avatar_default

LA INFORMACIÓN.COM

28 de noviembre 2012.- La indemnización a los supervivientes del Holocausto a los que robaron sus propiedades en la II Guerra Mundial ha protagonizado una conferencia internacional clausurada hoy en Praga, en la que se solicitó a Polonia cambios legales para permitir las compensaciones.

Varios participantes llamaron la atención sobre la pasividad de Varsovia a la hora de indemnizar a los supervivientes, cuando Polonia acogió a una de las comunidades judías más numerosas del mundo antes de la II Guerra Mundial.

No es una cuestión “sólo material, sino de justicia con la historia”, señaló a Efe la baronesa Ruth Deech, de la cámara de los Lores británica.La Conferencia para la Revisión de los Bienes Inmobiliarios fue organizada por el Instituto Europeo para el Legado de la “Shoa”, un ente creado durante la presidencia de turno checa de la Unión Europea (UE) en 2009.La política inglesa, de una familia de industriales judíos que huyeron de Polonia, recordó que antes de la II Guerra Mundial había en Polonia más de tres millones de judíos.”Un 20 % de toda población judía del mundo, por lo que no es una cuestión de propiedad sino de historia. Y no permitir a los nazis que tengan el triunfo hoy, al igual que quisieron hace 70 años”, afirmó.

Y es que los judíos polacos fueron víctimas del expolio durante la ocupación nazi del país, y desde entonces no han podido recuperan sus bienes raíces y su memoria histórica ha quedado con ello casi erradicada.”Polonia es el único país en la nueva Europa que no hizo nada sobre la propiedad privada de los judíos”, denunció Deech, quien abogó porque la UE y Alemania actúen para conseguir una legislación de restitución en el país comunitario.

“Dicen que no se lo pueden permitir, pero Polonia es ahora un gran historia de éxito desde el punto de vista financiero en la Unión Europea”, añadió Deech, cuyo abuelo perdió una fábrica y su vivienda al Este de Polonia.

La diplomática israelí de origen rumano Colette Avital dijo a Efe que “Polonia es el país mas refractario. Nos está causando muchos problemas”.Avital, directora general del Centro Ideológico y Educacional de la Fundación Berl Katznelson, considera que Polonia “es el caso más difícil y más importante”.”Había tres millones, que tenían en su mayoría un vida intelectual y profesional extraordinaria, con muchas propiedades.

Algunos volvieron después de la guerra, de los campos de concentración, y querían recuperar sus casas y fueron importunados por la gente que estaba allí”, afirmó la diplomática. Puso como ejemplo el caso de Francia, donde hace diez años se creó una comisión y “se han devuelto muchas propiedades”.”Los procedimientos fueron muy buenos, muy rápidos, había muchos jueces e historiadores. Si realmente lo quieres hacer es posible”, afirmó.

Sobre otros países del Este, afirmó que “Hungría ha devuelto algo y Rumanía hizo un esfuerzo”.Sobre Rumanía señaló, no obstante, que “en lo que respecta a propiedad privada, incluso a gente que se acogió a la ley a tiempo, sólo el 30 % por ciento de los solicitantes fueron hallados legítimos (propietarios) y obtuvieron dinero. Al resto se les dijo que su petición fue aceptada pero no se podía hacer nada”.

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí