Inicio » Opinión » Análisis » “La vida humana es más sagrada que la Meca”: Imán de Drancy, Paris.

“La vida humana es más sagrada que la Meca”: Imán de Drancy, Paris.

peres_imanes

BENJAMÍN LAUREANO LUNA PARA ENLACE JUDÍO

El Presidente de Israel, Shimón Peres, se entrevistó en Paris con un grupo de imanes y responsables religiosos musulmanes de Francia, el 11 de marzo, con los que abordó el tema de la matanza en la escuela judía Ozar Hatorah, de Toulouse, perpetrada el 19 de marzo de 2012 por el fanático musulmán, Mohamed Merah, en la que murieron tres niños y un profesor.

El Imán de la mezquita de la Ciudad de Drancy, ubicada en la periferia de Paris, Hassen Chalghoumi, enfatizando dijo: “Para los imanes de Francia, la vida humana es más sagrada que la Meca”.

Subrayó: Esto es lo que enseñamos en Francia.

Agregó: Nuestra lucha de todos los días, se dirige contra el integrismo y la violencia.

Explicó: Nosotros somos las primeras víctimas del integrismo.

En efecto, los fanáticos integristas musulmanes, han amenazado a estos imanes, que propugnan el Diálogo con los judíos.

Sin duda alguna es necesario fortalecer el diálogo judío con los imanes musulmanes de Francia.

Como es sabido, entre los musulmanes, el odio a los judíos se difunde a través de las madrasas (escuelas), en las que se le muestra al niño de kínder la imagen de un judío y se le enseña: Este es un judío, enemigo de Alláh y de Mahoma, debes matarlo y si mueres por ello, te conviertes en mártir y estarás al lado de Alláh.

Al llegar el educando al primer año de escuela fundamental, se le da un libro para inducir el odio al judío; así en cada grado el alumno estudia diferentes libros sobre el mismo tema. Cuando llega a joven, tiene ansia por matar a un judío y anhelo de convertirse en mártir, para estar al lado de Alláh. Por ello hay suicidas que se ponen con gusto un cinturón con explosivos, haciéndolos explotar al lanzarse a un mercado en donde abundan compradores judíos, o al subir a un autobús lleno de pasajeros judíos o de plano al introducirse a una sinagoga.

El diálogo árabe-judío debe estimularse en todas partes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *