Inicio » Mujer Judía » Claves Para Recuperar tu Poder Parte 4: Vive contigo

Claves Para Recuperar tu Poder Parte 4: Vive contigo

JESSICA KREIMERMAN LEW

En la tradición judía dicen que cada hoja de pasto tiene un ángel que la acompaña y suavemente le susurra: “¡Crece! ¡Crece!” Y si ese es el caso con miembros tan “insignificantes” de la naturaleza, imagínate lo que debe ser en el caso de los humanos, criaturas complejas, maravillosas y únicas. La historia humana no es indiferente al individuo, aunque a veces así lo parezca. Hay un lugar especial para ti en este Universo. Lo estás habitando y tienes algo que hacer y aprender antes de que mueras. La vida es un juego a través del cual vas encontrando tu lugar, un rompecabezas que vas armando día con día. Tus pistas aparecen todo el tiempo: con las personas que conoces, las situaciones en las que te encuentras en tu diario caminar, las conversaciones que escuchas, aún casualmente, los libros que lees. La única persona que va a estar contigo desde el día que naces hasta el día que mueres eres tú, por lo que te conviene aprender a vivir amablemente contigo.

BUSCA LA INTEGRIDAD & LA HONESTIDAD – El cuerpo se enferma cuando hay un desfase entre lo que pensamos, sentimos y hacemos. No sólo eso. Nuestras relaciones sufren porque de alguna manera estamos viviendo en la mentira. Ser íntegra es decirte la verdad a ti misma. Ser honesta es decir la verdad a los demás. Difícilmente puedes ser honesta sin ser íntegra. Tu viaje en este Planeta se vuelve más ligero y más fácil cuando estás alineada en tu totalidad. “Es mejor la peor verdad que la mejor mentira,” decía mi abuela Gertrudis, quien a veces laceraba con la suya, por lo que te recomendaría que cuando digas tu verdad, a ti y a otros, seas muy liberal con tu dosis de compasión. Difícilmente puedes vivir una vida saludable si tienes que esquivar personas, situaciones y temas: una mentira necesita creciente energía para ser mantenida. No puedes relajarte so pena que te descubran. Eso no quiere decir que no mantengas discreción en cuanto a asuntos que son delicados para ti y para otros. Pero la verdad tiende a necesitar ser revelada, por lo que si no lo haces conscientemente, tarde o temprano, ocurrirá algo o harás algo inconscientemente para que se descubra. Y eso genera más problemas de los que tendrías enfrentando las cosas voluntariamente y a tiempo.

Ser es interrogar en el laberinto
de una pregunta que no
contiene ninguna respuesta
Edmond Jabès

APRENDE A CONOCERTE – Conócete a ti mismo, aconsejaba Sócrates hace ya muchas centurias. Conoce tu unicidad. Eres irrepetible como cada copo de nieve. ¿Para qué sirve conocerte? Toma toda una vida hacerlo, y cuando terminas, no terminas de saber quien eres. “Si conoce un solo idioma, si no ha viajado a países lejanos, si no ha estudiado otras culturas, si nunca ha inmovilizado su cuerpo para meditar, si teniendo que elegir entre hacer y no hacer ha elegido no hacer rehuyendo por miedo al fracaso toda experiencia nueva,” escribe Alejandro Jodorowsky en su libro La Via del Tarot, “se puede decir que su inconsciente se le presenta no como lo que es, un aliado, sino como un misterio inquietante, un enemigo…Nunca sabrá cuál es la base real de lo que piensa, siente, desea o hace.” El ser humano es comparable a una gran supercomputadora, más sofisticada que cualquiera que existe en el mercado y hasta hoy imposible de replicar en los laboratorios, por muy avanzada que esté la ciencia. Cada organismo es un milagro en función, complejo y profundo. Es sólo ignorancia de ti la que hace que des por hecho tus funciones cotidianas. Mientras más te conoces, más fácil es el caminar, y más divertido e interesante es el camino de la vida.

CONOCE TU OSCURIDAD – Vivimos en la dualidad. Es la condición sine qua non de tu existencia en la Tierra. En la oscuridad guardamos todas las emociones que nos hacen sentir separados del mundo. La parte oscura, llamada también sombra o ser inferior, es la fuente de la mayor creatividad del ser. Fuimos educados, sin embargo, a rechazarla en nosotros y a señalarla en los demás, a considerarla ajena y a esconderla cuando emerge de nuestras cavernas. Hay que dar un lugar digno a la oscuridad y al caos, porque existen, y porque el resistir y esconderse de esta fuerza sólo la vuelve más poderosa para actuar en nuestra contra. La sombra es la puerta a la individualidad. Reconocida e integrada, otorga poder, se vuelve cada vez menos necesario invertir en posturas y fachadas. Mal manejada, destruye mundos. Si no sabes cómo localizar tus puntos oscuros, una pista: lo que no te gusta de los demás, es tuyo. Lo que te gusta, también está dentro de ti. Sólo aquello que no te resuena de una manera u otra, es ajeno a ti.

APRENDE A QUERERTE – Esto implica revisar las programaciones y frases que tienes enconchadas en tu psique, que te fueron repitiendo desde chica para moldear quien eres hoy. Y digo “aprende” a quererte, porque la manera en que nos enseñaron a querer no ha generado mucho bienestar, y ha servido grandemente a la sociedad de consumo, que se alimenta de las inseguridades humanas. Aprender a quererte significa otorgarte más compasión y menos juicio, no compararte con nadie, apreciar tu camino paso por paso, hacer la paz con tu apariencia física y tus condiciones de vida, encontrar tus recursos escondidos, tener paciencia con tus errores, reírte de ti misma. ¿Cómo sabes si ya estás en un lugar de verdadero amor por ti? Cuando puedes establecer límites sanos y dejas de necesitar la aceptación de los demás para sentirte a gusto.

* ¡ATENCIÓN! Mercurio Retrógrado
comenzó el 30 de marzo, hasta el 23 deAbril
Paciencia & entendimiento en las comunicaciones!
delicadeza en la manera que hablas & escuchas

Claves para Recuperar tu Poder de Jessica Kreimerman Lew es un libro compartido con
la Comunidad CasaLuna por partes. Regístrate en CasaLuna para recibir las claves directamente. .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *