JACOBO ZABLUDOVSKY/ EL UNIVERSAL

En medio de las prisas, en vísperas de la votación, Enrique Peña Nieto conversa con tranquilidad.
“Tranquilo he sido toda la campaña: sobre mí han caído señalamientos, ataques, descalificaciones, infundios. Pero quería dejar claro dónde estaba el centro de mi propuesta, una propuesta viable, responsable, a partir de hacer las reformas que el país necesita: la reforma laboral, la reforma energética, la reforma hacendaria que va a dar posibilidad de que México nuevamente vaya en la ruta del crecimiento económico para generar más empleos y evidentemente, empleos mejor pagados.

-¿De dónde va a salir el dinero?

-En primer lugar creo que hay que hacer una reforma hacendaria que realmente permita fortalecer las finanzas del Estado, no con más impuestos, pero sí con una mejor recaudación y una mayor corresponsabilidad de los niveles de gobierno. Segundo, hay que gastar mejor el dinero que tiene el Estado. En lugar de gastarlo para la burocracia, 264 mil millones de pesos, cuando hace seis años era de 100 mil millones, hay que gastarlo ahora en lo que es infraestructura, en escuelas, hospitales, carreteras, pero también lograr una mayor participación del sector privado para ampliar la capacidad del Estado, ampliar la capacidad de construir más infraestructura. El promedio de crecimiento que ha tenido México en los últimos 12 años ha sido de 2.2, estamos en el penúltimo lugar, sólo por encima apenitas de El Salvador. Perú ha crecido casi tres veces de lo que nosotros, Brasil casi dos veces. Una democracia es algo que hemos ganado todos los mexicanos. Hoy el reto es lograr que en esa democracia tengamos gobiernos más eficaces, con mayor capacidad para hacer que las cosas sucedan en beneficio de los ciudadanos.

-¿Qué te hace enojar?

-Evidentemente la injusticia, la pobreza, la desigualdad; temas que tenemos que revertir de nuestro país. Éstas son
las cosas que indignan auténticamente, te indignan y lastiman a cualquier mexicano orgulloso de ser mexicano. No puedes permitir que esté ocurriendo en tu país. Son las cosas que más me indignan y es donde tengo una propuesta muy clara, comprometido a revertir la condición de pobreza, específicamente la pobreza alimentaria, la que padecen 20 millones de mexicanos que no saben qué van a comer y mucha de esta pobreza deriva del encarecimiento que se ha dado a la canasta alimentaria de los mexicanos, porque tenemos que importar alimentos, me he comprometido a disminuir la tarifa de la luz eléctrica, porque es cierto que en los últimos años ha habido incrementos sensibles en la economía familiar en el costo de la luz y eso no sólo afecta la economía familiar, ha afectado también a la industria del país que ha perdido competitividad y oportunidad de generar más empleos por el encarecimiento de la energía eléctrica. Son dos de los ofrecimientos que he hecho y que me voy a comprometer y a cumplir en el impulso a una reforma energética que el país necesita. Me he comprometido a crear un sistema de seguridad social que dé cuatro importantes beneficios a todos lo mexicanos. El acceso real a la salud, el seguro temporal de desempleo para quien pierde un empleo, el seguro de invalidez y la pensión para el retiro de los adultos mayores de 65 años. Que estos beneficios estén en la ley, que no queden sujertos a que si alguien me consiguiera en su programa de apoyo, algún gobierno. No, que estén en la ley, que realmente sean beneficios básicos para todos los mexicanos. Esto sin duda es un gran propósito, un gran proyecto que va a significar una reforma estructural en materia hacendaria y en materia social, de política social para lograr este beneficio para todos los mexicanos.

-¿Despacharás en Los Pinos?

-Ahí está la sede, bueno, está en Palacio (Nacional) y está en Los Pinos. Yo creo que Los Pinos ha dejado de ser sólo una casa o residencia del presidente en turno, realmente se ha convertido en parte de la sede del Ejecutivo federal en nuestro país. Es un espacio donde está la oficina propiamente del Ejecutivo federal tanto en este espacio como la que tiene en Palacio Nacional. Yo creo que se quedó la idea de que era la casa, una casa bonita donde vivía el presidente. Yo creo que no es sólo eso, hay oficinas, áreas de trabajo y hay funcionarios que acompañan al presidente en la tarea de servir a México.

-¿Algo más?

-Sí. Creo en las instituciones. Seré respetuoso de la ley. Voy a acatar el mandato de los mexicanos.