Inicio » Noticias » Mundo judío y Diáspora » Termina Pésaj y se realiza el “Corte del Jametz”

Termina Pésaj y se realiza el “Corte del Jametz”

MAY SAMRA PARA ENLACE JUDÍO MÉXICO

La dieta “Kasher Lepesaj” que adoptan, en mayor o menor grado, los judíos de la comunidad judeo mexicana, consiste en suspender por completo el pan leudado ( reemplazándolo por matzá o pan acimo), no sólo de la dieta, sino también de la casa, realizando una limpieza profunda de la misma, anterior a la festividad. Se quitan y se “venden” los productos relacionados con el pan leudado, llámense galletas, cereales y similares. Los sefaradim de origen árabe incluyen arroz en su dieta, mientras los provenientes de Turquía y los Balcanes, como los ashkenazim lo evitan.

Los productos permitidos en Pésaj bajo instrucciones halájicas se llaman “Kasher lePesaj” y los prohibidos “Jametz”. Algunas familias cambian sus vajillas y ollas, así como todos los utensilios de cocina, o realizan un proceso específico llamado “Hagralá” que vuelve a dichos utensilios aptos para su utilización en Pésaj .

Debido a las instrucciones halájicas, se elaboran para la festividad especialidades que se pueden comprar en establecimientos Kosher. Sin embargo, hace cosa de unos veinticinco años, cuando aún no se conseguían en forma comercial, se elaboraban en casa de productos como el puré de tomate (licuando, colando e hirviendo kilos de jitomate), la mayonesa (allí nos dábamos cuenta de cuánto aceite lleva esta delicia, que se licuaba con huevo, sal y limón), el jarabe de tamarindo (traído el fruto en unas vacaciones acapulqueñas, remojado en grandes tinajas, colado y hervido con azúcar), así como conservas de frutas y verduras varias. Sin olvidar la “jaroset”, esta mermelada de pasita o dátil, que asemeja la argamasa con la que laboraban nuestros antepasados en Egipto.

El final de la festividad se celebra con el “Corte del Jametz”, donde una cena más marca la vuelta a la normalidad y a la dieta de pan leudado.

En la noche del “Corte del Jametz” vuelven a la mesa esponjosos bolillos, pitas y pasteles, así como dulces varios esperados por los niños, los cuales cierran con broche de oro la festividad de Pésaj, tan llena de simbolismo como de trabajo para las amas de casa.

#Pesaj

.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Send this to friend