Inicio » Entretenimiento » “La más fuerte y el más débil (Crónica de dos escarnios)” de August Strinberg y Antón Chejóv

“La más fuerte y el más débil (Crónica de dos escarnios)” de August Strinberg y Antón Chejóv

fuerte

ESTHER ZYCHLINSKI
PARA ENLACE JUDÍO

A manera de un pequeño homenaje en el centenario de August Strindberg (1849-1912), Ápeiron Teatro remontará La más fuerte y el más débil (Crónica de dos escarnios), puesta en escena integrada por las obras en un acto “La más fuerte” de Strindberg y “Sobre el daño que causa el tabaco” de Antón Chéjov.

Apeiron Teatro cumple 15 años y para esto hace un homenaje a estos dramaturgos que vivieron más o menos por la misma época, con estos monólogos los domingos a las 18.00 horas en su sede de Monterrey 319, a unas cuadras del Metro y Metrobus Chilpancingo con entrada gratuita, además de tener otras actividades que podrán checar en su página de Apeiron Teatro.

El maestro Fernando Martínez Monroy dirige estos dos monólogos que ocurren en el mismo lugar: un café, donde en el principio llega una mujer muy guapa vestida de negro, que luego nos enteramos es una actriz; el mesero, que nunca habla, excepto unas líneas con técnicas clown, se enamora de esta actriz que tampoco habla. Yo respeto mucho a los actores que no hablan porque todo recae en sus expresiones, tanto corporales como faciales y por lo menos en esta puesta son muy claras, esto ocurre un 24 de diciembre.

Una puerta se vuelve a abrir y aparece una pareja: una mujer muy bien arreglada y un hombre con un traje que le aprieta, obligándolo a entrar al café, que por cierto, me recordó mucho a la telenovela “Gutierritos” de allá por los cincuentas, que trata sobre un hombre maltratado por su esposa.

El mesero los acomoda y pronto nos enteramos que el hombre va a dar una conferencia sobre “el daño que hace el tabaco”; cuando la mujer desaparece aprovecha para platicarle a los asistentes así como a la actriz sobre su vida tan desgraciada, de cómo es manipulado por la mujer y del poco respeto que sus hijas le tienen con alguna relación con el número 13 y 7, y conocer un poco sus sueños de liberación, todo esto ocurre mientras él esta solo pero en el momento que entra la esposa toca este tema que solo sirve de pretexto para darnos cuenta que sin importar en qué siglo estemos, siempre van a existir hombres maltratados, que la mujer también maltrata, tanto a su mismo género como a niños u hombres.

El trabajo del actor es maravilloso, consigue sacarnos una risa nerviosa cuando nos está platicando un dramón, sin embargo al final todo sigue igual. Al salir de lo que se supone es el café se topan con una mujer muy guapa con muchos paquetes en las manos, mismos que no sabe cómo manipular, esta mujer toda sonriente y “feliz” se sienta en una de las mesas, que por cierto, están cubiertas con manteles muy coquetos de acuerdo a la época igual que el vestuario, y al voltear se da cuenta de la presencia de la actriz.

Podría describirse en una palabra el arte de disimular una felicidad no sentida, aquí la actriz aparentemente conoce al marido y a los hijos de ésta, de repente se sienta en la misma mesa con la molestia de la primera y le empieza a reclamar una serie de situaciones que presuntamente pasaron, incluyendo algunas con los amoríos del marido, la esposa que también es actriz primero le reclama y luego le dice “no importa yo soy la fuerte”.

Con una actuación por parte de ambas donde Pilar Villanueva nos da una lección de actuación con un humor negro, directo pero que nos saca una sonrisa fácil, al final le dice que no importa que ella tiene a su familia y va a pasar el 24 con ellos y la otra está sola.

El final es sorprendente cuando la otra se va como si nada hubiera pasado, lo cual todavía lo vemos actualmente y la actriz saca una carcajada deliciosa que contagia al público.

He visto otras obras de Strinberg y de Chejóv, sin embargo este toque que le imprime Apeiron resulta muy relajante y sabroso, donde el público se puede reír de estos dramas, mismos que son temas universales sin importar las épocas.

Los invitamos a seguir sus actividades y conocer la obra poética de León Felipe con el Maestro Fernando Martínez Monroy, a divertirse con Concerto Grosso donde las técnicas clown y la música están presentes y un espectáculo poético además de esta puesta que estoy segura saldrán con una sonrisa, pero también con un mensaje.

Además pueden conocer sus cursos, la información se las dan en el 5574-14-18 o en su página de Apeiron, para cualquier información pueden mandar un mail a: [email protected]

Los invitamos a nuestra página www.artesescenicasmexicanas.com.mx, el face artes escénicas mexicanas o los blogspots: artesescenicasmexicanas.blogspot.com, enlace.escena.blogspot.com y [email protected]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *