Inicio » Noticias » Mundo judío y Diáspora » Túnez refuerza la seguridad para garantizar peregrinación judía

Túnez refuerza la seguridad para garantizar peregrinación judía

resimage2

Unos 450 peregrinos extranjeros y un número similar de judíos tunecinos participarán del viernes al domingo en la peregrinación a la sinagoga de Ghriba, la más antigua de África, en la isla de Yerba (500 km al sur de la capital), pese a la inestabilidad de Túnez desde la revolución de 2011, indicaron el viernes los organizadores.

Esa procesión llegó a congregar a más de 8.000 personas antes del atentado de abril de 2002 contra el templo, reivindicado por la red Al Qaida, que dejó 21 muertos.

La tradición atrajo a muchos menos peregrinos en los años siguientes, aunque su número empezó a aumentar hasta que hubo un nuevo recorte tras la revolución que derrocó al dictador Ben Alí en enero de 2011, la primera de la Primavera Árabe.

Los organizadores confían en que ahora vuelva a cobrar impulso.

“Habrá quizá unas mil personas, pero todo ocurrirá normalmente y el año que viene habrá 2.000 y luego 3.000”, asegura Perez Trabelsi, uno de los promotores, quien está convencido de que el gobierno dirigido por el movimiento islamista Ennahda hará todo para garantizar la seguridad de los peregrinos.

“Habrá muchos policías, se harán muchos esfuerzos para que todo sea seguro”, insiste.

Una fuente de los servicios de seguridad, citada por la agencia oficial TAP, reveló que las fuerzas policiales empezaron a desplegarse en la zona el 20 de abril, pero que ya desde febrero se llevaban a cabo operaciones contra redes de criminalidad.

“Los refuerzos se desplegarán en particular en los circuitos turísticos de acceso a la isla, en los barrios donde viven los judíos de Yerba y (…) en el de la sinagoga de Ghriba”, agregó.

Algunas asociaciones expresaron sin embargo inquietud por una intensificación de los discursos antisemitas y por el laxismo de las autoridades ante ese fenómeno.

La peregrinación se inicia en el 33º día de la Pascua judía y prevé dos procesiones hacia Ghriba, una el viernes y otra el domingo. Según una leyenda, esa tradición recuerda la destrucción del Templo de Salomón y la llegada de judíos refugiados a Yerba, que habrían fundado la sinagoga en el año 586 antes de Cristo.

Unos 10.000 judíos vivían en Túnez antes de la independencia de este país, en 1956, pero actualmente no son más de 1.500. Muchos partieron a Francia o Israel tanto por temor de persecuciones, como por la atracción por Israel tras la creación del Estado hebreo.

Fuente:terra.com.mx

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Send this to friend