ABC.ES

17 de Agosto 2012.-Las víctimas del programa de eutanasia nazi tendrán a partir de hoy un monumento en Brandeburgo (noreste de Alemania), la primera ciudad donde, a partir de 1940, se usaron cámaras de gas para dar muerte a enfermos a los que los nacionalsocialistas consideraban indignos de vivir.

A la inauguración asistieron más de 40 familiares de víctimas del programa de eutanasia que fue en cierta medida el ensayo general para el Holocausto que afectó a los judíos en toda Europa.

Según la comisaria de la exposición permanente que forma parte del monumento, Astrid Ley, más de 70.000 enfermos mentales y discapacitados fueron ejecutados por los nazis entre 1940 y 1941.

El director de la Fundación Memoriales de Brandeburgo, Güther Morsch, dijo que en Brandeburgo se inventó la cámara de gas como máquina de exterminio y dijo que en ella encontraron la muerte primero miles de enfermos y luego millones de personas.

El programa de eutanasia estaba dirigido a ahorrar los gastos del tratamiento de enfermos psiquiátricos y enfermos incurables.

Israel no está solo

En la batalla de la información, estamos al frente
Llegamos a 8 millones de personas al mes
Únete a la defensa del único Estado Judío
Se parte de la Comunidad Enlace Judio

ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD 👈