sobre los que la administración informó al Congreso el 28 de marzo y los $ 15 millones en asistencia para el coronavirus que anunció un día antes.

También se espera que la administración, ya esta semana, anuncie la reanudación de la financiación de la agencia de la ONU que se ocupa de los palestinos, la Agencia de Obras Públicas y Socorro de las Naciones Unidas (UNRWA). La administración Trump había reducido drásticamente los fondos para los palestinos a casi nada y había terminado con el apoyo a la agencia de la ONU, por su enfoque firmemente pro-israelí en su manejo de Oriente Medio.

El exsecretario de Estado Mike Pompeo y la ex embajadora de Estados Unidos ante las Naciones Unidas Nikki Haley habían defendido la eliminación de los fondos para la agencia de ayuda, sugiriendo que era responsable de perpetuar la pobreza palestina y cuestionando si todos los millones de personas a las que sirve son en realidad refugiados.

Apenas una semana antes de dejar el cargo, Pompeo acusó a la UNRWA de estar “plagada de despilfarro, fraude [y] preocupaciones de apoyo al terrorismo” y dijo que hay menos de 200.000 refugiados palestinos legítimos hoy con vida.

Los legisladores pro-Israel señalan su oposición a renovar la financiación, y en particular porque las leyes federales prohíben la asistencia directa a la Autoridad Palestina o la provisión de ayuda que beneficie a la Autoridad Palestina siempre que continúe pagando estipendios a personas condenadas por ataques contra Estados Unidos o israelíes y sus familias.

Un puñado de republicanos ya se están preparando para impugnar la ayuda, sosteniendo que viola la llamada las leyes Taylor Force y de Clarificación Antiterrorista, ambas aprobadas con fuerte apoyo bipartidista.

La reanudación de la asistencia se produce días después de que la Oficina de Responsabilidad del Gobierno no partidista emitiera un informe que descubrió que el gobierno de EE. UU. no había examinado adecuadamente a todos sus receptores de fondos palestinos para los criterios antiterroristas de EE. UU. como exige la ley entre 2015 y 2019, cuando Trump cortó la mayor parte de la ayuda.

Si bien dijo que la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional había seguido la ley con respecto a las personas y los grupos que financiaba directamente, no había hecho lo mismo con las entidades, conocidas como sub-beneficiarios, a las que esos grupos luego distribuían dólares de los contribuyentes. “Si se reanuda la financiación, recomendamos medidas para mejorar el cumplimiento”, dijo el informe de la GAO, publicado la semana pasada.

Antes de que la administración Trump comenzara a apretar los tornillos de la Autoridad Palestina en 2018 por negarse a participar en sus esfuerzos de paz, Estados Unidos era el mayor donante de la Autoridad Palestina.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí