Inicio » Opinión » Entrevistas y Reportajes » Lo que sucedió en la Asamblea General de la ONU

Lo que sucedió en la Asamblea General de la ONU

Entrevista de octubre de 2011
ENLACE JUDÍO

Dan Tartakovski, miembro de nuestra Comunidad, fue el Embajador  Especial d ela Bnai Brith, una ONG judía creada hace 150 años, a la Asamblea General de la ONU, celebrada en Nueva York. En esta entrevista, nos habla del papel de B’nai Brith, de su labor de cabildeo y de sus conclusiones acerca de la Asamblea, entre otros temas.

ENLACE JUDÍO: Dan, ¿con qué personalidades te pudiste relacionar en este viaje?

DAN TARTAKOVSKI: Bueno, más que relacionar, yo no me siento ahí como persona, yo represento a una institución, y normalmente las entrevistas que tenemos son con los miembros de los distintos gabinetes, con distintos ministros y en algunas ocasiones con presidentes y primeros ministros de algunos países. No me presento de forma individual, sino dentro de un conjunto.

Me tocaron 12 ó 13 entrevistas: Hungría, Eslovaquia, Argentina, Uruguay, Tajikistán, etc.

Antes de éstas, platicamos son el Embajador ante las Naciones Unidas de Panamá, de El Salvador, con el Ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, con la Embajadora de EUA ante las Naciones Unidas, con Hillary Clinton, son varias las visitas y el ritmo es constante.

Las reuniones fueron más intensas ahora, por la Asamblea General de las Naciones Unidas y por el tema pero, año con año, se realizan entrevistas y votaciones, cada abril, en el Palacio de las Naciones Unidas. La Bnai Brith está participando ahí, junto con la WIZO y junto con otras organizaciones. En cada ocasión, la reunión es presidida por alguien distinto.

En el caso de la reunión acerca de Argentina, fue dirigida por Timermann (Ministro de Relaciones Exteriores de Argentina, N de la E): él tiene que abstraerse de su posición como miembro de la comunidad judía ya que representa a un país. Por lo tanto, a veces, lo correcto no es lo precisamente te conviene políticamente….

EJ: Cuando haces cabildeo, ¿ puede haber contradicción entre tu posición y la de la organización que representas?

DT: Yo represento una institución judía, pro israelí; por lo tanto, mi cabildeo es a favor de Israel. Hay ciertas directrices ya marcadas, por lo que esto no es una veleta que va de acuerdo a la marea; el cabildeo es de acuerdo a esas directrices.

EJ: ¿Cuáles eran estas directrices?

D.T: Para muchos países, era muy claro que debía de existir un Estado Palestino; sabíamos que, de llevarse a cabo, iba a haber una cantidad de votos a favor cercana a los 110. Lo importante aquí era el contenido de la resolución que se presentaría a la Asamblea. Los palestinos presentan su solicitud al Consejo de Seguridad, el Consejo de Seguridad tiene que aprobarla, puede ser vetada y puede ser negada y luego pasa a la Asamblea General.

En este caso EUA había prometido el veto, lo prometió un poco tarde pero lo prometió. Los palestinos iban a actuar de manera unilateral; por lo tanto, lo que se buscaba era que el acuerdo convenga a los intereses del Estado de Israel: ésa es la parte por la que se cabildea.

EJ: Cuando viste que casi todo el mundo le dio la espalda a Israel, que todo el mundo aplaudió a Abbas después de su discurso y que apenas se ecuchaban aplausos tímidos al hablar Netanyahu, ¿qué sentiste?

DT: No estaba precisamente dentro de las Naciones Unidas cuando habló Abbas ni cuando habló Netanyahu; curiosamente, estaba en una junta. ¿Qué se siente? Pues se siente frustración…

Aún así, intentas convencer a las personas clave, y cuando escuchas que cierto país, en el peor de los casos, se va a abstener, recuerdas que es el trabajo en conjunto de varias organizaciones y varias personas y sabes que tú contribuiste y que tu tiempo estuvo bien empleado.

Te sientes bien porque hiciste tu trabajo. Todo mi trabajo es voluntario, no soy asalariado, por lo tanto la recompensa viene cuando la gente me pregunta ¿qué pasó? o“quiero trabajar contigo”, o cuando recibo llamadas de agradecimientos de personas importantes.La satisfacción es muy grande.

A veces, como judío, lo político se te olvida o puedes no ser tan político; en política, tienes que ser directo, pero siempre educado; sin embargo, la mejor arma es la verdad. Hablando con la verdad, te puedes acercar y hacer un cambio.

Soy el más joven de los que me acompañaban, por lo que, a veces, me callo y escucho. Tienes que estar completamente preparado y conocer toda la información, saber qué tendencia política tiene la persona con la cual vas a hacer cabildeo. Hay que saber también leer entre líneas.

EJ: ¿Cuáles son los tres principales argumentos que tú darías para decir no a la conformación de un Estado Palestino sin antes tener negociaciones?

DT: Antes de que exista la conformación de un Estado Palestino tienen que haber negociaciones porque las dos partes van a vivir juntas: es importante saber quién es el vecino de enfrente. Llevamos mucho tiempo tratando de conocer a nuestros vecinos, y sabemos lo que quieren.

Tú, ¿vivirías con un vecino que sabes que te quiere tirar al mar? Por lo tanto, mejor primero nos sentamos a platicar y así nos podemos poner de acuerdo. Reconoces que existo y reconoce mis derechos para que yo pueda reconocer los tuyos. Reconoce que vamos a vivir juntos por muchos años.

Finalmente para que Israel pueda tener paz, los vecinos tienen que reconocer que, a su lado, hay otro pedazo de tierra.

Se pueden tomar muchas decisiones en muchas y diferentes organizaciones, pero si ambas partes no se sientan y se ponen de acuerdo, las demás decisiones no sirven de nada.

EJ ¿No es una contradicción el hecho de que Argentina, habiendo traído como acompañante una delegación judía, vote a favor del Estado palestino?

DT Argentina fue el escenario del atentado a la AMIA y a la Embajada de Israel. Ahí, el gobierno argentino dice: un momento, aquí se está atentando en contra de mi ciudad, mis ciudadanos. Son argentinos con una religión, que en este caso es la religión judía.

Por otro lado, está la creación de un Estado Palestino y de cómo se va a crear. ¿Quién va a gobernar? Argentina dice:” Eso lo deciden ellos, no nosotros, pero nosotros pensamos que este Estado tiene que existir. Ésa es la posición de Argentina”.

Entonces yo no veo una incongruencia, hubo un ataque en mi ciudad, yo respondo por eso, pero esto es independiente a la creación de un Estado.

Ahora, hay que tomar en cuenta que una cosa es Palestina, y otra cosa es Irán, Irak, Siria, Libia. Que ellos influyan, es otra historia. Por ejemplo, otros países como Tajikistán se pronuncian a favor de Israel, basándose en que la AP no ha sabido manejarse de manera correcta.

(El conflicto palestino-israelí) está distrayendo la atención del Medio Oriente y todo se enfoca en lo que está pasando en Israel para que no se percaten lo que también está pasando en otros países. Por ejemplo en Libia: Gaddafi tiene una fortuna de millones de euros, mientras que toda su población se está muriendo de hambre.

No tocaron a Palestina en los años 40 ni en los 60, porque el territorio estaba en manos de Jordania y Egipto; ahora, Israel vuelve a ser el chivo expiatorio.

Otro de los temas que por ejemplo la Bnai Brith, junto con otro grupo de organizaciones judías internacionales está resolviendo, es la devolución de los bienes confiscados por algunos gobiernos durante la época del nazismo. Eso se está viendo con un diputado de Hungría, con el Ministro de Polonia: es una de las labores que estamos haciendo.

Si alguna de las personas que ve esta entrevista quiere la devolución de bienes que fueron de su familia o algún pariente, puede acercarse a nosotros y a través de nuestra oficina podemos contactarlos con las personas que están a cargo de esto.

EJ: ¿Cuáles son tus conclusiones después de la Asamblea?

DT: Mi conclusión es ésa: el mundo está cambiando. Muchos gobiernos han caído, entre ellos el de Egipto y esto no es bueno para Israel. Hay veces que es necesario recordar eventos pasados, porque los gobiernos tiene corta memoria.

EJ: Pero, según tú, ¿qué viene para Israel?

DT: Todavía no sé… yo lo que puedo decir es que, mañana sale el sol… Sé que hay un Estado de Israel y que si quieren que haya un Estado Palestino, el gobierno de Abbas tendrá que sentarse y llegar a acuerdos.

Sabemos que los israelíes sí van a respetar sus acuerdos… pero no sé si los de la OLP, los de Al Fatah, los de Al Qaeda lo van a hacer.

No lo sé, pero tengo muy presentes las palabras de un ministro:” Yo, como candidato, les prometo lo que quieran; el día que me siento en la silla, mucho de lo que les prometí ya no va a ser, porque el gobierno ya tomó ciertos acuerdos y deben ser respetados”.

Esto es lo que falta del otro lado.

1 Comment

  1. ES DE HECHO SABIDO QUE ISRAEL JUEGA EL PAPEL PRINCIPAL EN EL MUNDO Y POR ELLO EL RECHAZO DE LOS ISMAELITAS(MUSULMANES), PUESTO QUE ES SU MÁS ALLEGADO Y QUIEN POR LO TANTO LO CONOCE MEJOR QUE NADIE, PERO EL MUNDO IGNORA ESTO, ¿ES MEDULAR EL CONFLICTO DE ESAS NACIONES PARA LA HISTORIA ULTIMA DE LA EXISTENCIA?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *