Inicio » Comunidad » Un mensaje del embajador británico en Chile

Un mensaje del embajador británico en Chile

JON BENJAMIN/EMBAJADOR BRITÁNICO EN CHILE

Querido Jaime

Me llamó mucho la atención una queja que he visto circulando en varios
e-mails dentro de la comunidad judía en distintos países
latinoamericanos que recientemente me reenviaste a mi dirección electrónica particular.

Te agradecería que leas este mensaje mío y se lo reenvíes a su fuente original para que ellas corrijan las mentiras que han ido esparciendo.

Para mi sorpresa al leer dichos correos electrónicos, algunos parecen
creer incuestionablemente que en el Reino Unido el tema del Holocausto
había sido retirado del programa de estudio nacional por el supuesto
temor de ofender a nuestra minoría musulmana.

Esta aseveración, que originalmente comenzó a circular por e-mail en
abril de 2007 en EE.UU, así que ya lleva cuatro años y no es nada de
nueva, es definitivamente falsa y totalmente opuesta a lo que
realmente sucede. En otras palabras, es una mentira absoluta y una
calumnia en contra de mi país.

De hecho, la verdad es que la educación sobre el Holocausto se enseña
sin excepción en todos los colegios británicos, incluso en los
colegios predominantemente musulmanes, y continúa siendo una parte
obligatoria del currículum nacional, tal como lo ha sido durante
muchos años.

Además, cada año dos alumnos de cada instituto o institución de
educación superior en todo el Reino Unido tienen la posibilidad de
visitar Auschwitz para aprender sobre el Holocausto. Estas visitas son
cofinanciadas por el gobierno británico y la ONG “Holocaust Education
Trust”.

Por lo tanto, dicha aseveración no sólo es una mentira, sino que es
una mentira completamente flagrante. La verdad, lamentablemente para
quienes están detrás de estos e-mails y cuyo único interés pareciera
ser su deseo de enlodar el nombre de mi país, es lo opuesto: en
efecto, el Holocausto se enseña en más colegios británicos que en
muchos otros países tanto de Europa como de otras partes del mundo.

Por consiguiente, una vez desmentida esta falsedad absoluta, las
preguntas que yo hago a aquellos, que reenvíen dichos
e-mails y que al parecer incuestionablemente creen esta necedad son
las siguientes: ¿cómo pueden algunos ser tan crédulos y
malintencionados para simplemente aceptar un e-mail anónimo que no
tiene ningún respaldo sólido? Además, ¿no creen dichas personas que,
si este rumor fuese remotamente verdadero, tanto el gobierno israelí
como la propia comunidad judía del Reino Unido, la quinta más grande
en el mundo, ya estarían protestando y quejándose bulliciosamente y en
público?  ¿No les dice algo el hecho de que nadie ni del gobierno
israelí ni de la comunidad judía británica – de la cual el suscrito
mismo es integrante – se haya quejado hasta la fecha?  Tal vez sería                        bueno reiterar que ellos ya sabían desde un comienzo, que este
rumor es un argumento lisa y llanamente sin sentido?

Espero que ahora puedas responder a cualquier otra persona que te pida
que reenvíes esta aseveración por e-mail, que todo es una completa
mentira y además que les digas a los que envíen tales disparates que
desistan de hacerlo, en lugar de seguir difundiendo crédulamente este
argumento del todo falso.  Agradecería que los iniciadores de todo esto     envíen este mensaje mío a todos los receptores originales de sus e-mails al
respecto para que ellos también estén al tanto en cuanto a la necesidad de no difundir aseveraciones tan nefastas y sin fundamento alguno.

Mis saludos de afecto y cariño a todos en la Ciudad de México.

Jon Benjamin

Embajador de Su Majestad Británica

Santiago de Chile.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *