COMUNIDAD JUDÍA DE CHILE

“Hace pocos días, con motivo del encuentro de Comunidades Judías de Latinoamérica convocado por el Comité Judío Americano, viajé a Estados Unidos para participar y compartir junto a representantes de instituciones judías del continente nuestras realidades y experiencias en la vida de nuestras instituciones. En este encuentro hubo charlas, foros y mesas redondas, durante cuyo desarrollo emergió un tema que me llamó poderosamente la atención, que me conmovió hasta el punto de llenar mis ojos de lágrimas.

Ante unas mil personas y la presencia también de la Comunidad Judía de Miami, subieron a la testera para usar de la palabra diferentes personalidades de judaísmo latinoamericano, entre ellos el representante de Venezuela, Salomón Cohen. Cuando contó lo que ocurría en su país, a la sala le invadió un silencio profundo; se podía incluso escuchar la respiración de tu vecino. Lo que ocurre en Venezuela nos hace recordar los primeros años de la Alemania Nazi. Una persecución sistemática a la Comunidad Judía, situación que hace que se te seque la garganta, que se te paren los pelos y finalmente broten lagrimas sin aviso previo”.
( Shai Agosin, Presidente de la Comunidad Judía de Chile).

El informe de Salomón Cohen, fue preocupante. Lo circunscribió al período enero- octubre de 2011 en el que no hubo ocasión en las que las manifestaciones antisemitas proferidas por los medios oficiales del régimen no se hicieran presente.

Fernando Soto Rojas, actual presidente de la Asamblea Nacional, combatiente de la “resistencia palestina” a través de su militancia en el FDLP en 1977, se ha encargado de promover manifestaciones antisemitas, mientras el periodista aficionado de origen español David Segarra ha organizado un programa de adoctrinamiento maniqueo en las escuelas públicas sobre el conflicto entre Israel y los palestinos.

Durante febrero de este año los hechos antisemitas se hicieron crecientes tanto en los medios oficiales como a través de las arengas del propio Presidente Chávez y de integrantes de su Gobierno quienes acusaron a Israel de ser responsable de los acontecimientos en Túnez y Egipto y de sostener a Mubarak en el poder por 30 años. Y en ocasión de los sucesos de Libia, el Presidente Chávez no sólo apoyó a Gaddafi sino que afirmó, con errores, que los que condenan a Gaddafi “hacen mutis por los bombardeos de Israel, del estado de Israel sobre Faluya”.

Caracas, la capital venezolana, además, fue el escenario de la VI Semana Internacional contra Aparteheid Israelí 2011, uniéndose con ello a la campaña antisemita mundial.

En la Radio Nacional de Venezuela, cuyos contenidos obedecen a los dictados del régimen, se han promovido “Los Protocolos de los Sabios de Sion”, recomendado su lectura, se ha acusado a Israel de “crucificar” a los palestinos y sugerir que los sionistas participaron del Golpe de Estado de abril de 2002. Este panorama, se complementa con la furia que generó al interior de los sectores radicales del chavismo la entrega que hizo el Gobierno del miembro de las FARC, Joaquín Péres Becerra, a las autoridades colombianas. Importantes personajes del chavismo atribuyeron este episodio a la relación entre Colombia e Israel.

El acuerdo de reconciliación entre Fatah y Hamas, fue asimismo motivo para descalificar a Israel.

La conmemoración del 63° aniversario de la Nakba se hizo en la sede de una institución perteneciente al Estado venezolano y la oradora central del acto fue Cristina González, quien días antes había recomendado a través de la Radio Nacional de Venezuela la lectura de Los Sabios de Sion.

La muerte de Osama Bin Landen fue un método típicamente israelí, según los antisemitas venezolanos y el ataque y destrucción de las Torres Gemelas, un montaje creado por Hollywood, cuyos dueños son judíos.
En mayo, se recordó un año de los sucesos de la mal llamada “Flotilla de la Libertad “ y en este contexto se renovaron las acusaciones contra Israel. Telesur transmitió un sesgado documental realizado por David Segarra, quien funge de periodista y estuvo en el buque Mármara.

Los dardos contra Israel también se centraron durante la visita del Primer Ministro Netanyahu a Washington, calificando al Estado Judío de fascista y de ser el verdadero poder detrás de Estados Unidos, además de señalar que los judíos se creen el pueblo elegido para reinar de forma hegemónica en el mundo. Activo en estos señalamientos es Hindi Anderi, a través de la Radio Nacional de Venezuela y sus escritos en el portal de Gobierno Aporrea y el twitter.

El caso de Peres Becerra originó manifestaciones de movimientos ligados al gobierno nacional, que derivaron en pintadas con mensajes antisemitas en los muros de la sinagoga Tiferet Israel , sumándose a ello arengas como “ Aquí están los judíos, los que matan al pueblo palestino, los que llevan la guerra sionista por el mundo”.

“Estado nazi”, “Estado antisemita”, algunas de las expresiones contra Israel que siguen ganando espacio en el medio venezolano, acusando al “ capitalismo sionista” por la crisis económica mundial y al sionismo como un proyecto colonial europeo que a diferencia del clásico colonialismo que no viene de un pueblo o etnia sino de un movimiento, a juicio de Susana Khalil según explica en el portal gubernamental “Aporrea”.
La exaltación y promoción de diferentes personajes por ser judíos y/ o israelíes antisemitas ha sido una constante en la campaña anti – judía difundida desde Venezuela.

Según Salomón Cohen, durante julio de este año se afianza la idea de que el Departamento de Estados, la CIA y el Mossad, diseñaron la estrategia de involucrar a venezolanos (con apellidos árabes ) con grupos de resistencia que ellos han denominado “ terroristas” como Hezbollah, Hamas y Círculos Bolivarianos para poner en duda la democracia y el Gobierno de Chávez. Y de este contexto, se valen los medios ligados al gobierno para afirmar que existe una “xenofobia contra los venezolanos de origen árabe “que sirve para involucrar a Chávez y a su gobierno con el narcotráfico y el terrorismo, y así justificar una intervención en Venezuela.

Los ataques antisemitas siguieron consumándose con el doble ataque en Noruega ocurrido el julio de 2011. Se dijo que los fascistas defienden a Israel y que el autor de los ataques no solo admira a Israel sino que recibió apoyo del Mossad para su acción.

El Dario Vea, que apoya al Gobierno y que ha sido parte importante en el diseño de la campaña antisemita en Venezuela, publicó un artículo de Basem Tejeldine en el que afirma que “el imperialismo y el sionismo internacional, con el apoyo de sus peones apátridas “ venezolanos”, buscarán repetir en el país el mismo libreto criminal que hoy ensayan y perfeccionan contra Libia, Irán, Irak y Siria…

Basen Tejeldine en sus comentarios acusa que detrás de los grande negocios están “los capitales sionistas” anclados en Israel. Califica a los judíos rusos como “criminales” que trafican con órganos. Se sirve para esta acusaciones de los medios como Aporrea y Telesur.

Hindu Anderi también banaliza el Holocausto, poniéndolo en duda. ´¿Fueron seis millones?” se pregunta en un artículo que publica diario El Correo del Orinoco; y centrado en Israel se atreve a decir que los israelíes se expandirán más robando las tierras que aún le quedan a los palestinos a fin de satisfacer a la clase media indignada.

El mes de septiembre, según Cohen, se caracterizó por un estrepitoso aumento de los eventos antisemitas en Venezuela principalmente basados en la solicitud de la Autoridad Nacional Palestina ante el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas a fin de ser reconocido como un Estado Pleno. Frente a esta situación, destaca la carta del Presidente Chávez al Secretario General de la ONU en la que, entre otras consideraciones, rechaza los vínculos históricos del pueblo judío con la tierra de Israel, omite y niega la violencia árabe-palestina contra Israel y califica el conflicto de político-imperialista. Esta carta fue leída numerosas veces en distintos canales de televisión y emisoras de radio; incluso en cadena nacional, la que utilizó a manera de ilustración, entre varias imágenes, un Maguen David con una swástica en el centro. Tras la carta de Chávez, se desencadenó una avalancha de artículos y programas de radio y televisión, todos ligados al gobierno, en los que se defendía los falaces y manipulados argumentos del Presidente venezolano.

El discurso en la ONU del jefe de la diplomacia venezolana, Nicolás Maduro respaldó a Palestina para que sea reconocida como Estado libre en independiente con las fronteras de 1967. Calificó a Israel como Estado “artificial” y al pueblo judío como conspirador que forma parte de un imperio colonialista colocado en el Medio Oriente para controlar al mundo árabe.

Con el caso de Guilad Shalid hubo artículos que mostraban que el intercambio de un soldado israelí por más de mil presos palestinos “pone sobre el tapete nuevamente la desproporción de las fuerzas en la guerra que el sionismo israelita impone a los palestinos”. Como es un asunto que no les daba imagen a ellos y si a Israel, rápidamente desapareció como tema.

Israel no está solo

En la batalla de la información, estamos al frente
Llegamos a 8 millones de personas al mes
Únete a la defensa del único Estado Judío
Se parte de la Comunidad Enlace Judio

ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD 👈