Inicio » Mujer Judía » Claves Para Recuperar tu Poder/ Parte 6: Acostúmbrate al cambio

Claves Para Recuperar tu Poder/ Parte 6: Acostúmbrate al cambio

JESSICA KREIMERMAN LEW

Acostúmbrate al cambio “El cambio es la única constante,” dice el I Ching. Cambia de hábitos & rutinas, de colores y de rutas. Toma un camino diferente para ir al trabajo. Cambia las cosas de lugar: Al saber donde está todo, la corteza y el hipocampo construyen un “mapa” espacial de las cosas. Cámbialas arbitrariamente. Empieza por el bote de basura, y verás la cantidad de veces que avientas el papel al viejo lugar. De esa manera activas diferentes zonas de tu cerebro. “En un nivel de consciencia poco desarrollado, todo cambio nos asusta, haciéndonos desconfiar, huir, paralizarnos, encolerizarnos o atacar,” dice Alejandro Jodorowsky. “Una consciencia desarrollada acepta el cambio continuo y avanza confiada, sin metas, gozando de la existencia del presente, construyendo paso a paso el puente que atraviesa el abismo.”

Ve los problemas como lecciones o desafíos

El mayor salón de clase es el mundo entero, tu vida cotidiana. No porque terminaste de estudiar terminaste de aprender. (Eso lo harás el día que mueras y tal vez al salir de este plano…encuentres que todavía tienes cosas que aprender). La experiencia que adquieres con el tiempo sirve para ti y para tu entorno, para las generaciones venideras. Decide libremente aprender y crecer. Tus esfuerzos y resoluciones se suman a todos los de la humanidad. Así crecemos juntos. Busca el progreso y no la perfección, disfruta el camino y cuando llegues a la meta, (sea cual fuere) notarás que esta no es tan importante como el recorrido.

“Para vivir una vida creativa,

debemos de perder nuestro miedo a equivocarnos.”

Joseph Chilton Pearce

Goza de tus logros y tus fallas

Pero principalmente, ¡arriésgate! Robert F. Kennedy decía que aquellos que se atreven a fallar grandemente también pueden lograr grandemente. En el “fracaso” se encuentra la semilla del éxito, en toda experiencia hay un aprendizaje. De hecho, no existe el fracaso más que en tu juicio y en el de los demás. Tantas vidas se quedaron atoradas en la duda. Tienes todas las herramientas a tu alcance para llegar a tu destino de manera exitosa. Y como no sabes cuál es tu destino, puedes imaginar el que quieras, escribir tu propio guión y colocar tus “fracasos” como piedras angulares en tu camino al “éxito”. Habría, también, que ponernos de acuerdo con el significado de esta palabra, ya que éxito puede simplemente significar lograr la paz personal y llegar al día de tu muerte tranquila ante tu balance total. Finalmente, escucha lo que dijoJames Joyce en su magistral obra Ulises: “Un hombre de genio no comete errores. Sus errores son voluntarios y son los portales del descubrimiento.”

“Un abordaje total a la conciencia y comportamiento humanos                           significa que hombres y mujeres tienen acceso  a una gama de conocimiento –      gama que incluye, por mínimo,–  el ojo de la carne                  el ojo de la mente y el ojo del espíritu. Ken Wilber
Conoce tus recursos
Posees una mar de recursos de los cuales ni siquiera estás consciente. Nos acostumbramos a mirar a los demás con envidia sin saber que poseemos en potencia todo aquello que admiramos. Hay muchas maneras de conocerte a ti misma. El estar consciente de ti es la primaria, el darte cuenta de los patrones que marcan tus relaciones. De esa manera, puedes reforzar lo que te agrada y disminuir lo que no te agrada. Cada persona recibe oportunidades para conocer o refinar sus dones, adornos de la personalidad que se pueden cultivar y engrandecer. ¿Para qué sirve conocerte? Para tomar mejores decisiones, para elegir qué tipo de energías, personas y situaciones alejar, acercar o permitir penetrar en tu espacio sagrado, para no ser fácilmente influenciable o manipulable y encontrar tu propia definición

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *