Inicio » Opinión » Entrevistas y Reportajes » Rosh Hashaná en la cárcel de Cancún

Rosh Hashaná en la cárcel de Cancún

Entrevista de febrero de 2012

MAY SAMRA

Enlace Judío tuvo el honor de entrevistar en exclusiva a Nir Koren, Rabino de la Comunidad Judía de Cancún. Nir Koren lleva 9 meses de ejercer como Rabino en Cancún, estuvo anteriormente trabajando en la Comunidad de Monterrey. “La Comunidad de Cancún es muy interesante, joven, alegre, activa y está creciendo espiritualmente. Ahora, en Cancún, hay un manantial de Torá que es bonito para el alma”, expresó.

En nuestro video, Nir cuenta cómo vivió parte de su primer Rosh Hashaná en una cárcel de Cancún- y los tres milagros que resultaron de esta singular experiencia.

Ésta es parte de nuestra entrevista con el joven rabino:

Enlace Judío: Bienvenido Rabino ¿cuál es el objeto de su visita a la Ciudad de México?

Nir Koren: Queremos que todos en la Colectividad nos conozcan, que sepan que existe una Comunidad Judía en Cancún, una comunidad joven, bonita, interesante, una comunidad ortodoxa al 100% y buscamos que la gente tome conciencia que estamos ahí, si necesitan algún servicio religioso mientras están ahí, tenemos todo lo que necesita un judío cuando sale de su casa y llega a su casa …en Cancún.


EJ: ¿Cuánta gente compone la Comunidad Judía en Cancún?

NK: Más o menos, 100 familias en la región, pero la Comunidad tiene más o menos 50 familias que están registradas y con las que tenemos contacto diario.

EJ: Sabemos que introdujo varias innovaciones dentro de la religión, la educación y dentro de todos las aspectos de la vida judía, haciendo la Comunidad más completa. ¿Qué nos puede decir de la parte religiosa?

NK: De la parte religiosa tenemos un renacimiento; gracias a D-os, a la gente le interesa y estamos estudiando mucho, tenemos todos los días clases. Empezamos con una escuela para los niños en las tardes, y si D-os quiere, cada año tendremos un poco más hasta que tengamos una escuela de todo el día, pero por ahora estamos estudiando en las tardes, tenemos clases para adultos todas las noches. Es una Comunidad que realmente crece espiritualmente, cuando yo llegué traje 30 Mezuzot, por si alguien llegara a necesitar y ya tuve que pedir más porque se terminaron todos los pergaminos que traje. Por otra parte, gracias a D-os tenemos comida Kosher- ahora en delivery- y tenemos mucha demanda. Recibimos un donativo muy importante del Sr. Moisés Elmann que nos está construyendo una mikve, una tebilá, y si D-os quiere, tendremos para antes de Pesaj una mikve en Cancún, esto es una gran mitzvá que podrán aprovechar los miles de judíos que vienen. También, ya hace tiempo que contamos con un minián diario a las 7:30 de la mañana y después tenemos un desayuno. Así que somos judíos orgullosos: la Torá es nuestro camino y así seguiremos.

EJ: También sabemos que hay innovaciones desde el punto de vista educativo, ¿qué serían esas innovaciones?

NK: Mi esposa junto con la directiva de la comunidad están ahí, dando a los niños lo que necesitan los niños. Lo que ellos necesitan es saber quién soy y hacia donde voy, soy judío y ¿qué significa que soy judío?,. Eso es lo que los niños estudian ahí, aspectos que para un judío en Cancún no resultan tan obvios como para un judío de la Ciudad de México. Gracias a D-os tenemos la oportunidad de trabajar con niños que están estudiando desde lo más básico, por ejemplo, los más chiquitos que están estudiando desde las festividades, como por ejemplo, Tu Bishvat. Los niños ya conocen las 7 especies de Israel, las saben nombrar en hebreo y en español; poco a poco también están aprendiendo las letras del alfabeto hebreo, bailar y cantar en este idioma, rezar, hacer todo en el mismo, los niños están bien contenidos. Nuestro mayor enfoque es en los niños, tenemos clases de Bar y Bat Mitzvá, ahí preparamos a los niños y niñas para que entren al mundo judío:para nosotros, éste es el reto principal, crecer en el aspecto educativo de las familias.

Por supuesto, no empezamos de cero. Ya había una infraestructura judía establecida con mucho esfuerzo. Hay algunas cosas que logramos cambiar junto con la gente; pero sin el apoyo de todos los que están ahí involucrados, nosotros no hubiéramos hecho absolutamente nada.

EJ: ¿Cuáles son las ventajas de vivir en Cancún?

NK: Bueno, creo que todos saben que este es el paraíso de México, además de ser un lugar bellísimo, con playa, con aire puro, se cuenta con una calidad de vida, porque la gente está mucho más tranquila, la seguridad personal es mucho mejor que en otros lugares de México. Además solamente al salir de la casa y tener un tiempo libre porque no tiene uno que estar 3 horas en el tráfico, este tiempo se puede invertir con la familia y es una verdadera bendición y de la misma manera trabajar sin perder tiempo en ir y venir. Por lo tanto, creo que la familia como institución recibe más tiempo y está más disponible, menos nerviosa y el plus de tener playa.

EJ: ¿Cuál es la diferencia entre ser un judío ortodoxo en Israel y un judío ortodoxo en la diáspora, especialmente ser un judío ortodoxo en Cancún?

NK: En Israel un judío lo recibe y lo toma casi por hecho, casi no tiene que esforzarse para mantener su fe, prácticamente no tienes que hacer mucho porque la gran mayoría come comida kosher y es judío. Nosotros llegamos a un lugar en el que tienes que buscar a la Comunidad Judía, entonces de pronto estamos nosotros en una situación de empezar a veces cosas de cero y tenemos los judíos ortodoxos la necesidad de algunas cosas que no son tan obvias. Para mí por lo menos, esto fortaleció mucho mi identidad, porque cuando uno se tiene que esforzar para conseguir algo, lo valora más, mucho más. Entendemos que todo lo que existe es gracias al esfuerzo de muchas personas, y eso es lo que estamos viviendo, por ejemplo el minián, estamos muy agradecidos a todos los que vienen y gracias a D-os tenemos no sólo 10, es un minián grande y es gracias a que entendimos que ser judío religioso es un regalo y hay que trabajar y esforzarse por ello y cuando lo tienes, lo valoras mucho más.

EJ: En una encuesta que nosotros publicamos, se dice que ahora hay más religiosos en Israel que hace 20 años, ¿a qué cree que se deba que ahora hay más judíos en Israel que antes?

NK: Cuando le preguntan a un Rabino ortodoxo lo que es obvio, entonces va a contestar que es obvio. Cuando uno entiende que él contiene la verdad, que recibió la Torá que contiene todos los secretos, lo tienes ahí, no tienes que ir a buscar afuera, porque cada personas necesita llenar el vacío espiritual que tiene, una persona debe alimentar el alma con lo espiritual, no sólo con lo material. Ser judío es que el ser humano muchas veces buscamos lo espiritual, si miramos a una vela, nosotros queremos la luz, el calor algo que no podemos palpar, pero entendemos que sin la mecha y sin la cera no podemos tener lo espiritual, la gente necesita la parte espiritual, la gente comenzó a entender que necesita esta parte y que está en casa, de manera pura, la gente cuando ve la verdad absoluta no la puede negar y creo que esto es lo que sucede que muy cerca de su casa tiene todo lo que el ser humano quiere para llenar este vacío espiritual y cuando hay demanda nosotros vamos a intentar ofrecer lo que tiene y eso es lo que nosotros intentamos proveer a la Comunidad de Cancún.

EJ: ¿Qué es lo que ofrecen a la gente que va de vacaciones o de negocio a Cancún?

NK: Bueno tienen toda la infraestructura religiosa, son bienvenidos, de hecho muchos han participado y espero que aprovechemos el medio para contar que existe, tenemos rezos diarios, rezos para el servicio de Shabat, sí hay una sinagoga, pronto tendremos la mikve, tenemos eventos kosher, comida kosher, todavía no hay servicio de restaurant pero hay delivery para el hotel, tenemos una afiliación con Gourmet Event que es un catering muy famoso con los mejores chefs de la península, uno de ellos ganó el Iron Chef. Pero lo más importante para nosotros es que la gente pueda tener todo lo necesario, como una boda por ejemplo, por el mismo precio o un poquito más, pero religioso, kosher. Nosotros vemos nuestro trabajo en Cancún como una misión y para mi es muy importante que si una persona va a empezar su vida con una boda kosher y religiosa eso va a hacer que empiece su vida de mejor manera, nosotros queremos decir que hay y que es accesible. Todos los que vienen a Cancún tienen servicios accesibles y todo lo que la gente necesite nos puede contactar.

EJ: ¿Qué anécdota le gustaría contar acerca de su llegada dentro de la vida judía de Cancún?

NK: Cuando llegamos, eran casi dos o tres meses antes de Rosh Hashaná y recibí una llamada de una señora israelí que estaba en la cárcel por fraude. Llegué ahí y fue muy triste, era una señora desesperada y al terminar la plática de una hora, me dijo” todo está mal” y le dije: “Yo me voy, pero quisiera que te enfoques en una cosa positiva hasta mi regreso.”. Me dijo: “Pero no hay nada positivo”, yo le dije: “¿Me conoces?” y contestó: “No…”, “Pero aun así yo estoy aquí, ¿no es así?, ¿cuántas personas que están aquí pueden decir me vino a visitar una persona desconocida solamente porque soy judío…” dije, “Pues nadie puede decir eso” me dijo, “Pues esto es lo positivo que el pueblo judío se interesa porque tú eres judía”, y con lágrimas me dijo: “¿Cómo puede ser positivo que soy judía y voy a pasar Rosh Hashaná en la cárcel y no voy a escuchar el Shofar, no voy a comer la manzana con miel?”. Le respondí:“Si D-os quiere, yo voy a estar aquí para tocar el Shofar y comer la manzana con miel y todos los símbolos festivos”. Y así fue, a pesar de que la comunidad está a 10 km. de la cárcel: al terminar los rezos, comí algo rápido, me cambié el traje por ropa para correr, mi esposa me preparó una comida con todos los símbolos de la cena en una mochila y corrí los 10 km.

Después de 50 minutos llegué a la cárcel intentando explicar a los guardias qué tanto llevaba en mi mochila. El primer milagro fue que cuando los guardias me pidieron tocar el Shofar: el director escuchó y me dejaron pasar con todo, incluso la comida. Todos los prisioneros me miraron con cara de asombro. El segundo milagro fue cuando la mujer escuchó el Shofar y con lágrimas dijo: “D-os, gracias que no me has abandonado, gracias que estás aquí”. Y desde este corazón roto de la mujer, y la voz del Shofar, la Comunidad Judía dijo: ¿Cómo puede ser que haya una señora judía en la cárcel? Y con ayuda de toda la comunidad y con la voz del Shofar, esta señora salió de la cárcel poco después.

EJ: ¿Tiene algún mensaje que quisiera compartir con la Comunidad Judía?

NK: Me gustaría compartir el lema que tengo con nuestra comunidad y que está escrito en nuestra tarjeta: nuestra misión. Es muy fácil mirar y decir todavía hay mucho para mejorar, estoy de acuerdo, todos tenemos mucho por mejorar, pero esa no es la prueba, la prueba es si estamos mejorando.

La misión del judaísmo es ser mejor, pero no mejor que el otro, sino mejor que tú mismo al día de ayer.

Crecer sin compararse con el otro, esa es la misión y nosotros como comunidad estamos creciendo. Todavía no somos tan grandes, pero la palabra es todavía, tenemos la intención y con el apoyo de toda la gente, y todos los que quieren que muchos judíos tengan educación judía y puedan dar una oportunidad de vida religiosa, por favor, tenemos muchas necesidades y queremos crecer, éste es el mensaje.

Lo que importa no es si ya somos grandes, si no si cada día nos esforzamos para crecer y mejorar: esto es lo que intentamos. Les pregunto a ustedes: ¿Son mejores que el día de ayer?, si la respuesta es positiva, pues están cumpliendo su misión en este mundo y si no, es el momento preciso para empezar a mejorar su vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *