avatar_default

 

ITONGADOL

El presidente del Congreso Judío Mundial (WJC, por sus siglas en inglés), Ronald Lauder, arremetió contra la política diplomática del primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, y marcó sus diferencias respecto del manejo del conflicto con los palestinos.

Ante el Consejo Internacional de Parlamentarios Judíos, una conferencia organizada por el WJC en Jerusalem, Lauder dijo que Israel debe presentar un plan diplomático con el fin de recuperar el apoyo internacional y bloquear los esfuerzos palestinos para obtener el reconocimiento unilateral de la condición de Estado de parte de la ONU en septiembre.

De esta manera, Lauder, quien era considerado uno de los principales aliados de Netanyahu, confirmó la grave ruptura entre los dos líderes, según consignó el diario Haaretz, en su sitio web.

En su mensaje, el líder del WJC admitió que su propuesta podría ser interpretada como un suicidio político de Netanyahu, pero enviaría la pelota a la cancha palestinos.

Lauder también criticó las condiciones que Netanyahu estableció para las conversaciones, diciendo que la única forma que Israel puede escapar de su aislamiento internacional es a partir de un acuerdo de negociaciones sin condiciones previas.

Además, el líder judío señaló que a “la comunidad internacional no le importa nada los problemas políticos internos de Netanyahu”.

Lauder advirtió que “ya hay 133 países que tienen intención de votar a favor de reconocer un estado palestino en septiembre, e Israel debe hacer todo lo posible para evitar que esto suceda”.

Los comentarios de Lauder son de importancia porque se trata de uno de los líderes internacionales judíos que se consideraba más cercano a Netanyahu, y porque se cree que tiene puntos de vista relativamente conservadores sobre la cuestión palestina.

Durante el primer mandato de Netanyahu como primer ministro en la década de 1990, Lauder incluso sirvió como su enviado en secreto al entonces presidente sirio Hafez Assad.

Las críticas de Lauder también fueron destacadas porque el presidente del Congreso Judío es conocido como un feroz crítico de las políticas del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, para Oriente Medio.

Desde que Netanyahu asumió el cargo hace dos años, Lauder envío cartas a Obama y la secretaria de Estado Hillary Clinton en las que instaba al gobierno estadounidense que deje de presionar a Israel sobre la cuestión de los asentamientos judíos.

Las diferencias entre ambos líderes quedaron al descubierto cuando Netanyahu no asistió a la reunión anual del Congreso Judío Mundial en Jerusalem y canceló su participación a último minuto.

Según informó el diario Maariv, Netanyahu canceló su participación en la reunión de líderes judíos porque estaba furioso con Lauder – un importante accionista del canal 10 de televisión- porque no impidió la difusión un informe sobre los viajes al extranjero de Netanyahu que fueron financiados por particulares y organizaciones.

 

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


1 COMENTARIO

  1. me parecio muy atinada supublicacion, ya que esto no ha salido publicado y es muy importante que estemos enterads de todos los acontecimientos.
    los felicito por la calidad de sus articulos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí