Inicio » Opinión » Nuestros Columnistas » El racismo de los mexicanos

El racismo de los mexicanos

EDUARDO RUIZ HEALY*

Periódico La Prensa, 17 de febrero, 2012, nota de Noel F. Alvarado: “…el empresario judío, no podrá salir y enfrentar el proceso fuera de prisión, debido a que este delito alcanza una pena de 5 a 8 años de prisión”… “El empresario judío, Moisés Sacal fue informado en la rejilla de prácticas que la pena por el delito excede el término medio aritmético, que es de 5 años 6 meses, y no alcanza fianza”.

Revista Proceso en proceso.com.mx, 10 de enero, 2012, nota de La Redacción: “El caso no trascendió hasta que ayer comenzó a circular en la red social YouTube un video en el que se observa al empresario de origen judío golpear al empleado. El escándalo se desató en Twitter, donde el incidente ocupó tres de los 10 lugares en los temas más comentados (trending topic), con la etiqueta (hashtag) ‘Miguel Sacal’, #GentlemanDeLasLomas y ‘Valet Parking’”.

Diario de La Crónica de Hoy en www.cronica.com.mx, 24 de enero, 2012, nota de Notimex: “Es de destacar que el pasado viernes, el empresario de origen judío también incumplió el exhorto que le hizo el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación de presentarse referente a las presuntas menciones discriminatorias”.

sdpnoticias.com, nota del 11 de enero, 2012, nota de La Redacción: “Las actitudes mostradas por el empresario de origen judío Miguel Moisés Sacal Smeke, durante una agresión prepotente contra un valet parking del condominio Torres Altus en Paseo de Las Lomas, son “violentas, prepotentes y discriminatorias”.

radiofórmula.com.mx, 16 de febrero, 2012: “En entrevista para el espacio informativo de Ciro Gómez Leyva, (el presidente del Tsjdf, Édgar) Elías Azar comentó que la sanción para el empresario judío Miguel Sacal dependerá, exclusivamente, de la decisión del juez que lleva el caso, por lo que no es un hecho que la pena llegue a los 8 años de prisión”.

noticias.terra.com.mx, 10 de enero de 2012, nota de Staff: “Entre las pruebas que el empresario judío ofreció al juez 47 de Paz Penal que lleva el caso, está un interrogatorio verbal que deberá contestar el perito en odontología forense y que emitió el estudio inicial luego de valorar las lesiones del denunciante”.

La lista es interminable. No encuentro menciones de Sacal en donde no sea calificado como “el empresario judío”. La única excepción es el resumen de mi noticiero de Grupo Fórmula, en donde nos referimos al empresario Sacal sin mencionar su religión o el origen de sus padres, abuelos, bisabuelos o tatarabuelos. Lo más penoso es ver los comentarios racistas, groseros y abusivos de tantos lectores de dichas “notas periodísticas”.

Curiosamente, al referirse a las 20 personas involucradas en el linchamiento de tres jóvenes en San Mateo Huitzilzingo, Chalco, Estado de México, ningún reporte o comentario explica cual es la religión de los presuntos homicidas o de dónde llegaron sus antepasados.

Tratándose de los responsables del megamillonario fraude cometido contra las finanzas públicas del Estado de Coahuila, no he encontrado reportaje o comentario en donde se refieran al ex gobernador “católico” Humberto Moreira, o a los católicos o protestantes ex funcionarios públicos coahuilenses o federales presuntamente involucrados.

Para mí, Sacal es tan mexicano como lo soy yo, o Moreira o los linchadores de Chalco o cualquier otra persona que haya nacido en México o haya adquirido la nacionalidad o ciudadanía mexicana, sea o no un delincuente.

El caso de Sacal Smeke es una prueba más del racismo y antisemitismo que existe en México. Conductas que hemos tenido que aguantar alguna vez todos los que tenemos un apellido que no es de origen español o somos hijos de uno o dos padres extranjeros.

*Eduardo Ruiz-Healy es periodista de radio y televisión.

3 Comments

  1. Héctor Challa dice:

    Triste pero cierto, es una constante en México.

  2. Bernardo Casarin dice:

    Nadie es perfecto y entiendo que el Sr Sacal como ser humano erró y se disculpó Y ESO ES LO QUE MAS VALE, claro que si, estoy en contra de los juicios fáciles, hizo finalmente lo correcto

  3. Carlos I. Romero dice:

    El que califiquen a tal o cual persona de ser “judio” no equivale a antisemitismo; aqui en México no hay ‘political-correctness’ como en Estados Unidos, por eso podemos decirle “negro” a un negro sin que esto sea una ofensa mientras en Estados Unidos son llamados “Afroamericanos”; de igual manera, el que digan “el empresario judio” no significa para nada que haya antisemitismo y de hecho México es uno de los paises con menos antisemitismo en toda Latinoamerica, sin duda alguna. Los judios son, obviamente, un activo muy indispensable para cualquier nacion y pueden ser y seran aceptados y asimilados si deciden asentarse en este pais y llevar su vida aqui, igual que cualquier otro extranjero, asi que no inflen esto ni lo tomen a mal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *