avatar_default

HADASSAH

16 de febrero, 2012.- Hoy en la mañana, hubo una colisión entre un autobús escolar que transportaba a niños Palestinos y un camión en el norte de Jerusalén por las condiciones adversas climatológicas. Los bomberos llegaron rápidamente al lugar del accidente, cerca del pueblo Hizme, un punto de revisión entre Jerusalén y la Franja Occidental. Como ha ocurrido en todas las emergencias masivas, la Organización Médica Hadassah acudió rápidamente al llamado, rescatando y auxiliando a los lesionados.

Tres niños de edades de 3 y 4 años, que habían sufrido lesiones severas, fueron trasladados rápidamente a la sala de emergencias del Hospital Hadassah de Monte Scopus, donde fueron atendidos inmediatamente. El chofer del camión, con lesiones moderadas fue trasladado también al hospital en Monte Scopus. Los demás víctimas fueron llevados a un hospital en Ramallah.

La Unidad Especializada de Trauma del Hospital Hadassah de Ein Kerem estaba en alerta para recibir a los 3 niños, quienes llegaron en ambulancias para recibir un tratamiento especializado de los pediatras y anestesistas.

Aún en un ambiente de urgencia controlada, los médicos y profesionistas del Centro de Trauma Judy y Sidney Swartz de Emergencias del Hospital se prepararon para recibir a las víctimas del accidente.

Los 3 niños inconscientes llegaron en ambulancias separadas. Los niños, con quemaduras severas, fueron sedados con una adecuada ventilación, y fueron envueltos en mantas de aluminio protectoras. Era necesario mantenerles libres los orificios de respiración y tuvieron que administrarles grandes cantidades de anestesia. Tras obtener las radiografías, fue necesario levantar la piel quemada para poder evaluar la condición médica de cada niño.

Dentro del equipo multidisciplinario, se contó con la ayuda de cirujanos pediátricos, cirujanos plásticos pediátricos, cirujanos generales, anestesistas, médicos especializados en cuidados intensivos pediátricos, neumólogos pediátricos, ortopedistas, oftalmólogos, especialistas maxilofaciales, radiólogos, etc.

Comenzaron de pronto a llegar al hospital los familiares y no cesaron las llamadas telefónicas para preguntar por las víctimas. Se abrió un cuarto especial de atención para atender al público, equipado con trabajadores sociales fluentes en árabe y en hebreo.

Dado que habían víctimas que estaban siendo tratados en el hospital de Ramallah, se tuvo que enviar a un médico especialmente allá para averiguar el estado de estos niños, ya que el personal del hospital en Ramallah no había enviado el listado de los nombres de los niños lesionados en el accidente y los familiares llegaban a Hadassah ansiosos de ver a sus hijos.

También llegaron reporteros con sus equipos de televisión para cubrir al evento, quienes fueron informados por el Dr. Yuval Weiss, del Hospital Hadassah. Fue necesario controlar el caos por medio del personal de seguridad.

El gobernador de Jerusalem, Nir Barkat, llego al hospital para escuchar los detalles en persona y se encontró con el Dr. Weiss y algunos médicos. Visitó al Centro de Trauma y al Cuarto de Atención para las Familias, donde pudo conversar con los trabajadores sociales y algunos familiares preocupados. Todavía no se ha podido identificar a todas las víctimas. El Coordinador de la Autoridad Palestina está coordinando esfuerzos con los trabajadores sociales de Hadassah para poder identificar a los niños.

De ellos, una niña fue identificada por sus padres. El 25% de su cuerpo tiene quemaduras y está internada en la Unidad General de Cuidados Intensivos. Los otros 2 niños no se han identificado aún. Uno de ellos está en condición estable, pero grave, con quemaduras en su rostro. El otro presenta quemaduras en el cuerpo.

Llegaron a la Unidad de Trauma otros 3 pacientes a causa del accidente y 5 niños ligeramente heridos están siendo atendidos en el Hospital Hadassah de Mt. Scopus, donde llegaron recién con sus padres.

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí