EL PAÍS

12 de diciembre de 2012.-La Administración estadounidense asegura que las fuerzas leales a Bachar el Asad han disparado misiles Scud contra los rebeldes en los últimos días, según informa el diario The New York Times. La información del diario neoyorquino supondría, de confirmarse, una considerable escalada en las hostilidades. Un funcionario del Pentágono aseguró al NYT bajo condición de anonimato que el número de misiles Scud disparados desde Damasco contra posiciones insurgentes en el norte del país puede cifrarse en seis. Las localidades alcanzadas por los misiles estarían bajo control del Ejército Libre de Siria.

Mientras tanto, un coche bomba ha hecho explosión a primera hora de la tarde de este miércoles ante la entrada principal del Ministerio del Interior sirio, situado en el barrio de Kafr Susa, al oeste de Damasco. La deflagración ha provocado víctimas, informó la televisión estatal sin precisar la cifra. Kafr Susa es un área por cuyo control pugnan las fuerzas leales al presidente Bachar el Asad y los combatientes rebeldes. Una residente en el barrio afirmó que había oído sirenas y disparos tras una “enorme explosión”.

Desde antes del verano los rebeldes han logrado posiciones en los alrededores de Damasco, pero hasta ahora sólo han hecho incursiones esporádicas en el centro de la capital siria, con ataques con bomba contra edificios de la seguridad del régimen o áreas leales a El Asad como Jaramana, donde dos atentados con bomba mataron a 34 personas en noviembre.

El atentado que el 18 de julio mató a cuatro ayudantes de El Asad, incluido su cuñado Asef Shawkat, fue seguido por un avance de los insurgentes hacia el interior de la ciudad, aunque fueron inmediatamente repelidos por las fuerzas del régimen.

Al menos 40.000 personas han muerto en la revuelta siria, que empezó en marzo de 2011 con protestas callejeras y su inmediata represión por las fuerzas de seguridad.