Inicio » Opinión » Historia Judía » Junio del 67, el inicio de una contienda

Junio del 67, el inicio de una contienda

JOSÉ KAMINER PARA ENLACE JUDÍO

4 de junio de 1967
JERUSALÉN

El gabinete israelí después de 50 horas de debate dio su aprobación a un plan de guerra, que entre otras cosas significaba que de ahí en adelante, el Primer Ministro o el Ministro de Defensa podrían ordenar por decisión propia un ataque masivo en cualquier momento, en caso de que los árabes incrementaran sus amenazas.

La provocación llegó después de que la (F.A.E.) Fuerza Aérea Egipcia efectuó varios vuelos de reconocimiento sobre el espacio aéreo israelí, y fuerzas terrestres del mismo ejército comandadas por el General Chazaly se infiltraron en el Neguev.

Egipto
El Presidente Gammal Abdel Nasser declaró lo siguiente después de firmar el acuerdo para la afiliación de Irak al pacto de defensa entre Egipto y Jordania,… “Os hacemos frente a la contienda y estamos ardiendo en deseos para que ésta comience con el fin de tomar venganza por la traición de 1956. Esto hará que el mundo se dé cuenta de lo que son los árabes y de lo que es Israel. Esto enseñará también que el soldado árabe es un luchador duro y tenaz y que el pueblo árabe es bravo y heroico dispuesto al autosacrificio” (Radio Cairo).

A la Fuerza Aérea de Israel se destinaron dos misiones: la destrucción de la Fuerza Aérea Egipcia en el primer día de la guerra y la defensa aérea del espacio aéreo del país.

5 de junio 0840 horas
El Cairo

El sol de la mañana calentaba el ambiente de la populosa ciudad. Una multitud de gente iba y venía por las calles como lo hacían diariamente. Mientras tanto, la primera incursión de Mirages de la (F.A.I.) Fuerza Aérea Israelí estaba cerca de su ataque inicial y sorpresivo a diecinueve aeropuertos egipcios.

Se planeaba volar sobre el Mediterráneo con la finalidad de atacar los aeropuertos del Oeste egipcio como el Internacional de El Cairo, Mansura, Injas, Abusueir, Rayid, Kabrit, Helwan, Beni Suef y El Minya, que eran las bases de los 50 TU16 de la F.A.E., que formaban el temido regimiento estratégico de bombarderos de fabricación soviética.

Mientras que la primera embestida atacaba sus objetivos a las 08:45 horas, la segunda volaba hacia sus blancos sobre la costa egipcia. Cada incursión debía durar exactamente siete minutos antes de retornar a su base, donde estarían otros siete minutos como máximo para cargar combustible y rearmarse para el siguiente ataque.

El plan pretendía que las defensas egipcias tuvieran solamente tres minutos o aún menos de descanso entre las ofensivas de tres oleadas sucesivas de aviones en la primera parte del ataque, y el rápido cometido de los pilotos que harían dos vuelos en el término de una hora.

En el aeropuerto de Jatzerim, en el Neguev, despegaban 15 Vautours cuando los Mirages y los Ouragans de la primera ofensiva volaban hacía sus objetivos. Cada Vautours llevaba 500 libras de bombas. La carga de bombas había sido reducida dando prioridad al combustible con carga máxima.

Estos aviones volaban a 24,000 pies (8,000mts.) rumbo al sur para cruzar el Golfo de Akaba y el Mar Rojo. Sus objetivos eran los aeropuertos de Luxor y Ras Banas que la F.A.E. habían usado contra los monarquistas en el Yemen cuando se habían amotinado anteriormente. El mando supremo egipcio los consideraba muy al sur, lejos de cualquier ataque israelí. Por lo tanto, no se tomaron medidas para dispersar los escuadrones de equipo que estaban en tierra Ils28 y Migs 17.

Solamente en la base de Ras Banas, 16 Ilushin fueron destruidos en cuestión de minutos.

La guerra empezó el 5 de junio y duró seis días en los cuales Israel ganó la contienda, no por el hierro, si no por el corazón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *