Inicio » Entretenimiento » Deportes » Israel, la gran potencia en beisbol

Israel, la gran potencia en beisbol

El encabezado que recién leímos parecería una broma, una mentira o quizá una realidad en un mundo paralelo, y es que la verdad parece imposible que “La Tierra de Leche y Miel” sea una potencia en un deporte, más aún en uno que no es muy jugado en su territorio y el cual tampoco se juega mucho en sus países vecinos, sin embargo la historia nos está contando una vez más que los milagros pueden ocurrir y que este encabezado pudiera llegar a ser más que cierto.

ISAAC SHAMAH PARA ENLACE JUDÍO MÉXICO

Si hablamos de que Israel es potencia o pudiera ser grande en algo, se nos podría venir a la cabeza que es un gigante en tecnología, que cuenta con un ejército envidiable y con un muy buen nivel en formación de estudiantes. Si el pensar en ser una potencia lo trasladamos únicamente a lo deportivo, podemos pensar que en un futuro Israel podría ser potencia en el basquetbol, en el judo, en la gimnasia, en el wind surf e inclusive, en alguna mente muy creativa, cabría la posibilidad de que Israel pudiese ser potencia en el futbol en un futuro lejano, pero el pensar en ser potencia en el béisbol parece ridículo; no obstante, por primera vez en el deporte de los bates y las manoplas, una regla en el Clásico Mundial de Beisbol permitió que Israel, quien en algún momento intentó hacer un torneo compuesto de 6 equipos a nivel nacional, pero que ahora no tiene liga profesional de béisbol, esté siendo una maravillosa sorpresa y que pueda llegar a ser potencia en “El Rey de los Deportes” a nivel mundial.

En un esfuerzo por hacer del beisbol un deporte más internacional, la MLB y el Clásico Mundial de Beisbol, permitieron que cualquier jugador que pueda llegar a tener la ciudadanía de un país, gracias a que tenían ascendientes de éste, pueda representarlo en el torneo que define al campeón del mundo. En el caso de Israel, la Ley del Retorno, permite que cualquier persona que tenga raíces judías o sea judío pueda reclamar una ciudadanía israelí.

Gracias a esta regla, Israel se vio muy beneficiado y debido a que hay muchísimos beisbolistas judíos en Estados Unidos de gran nivel que querían jugar para el equipo israelí, el conjunto ganó uno de los 16 boletos para el torneo y en el transcurso éste se volvió una verdadera potencia.

A penas esta semana comenzó la cuarta edición del Clásico Mundial de Beisbol y de inmediato Israel demostró ser potencia en todos los ámbitos; desde el primer partido los jugadores que representan al país de habla hebrea mostraron tremenda unión al portar una Kipá mientras se cantaba el Hatikva y presumieron tener la mejor mascota al presentar al “Mensch in a Bench” (El caballero en la banca”).

Pero la historia no acabó con los antecedentes y los datos curiosos del partido; de forma dramática y en extra innings, la novena israelí ganó su debut en un mundial como visitante, ya que venció 2 a 1 a Corea del Sur, equipo que quedó subcampeón en el torneo de 2009 y a quien se le considera uno de los mejores del mundo.

En su segundo partido, Israel demostró que el primer juego no fue un accidente y con un abultado marcador de 15 a 7, el equipo sensación le ganó a la escuadra China.

Para el tercer juego, Israel ya se encontraba prácticamente clasificado a la segundo ronda, el sueño de estar entre los 8 mejores del mundo se había convertido en una realidad, pero Israel quería el primer lugar del grupo y para lograrlo tenía que vencer a Holanda, quien también había ganado sus primeros dos duelos.

El partido comenzó, y de inmediato Israel demostró que venía a ganar el grupo. Después de una gran actuación del cuadro y del pitcher Jason Marquis, quien fuera seleccionado al partido de estrellas de la MLB en 2009 y campeón con los Cardenales de San Luis en 2006, el equipo de “La Tierra Prometida” ganó el partido con un sólido 4 a 2.

La segunda fase vuelve a componerse por un grupo de 4 equipos, en el grupo de Israel están los primeros dos lugares del grupo “A” (Israel y Holanda) y los primeros dos del “B” (Japón y el ganador del partido Australia vs Cuba) se verán las caras en partidos directos y ahora la sede es Tokio. De este nuevo grupo de 4, pasarán 2 equipos a la semifinal. El primer partido de Israel lo podremos estar disfrutando este sábado por la noche.

La segunda ronda parece ser más difícil que la primera, ya que el local del grupo de Israel será Japón al jugar en Tokio, equipo que ya fue campeón del torneo; sin embargo, los “Americano – israelís” dejarán todo en el diamante para seguir haciendo historia, recordando que al jugar para Israel, no sólo están jugando para un país, sino que están representando al judaísmo y a todo su pueblo de una manera nunca antes vista.

Am Israel Jai

 

*Para los resultados del mundial y de la novena israelí, consulten Enlace Judío.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Send this to friend