avatar_default

W 0

TRADUCCIÓN Y REPORTAJE DE SIMJA HOFFMAN

El tiempo se pasó volando y llegó de nuevo el Día Internacional de la Mujer, el 8 de Marzo. La primera celebración fue el año de 1909, en Estados Unidos, con orígenes socialistas y teniendo como estrategia “promover la igualdad de derechos y el sufragio (voto) para las mujeres”.

Paulatinamente se fue extendiendo tal festejo a distintos países europeos (Austria, Dinamarca, Alemania, Suiza), en donde además se exigía el derecho a trabajar públicamente y se protestaba contra la discriminación sexual.

Australia, Rusia (cuando todavía era la URSS), China y otros países se incorporaron posteriormente. La Asamblea General de la ONU, proclamó el 8 de Marzo de 1977, como día que conmemora los derechos de las mujeres y la paz mundial.

Si bien vivimos en el Siglo 21, hemos sido testigos de grandes logros que benefician a la mujer, pero a la vez, no deja de escandalizarnos la situación extrema y discriminatoria que existe en algunos países, donde no pueden ni mostrar su rostro, votar, trabajar, salir a la calle solas, estudiar, ni participar activa y totalmente en la vida religiosa, social, política.

Es aplaudible el esfuerzo para cumplir distintos roles y funciones como mujer, pero hay quienes luchan contra la hambruna, el analfabetismo, los abusos religiosos, sexuales, laborales, la prostitución y la falta de una aplicación justa de la ley, por lo que seguimos teniendo muchos retos pendientes de resolver.

Israel es parte del primer mundo, la única democracia en el Medio Oriente, un país relativamente joven y pequeño en cuanto a su territorio y población. No deja de ser la excepción: una parte significativa de sus mujeres, está despertando y exigiendo sus derechos en distintos ámbitos.

El New Israel Fund (NIF) o Nuevo Fondo de Israel, es una organización líder que promueve la democracia e igualdad para todos los israelíes. Cree que Israel puede vivir y cumplir la visión de sus fundadores, como un Estado que garantiza una completa igualdad de derechos sociales y políticos para todos sus habitantes, sin importar su religión, raza o identidad nacional.

El NIF ve al Estado de Israel como una expresión soberana al derecho de auto-determinación del pueblo judío, pero también como una democracia dedicada a la completa equidad de todos sus ciudadanos y de sus comunidades. Está comprometido a promover los valores de dignidad humana protegiendo la Declaración de Independencia de Israel (1948), que se observa como clave para su seguridad a largo plazo y para su supervivencia.

El NIF trabaja para fortalecer la democracia israelí y para promocionar la libertad, justicia e igualdad de todos los israelíes. Su trabajo está diseñado para:

* Conseguir la equidad de todos los ciudadanos del Estado sin importar su religión, origen, raza, sexo u orientación sexual.

* Reconocer los derechos civiles y humanos de todos los individuos y grupos por medio de la protección de los ciudadanos palestinos y de otras minorías marginadas.

* Incluir el avance de los derechos colectivos y la oposición a toda forma de discriminación o de fanatismo.

* Reconocer y fortalecer el pruralismo esencial de la sociedad israelí y tolerancia por la diversidad.

* Proteger el acceso de las minorías a los canales democráticos, como medio para expresar sus intereses e identidades, así como para la promoción de sus derechos.

* Fortalecer a la sociedad civil en Israel como vehículo fundamental de una sociedad abierta.

* Construir y mantener una sociedad justa, en paz consigo misma y con sus vecinos.

El NIF trabaja a favor de los Derechos de la Mujer.

Las instituciones sociales, las tradiciones y las leyes religiosas han mantenido a las niñas y a las mujeres en desventaja en escuelas, lugares de trabajo, en casos de divorcio y como víctimas de la violencia.

Las mujeres israelíes como minoría y grupos en desventaja, tienen unas tasas desorbitantes en cuanto al desempleo, pobreza, problemas de salud y abuso de sus derechos básicos. Consituyen cerca del 50% de la fuerza laboral en Israel, pero a pesar de esto, se les paga en promedio sólo el 62% del salario de los hombres. También las mujeres forman parte del 70% de esos salarios mínimos o tal vez menos.

El monopolio religioso ortodoxo en el matrimonio, el divorcio y otros asuntos personales infringe el derecho de las mujeres judías de casarse con quien ellas escojan o en que obtengan el divorcio aún sin el consentimiento del esposo. Sus vecinas árabes con frecuencia padecen una situación peor: con la poligamia que es ilegal pero común en las familias beduinas; el abuso doméstico e incluso los asesinatos “por honor”, que manchan a la comunidad. Las más vulnerables de todas las mujeres, una gran mayoría proveniente de la antigua Unión Soviética, que son objeto de tráfico (trata de blancas) y usadas en prostitución, un problema creciente en Israel.

El NIF fundó y financia la mayoría de las organizaciones y redes de “Derechos de las Mujeres” en Israel. Se remonta al establecimiento de la red del primer “Centro de Crisis por Violación” de Israel, hace más de 20 años. Se ha conseguido una legislación importante, que incluye una ley de “Oportunidad Igual en el Empleo” y un marco precedente en los veredictos del tribunal. Los programas del NIF fortalecen a las mujeres en desventaja económica, por lo que se sitúan dentro de las ciudades, poblados en desarrollo y en villas beduinas no reconocidas.

Cuando apoyas los programas de “Planeación Familiar”, NARAL o la “Lista de Emily”, ayudas a que el NIF refleje esos mismos valores en Israel.

¿Por qué la religión es un tema tan sensible en Israel?

Uno podría creer que habiendo finalmente un Estado Judío en Israel, los judíos podrían practicar o no su religión sin problemas de interferencia por parte del gobierno. Hasta cierto punto, esto es verdad. Actualmente, los judíos de todos tipos se están vinculando o reconectando con su Judaísmo, tanto en programas apoyados por el NIF, por ejemplo, los inmigrantes de la antigua URSS están estableciendo comunidades espirituales dinámicas y descubriendo su herencia judía.

Las mujeres ortodoxas liberales están encontrando maneras para aumentar su rol y envolvimiento en rituales religiosos judíos dentro del marco de referencia de la Halajá. Los jóvenes seculares se están dirigiendo a escuelas nuevas para continuar sus estudios de textos judíos, con acción social e inspirados por los valores judíos.

Todavía hay mucho que hacer, ya que la ultra-ortodoxia que controla la materia civil en Israel, sigue excluyendo a otras corrientes del Judaísmo en relación a asuntos que van del matrimonio a la conversión. Aunque los judíos no ortodoxos constituyen un 70% de la población israelí, sólo un porcentaje insignificante del presupuesto para la cultura y educación judías, se destina a los movimientos: conservador (“masorti”); reformista; reconstruccionista y a otras variantes del aprendizaje judío.

Muchos israelíes que no son ortodoxos se sienten desconectados del judaísmo ortodoxo. Han desarrollado un profundo resentimiento y chantaje religioso, que incluso ha conducido a que algunos rechacen su identidad judía favoreciendo únicamente su afiliación nacional. Más allá, el extremismo religioso también ha unido fuerzas con el nacionalismo extremo, en detrimento de la democracia y de la búsqueda de la paz.

El NIF considera que un Israel tolerante hará un país más cohesivo socialmente, dentro de sí mismo, en su conexión con los judíos de la Diáspora, en sus relaciones con los ciudadanos que no son judíos y con sus vecinos. El trabajar con NIF representa encaminarse hacia el ideal: una nación en la Tierra, en donde todos sus miembros son libres de conducir su vida religiosa, espiritual y culturalmente, de acuerdo a su propia conciencia.

El Centro ADVA (concesionario del NIF), en un estudio del 2010, menciona 10 hechos que probablemente son desconocidos sobre las mujeres en Israel:

1.- Población.
La población de Israel (a finales del 2009) era de 7.5 millones. Aunque la mayoría de los ciudadanos israelíes son
judíos, existe una minoría árabe grande. De aproximadamente cada 2.8 millones de mujeres (de 15 años o mayores)
que viven en el país, alrededor de 2.3 millones son judías (82%) y unas 470,000 son árabes (17%).

2.- Política.
A las mujeres israelíes todavía les falta obtener poder político:
a) 22 de cada 120 legisladores (18%) son mujeres y sólo una es árabe.
b) 350 (13%) de 2,700 consejeros locales son mujeres.
c) 2 de cada 30 ministros del gabinete son mujeres.

3.- Empleo.
Las tasas de empleo son más altas para las mujeres judías, pero bajas para las árabes, debido a la falta de
desarrollo, trabajos y transportación pública en las localidades árabes: el 56% de las mujeres judías y el 19% de
las mujeres árabes son parte de la fuerza laboral.

4.- Puericultura.
Israel cuenta con un sistema de centros de atención infantil y familiar que recibe apoyo del gobierno, pero a
pesar de esto, las facilidades son mucho más accesibles para las mujeres judías, que para las árabes. Los niños
árabes en preescolar constituyen el 27% del grupo de su edad, pero sólo el 6% de los preescolares son aceptados
en ellas.

5.- Salarios.
Las mujeres continúan ganando menos que los hombres, sin importar cómo se haga el cálculo. El promedio de salario
por hora de la mujer es el 83% del hombre; no se cuenta con algún desglose a nivel nacional en relación a las
mujeres judías y árabes.

6. Ingreso.
Las ganancias de las mujeres están aumentando, pero todavía son mucho menores que las de los hombres. Las mujeres
conforman el 12% de las personas con el rango más alto de ingreso, pero el 65% obtienen el salario mínimo o menos.
En promedio, las mujeres árabes ganan menos que las judías.

7. Impuestos.
Considerando que las mujeres ganan menos que los hombres, también pagan menos de impuesto sobre el salario: ellas
pagan el 18% de los impuestos públicos por dicho concepto. Tampoco existe detalle en relación a las mujeres judías
y a las árabes.

8. Edad matrimonial.
La edad en que las mujeres se casan está aumentando. El promedio (primer matrimonio) para las mujeres judías es de
25.7, para las cristianas de 25.3, para las drusas de 22.5 y para las musulmanas de 21.8. En el 2008, 11 mujeres
judías y 622 mujeres musulmanas se casaron, a pesar de que tenían menos de 17 años de edad.

9.- Divorcio.
El hecho de que en Israel los asuntos relacionados con la situación personal se han relegado al ámbito religioso,
en lugar de los juzgados civiles, el divorcio constituye un problema serio para la mujer de cualesquier
denominación religiosa.

10. Educación.
Más de la mitad (62%) de las niñas judías se gradúan de la preparatoria con el certificado correspondiente (”
bagrut “); aunque apenas más de la tercera parte (34.4%) de los adolescentes árabes terminan ese nivel con
certificado (no hay un desglose por sexo).

Un fuerte MAZEL TOV ! A mi “shlijá”, a las mujeres que además de ser amas de casa o estudiantes, participan activamente en las kehilot, a quienes trabajan arduamente como obreras, en otros puestos y en distintas organizaciones feministas. A las que observan, exigen y buscan mejorar los derechos de las mujeres y a las pertenecientes a la comunidad LGBT, que abordan temas sociales controversiales, de la sinagoga y de las minorías.

La mujer es muy valiosa y se han logrado avances en muchos aspectos, pero debemos tener presente la situación de aquellas que se encuentran discriminadas, que son objeto de abuso y que en ocasiones, parecen inexistentes. Quienes gozamos de determinados privilegios y podemos ejercitar nuestros derechos esenciales, debemos estar concientes y agradecerlo, pero sin olvidar e interceder por aquellas que no tienen voz, ni voto, sin hacer diferencia alguna, sino mostrando nuestra solidaridad incondicional. Pedir porque se reduzca o elimine el machismo, para que la igualdad sea real y porque todos (sin importar nuestro género) luchemos juntos por una vida digna y mejor. Celebrar a la mujer los 365 días del año y darle un justo y merecido valor a cada uno de los papeles que cumple, a nivel personal, como pilar de la familia, como engrane de la sociedad, como líder comunitaria, como representante política y, en especial, como ser humano pensante, capaz, creativo, valiente, sensible e incansable luchadora.

GLOSARIO:

ONU; Organización de las Naciones Unidas. Organismo Internacional, con sede en New York (USA).

Halajá: Se le conoce como la “Ley Judía”, el camino o modo de vida. / Es un compendio de leyes religiosas para los judíos, que incluyen la ley bíblica (613 mitzvot o mandamientos), pero también la ley talmúdica y rabínica, además de costumbres y tradiciones. No sólo guía las creencias y prácticas religiosas, sino numerosos aspectos de la vida cotidiana. / Históricamente, durante la diáspora, ayudó a que muchas comunidades judías ejecutaran las leyes civiles y religiosas. A partir del período de la Iluminación, la emancipación y la Halajá en la época moderna, los ciudadanos judíos están vinculados a ella por su consentimiento voluntario./ Bajo la actual ley del Estado de israel, ciertas áreas relacionadas con la familia y la vida civil están regidas por la autoridad de las cortes rabínicas y, por lo tanto, tratadas de acuerdo a la Halajá. / Algunas diferencias en la Halajá reflejan la diversidad histórica y geográfica de varias comunidades judías de la diáspora.

Masorti: Significa “tradicional”. Es el nombre hebreo para el Movimiento de Judaísmo Conservador en Israel, fundado en 1979, bajo la cobertura de varias ongregaciones, que promueven la práctica del judaísmo tradicional entre hombres y mujeres israelíes que aceptan la modernidad. Se promocionan los valores combinados del judaismo sonservador, la tolerancia religiosa y el sionismo, además de esforzarse por nutrir una sociedad israelí saludable, pluralista, espiritual y con fundamentos éticos. / Aproximadamente 50,000 israeliés son miembros o afiliados a sus congreggaciones y programas nacionales, en los que participan 125,000 israelíes cada año. / Más del 60% de la comunidad “masorti” son nacidos en Israel o provienen de países en donde el inglés no es su lengua materna.

Diáspora: Se refiere al movimiento, migración o dispersión de personas, lejos de su patria o tierra natal establecida. / Gente dispersa o exiliada por cualesquier razón a más de un lugar. / Gente que se ha establecido lejos de su tierra ancestral.

Bagrut: Equivalente al nivel medio de estudios, es decir, la preparatoria. / www.uscj.org

Talmud: Proviene del hebreo, significa “instrucción o aprendizaje”. Es un texto central en el judaísmo rabínico, considerado después de la Torá (Pentateuco o Ley Mosaica) y tradicionalmente se le denomina “Shás”, abreviación del hebreo que se refiere a “shishá sedarim” (seis órdenes) de la Ley Oral judía. / El Talmud tiene dos componentes: la “Mishná”, que es el primer compendio escrito de la ley oral judía y de la “Guemará”, una explicación de la Mishná y de los escritos tanaíticos relacionados, que con frecuencia se explora otros temas y expone ampliamente la Biblia Hebrea. / Los términos “Talmud” y “Guemará” se usan por igual. / Todo el Talmud consiste de 63 tratados y más de 6,200 páginas impresas. Escrito en hebreo tanaítico y arameo. Contiene las opiniones de miles de rabinos en una gran variedad de temas, incluyendo leyes, ética, filosofía, costumbres, historia, teología, sabiduría y muchos más. Es la base de todos los códigos de ley rabínica y es muy mencionado en la literatura rabínica.

Tanaíticos: Del hebreo, significa “repetidores” o “maestros” y se refiere a los sabios rabínicos cuyos puntos de vista se encuentran en la “Mishná”, aroximadamente 10-220 e.c. El “período mishnaico”, que duró cerca de 210 años y que se divide en cinco, de acuerdo a generaciones, aproximadamente 120 conocidos “tanaíticos” y que vivieron en distintas partes de Israel, cuyo centro espiritual era Jerusalén antes de la destrucción de la ciudad y del primer templo. Luego los rabinos y sus estudiantes fundaron otros centros religiosos (por ejemplo, en yavne, lod y Bnei Brak). Algunos fueron trabajadores, líderes de la gente e intermediarios con el Imperio Romano.

Aliá: Emigración a Israel de personas de religión y procedenca judías.

Mazel Tov: Literalmente significa “Buena suerte”, pero se usa como felicitación.

Shlijá: Es una emisaria o representante de algún organismo, que tiene a su cargo un grupo de personas.

Kehilot: Plural de “Kehilá”, se refiere a una sinagoga o congregación.

LGBT: Lesbian, Gay, Bisexual & Trasgender (lesbianas, homosexuales, bisexuales y trans-género),

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí