Inicio » Comunidad » Justo Sierra, Monte Sinaí: vuelve a sonar el Shofar en el Primer Templo de la Comunidad Judía de México

Justo Sierra, Monte Sinaí: vuelve a sonar el Shofar en el Primer Templo de la Comunidad Judía de México

ELENA BIALOSTOCKY PARA ENLACE JUDÍO

El domingo 18 del presente mes se realizo la reinauguración del Templo Monte Sinaí en Justo Sierra, con la participación de un gran número de integrantes de la comunidad.

Hace 100 años, el 9 de Septiembre de 1923, toda la Comunidad judía de México se vistió de gala y acudió a Justo Sierra…

Tras un hermoso rezo y emotivos discursos, se prendieron velas y se colocaron mezuzot, volviendo el recinto a su anterior gloria como primer templo de la Comunidad Judía de México.

La remodelación del templo comenzó por la fachada durante la presidencia del Sr. Rafael Kalach, quedando ésta como estaba en 1923; después, se realizaron los trabajos en el interior del templo, desechándose la mayoría de sus interiores. Este trabajo fue realizado gracias a la generosidad del Sr Sión Memun y su esposa Tere, destacando la colaboración altruista del Arq. Marcos Metta Shrem.

La ceremonia fue muy bella en su sencillez: se sentía que los presentes eran parte de una familia, la familia Monte Sinaí. Asi como iban llegando, entre bromas, escogían los lugares que ocuparon sus padres o abuelos.

En un librero cerrado, al centro del Templo,se encuentran unos volúmenes: son libros sagrados, traídos desde Damasco por la primera generación de judíos sirios que llegaron a México.

El evento comenzó con el rezo de Minjá; posteriormente dijeron unas palabras los Señores Simón Salame, Presidente de la Mesa Directiva de la Comunidad Monte Sinaí, el Sr. Nissim Romano, encargado de los asuntos religiosos;El Rabino Abraham Toval, Rabino Principal de la Comunidad Monte Sinaí; y el Rabino Ariel Zaed.

Si las paredes de este templo pudieran hablar nos contarían cómo nuestros antepasados se reunían y fueron creciendo como comunidad, la cual fue consolidándose con la mirada puesta en las futuras generaciones; nos hablarían de nuestras raíces, de los que llegaron cargados de ilusiones, preservaron sus tradiciones y refrendaron su sentido de pertenencia-

“Como herederos de nuestros antepasados debemos sentirnos privilegiados de que somos la generación que ha hecho posible que estas paredes sigan en pie, hablando para que las futuras generaciones conozcan nuestra historia… Se ha mantenido abierto hasta la fecha de lunes a viernes para rezos al medio día con comidas kosher y calientes y clases a la hora de la comida… Aquí se fundó la Alianza Monte Sinai para ayudar a los necesitados… Entre las cualidades del pueblo judío podemos decir que están la ilusión y la esperanza y hay unas palabras que no debemos olvidar “No importa qué tan lejos llegues, sino de donde vienes” dijo Simón Salame.

Monte Sinaí es más que sólo templos; es la historia de nuestros padres, inmigrantes con los ojos puestos en un nuevo mundo y una nueva forma de vida.

El Rabino Toval enfatizó: “Este templo es el lugar con más energía en todo México, por ser el primer templo en este país y un lugar pequeño. Ojalá pudiéramos imaginar la emoción de los inmigrantes, cuando supieron que, por fin, no tendrían que orar en casas, sino en un lugar específico para congregarse… Se dice que los templos de la Golá se trasladarán a Israel cuando llegue el Mashiaj (Mesías) y dice la Torá que aquél que donó por decisión propia, permanece por siempre”.

Y recitó:”Qué bonitos son tus santuarios Israel, ya que bendecirán a tu pueblo”: el pueblo judío comenzó con una carpa, creció y se hizo un santuario espiritual y de valores.

A su vez, Ariel Zaed se refirió a nuestro patriarca Moisés:”Reunió al pueblo y les pidió un Mishkán, el lugar sagrado donde se guarda la Torá. Siempre que Moshe reunía al pueblo, se sentía bendecido. Sion representa la esperanza del pueblo de Israel; por ello, que no es casualidad que el Sr. Sión Memún haya sido quién se encargó de la reconstrucción del Templo. Este Templo es un lugar vivo”.

Es costumbre del Pueblo Judío, cada 50 años, celebrar el año del jubileo con el toque del Shofar. Ahora que se cumplieron 100 años de vida de Monte Sinaí, de nuevo sonó el Shofar entre las sagradas paredes de Justo Sierra, para pedirle a D-os que nos cuide a nosotros como cuidó este lugar.

2 Comments

  1. rafael garcia mata dice:

    Muchas felicidades.
    Shalom.

  2. Rebeca Ricardo Mendez dice:

    Bendito seas Israel,pueblo escogido por DIOS. Los amo!!!!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Send this to friend