Inicio » Opinión » Martín Lutero y la Noche de los Cristales Rotos

Martín Lutero y la Noche de los Cristales Rotos

 

Enlace Judío México e Israel – Con el tiempo y el estudio, nos hemos podido dar cuenta lo evidente de la falta de originalidad en el proyecto nazi para terminar con “el problema judío”. Desde los estereotipos hasta la propaganda y ejecución de actos denigrantes.

GINA HALABE PARA ENLACE JUDÍO

Hoy quiero hablar de la noche de los cristales rotos. Hace 75 años, este acto humillante hizo denotar el efecto de toda la propaganda anti judía en Alemania, el silencio de los vecinos alemanes no judíos y la angustia de los judíos ante un ataque tan directo a sus ideas, creencias y principios.

Todos hablamos del Holocausto, cuando lo estudiamos y llegamos al tema de la Noche de los Cristales Rotos, no nos damos cuenta de la magnitud y el daño que causaron estos ataques. Sinagogas quemándose, gente viendo desde fuera. Personas llorando, y los demás deleitándose por contribuir al proyecto de su nación. Pero, hay que preguntarnos ¿cómo surgió la idea de Goebbels de este tipo de propaganda a través de la humillación pública? ¿por qué fue en esta fecha?

Para contestar estas preguntas debemos viajar al pasado, a la época de Martín Lutero.

Martín Lutero, alemán nacido el 10 de febrero de 1483, cuyas contribuciones religiosas tuvieron un reflejo muy importante en la lengua alemana con su traducción de la biblia, convirtiéndose en un modelo de arte en la traducción. Su ansiedad, y la ambición para obtener grados académicos, lo llevan a estudios profundos de las escrituras, la biblia y la iglesia primitiva. Con sus estudios comenzó a escribir textos polémicos, sobre todo en el ámbito de la iglesia, llegando las controversias al Papa. Siendo posteriormente excomulgado.

En el principio de su carrera, Martín Lutero pensaba que los judíos no se convertían por las taxas y por la corrupción de la iglesia. Por lo que pensó presentar los evangelios de una forma diferente, de una manera adecuada para convencer a los judíos de creer en Jesús y convertirse a sus creencias, dejando de lado los principios del judaísmo. Al no ser así, el ataque a los judíos por dicha negativa fue realizada con furia.

En 1543 publica un libro que se llama “los judíos y sus mentiras” (Von Den Juden Und Ihren Lügen) promoviendo acciones en contra de los judíos tales como la pena de muerte a los rabinos que enseñen el Talmud, la quema de libros de rezo y libros escritos por autores judíos, de acuerdo a sus palabras “aplastar y destruir sus casas y comercios, la quema de las sinagogas y confiscar su dinero”, entre muchas acciones similares.

En su libro, se refiere a los judíos como “gusanos venenosos” y promueve, ya sea obligarlos a los trabajos forzados, o expulsarlos para siempre de sus tierras. A continuación un extracto de las recomendaciones que hace Lutero a las autoridades alemanas para actuar en contra de los judíos:

“¿Qué debemos hacer, nosotros cristianos, con los judíos, esta gente rechazada y condenada?
Dado que viven con nosotros, no osamos tolerar su conducta ahora que estamos al tanto de sus mentiras, sus injurias y sus blasfemias… en primer lugar, debemos prender fuego a sus sinagogas o escuelas y enterrar y tapar con suciedad todo lo que no prendamos fuego, para que ningún hombre vuelva a ver de ellos piedra o ceniza.

Esto ha de hacerse en honor a nuestro señor y a la cristiandad, de modo que Dios vea que nosotros somos cristianos y que no aprobamos ni toleramos, a sabiendas, tales mentiras, maldiciones y blasfemias a su hijo y a sus cristianos… en segundo lugar, también aconsejo que sus casas sean arrasadas y destruidas, porque en ellas persiguen los mismos fines que en sus sinagogas… en tercer lugar, aconsejo que sus libros de plegarias (sidurim) y escritos talmúdicos, por medio de los cuales se enseñan la idolatría, las mentiras, maldiciones y blasfemias, les sean quitados… en cuarto lugar, aconsejo que de ahora en adelante se les prohíba a los rabinos enseñar sobre el dolor de la perdida de la vida o extremidad… en quinto lugar, que la protección en los caminos sea abolida completamente para los judíos. no tienen nada que hacer en las afueras de las ciudades dado que no son señores, funcionarios, comerciantes, ni nada por el estilo… en sexto lugar, aconsejo que se les prohíba la usura, y que se les quite todo el dinero y todas las riquezas en plata y oro, y que luego todo esto sea guardado en lugar seguro… en séptimo lugar, recomiendo poner o un mayal o una hacha o una azada o una pala o una rueca o un huso en las manos de judíos y judías jóvenes y fuertes y dejar que coman el pan con el sudor de su rostro, como se le impuso a los hijos de Adán.”

Hace una solicitud a los distintos gobiernos alemanes para que hagan caso a sus palabras y ejecuten tal como está escrito estos distintos actos en contra de los judíos.

Muestra una fuerte intolerancia a los actos y a la presencia de los judíos en las tierras alemanas, los menciona como “gente rechazada y condenada” por haber rechazado la “nueva iglesia” que les presentaba Lutero.

De acuerdo al historiador jesuita Paul Johnson, la obra de Lutero es el “primer trabajo antisemita moderno y un paso gigantesco en el camino hacia el Holocausto”

Pasemos al tema del Holocausto, de acuerdo al editor del periódico “Der Sturmer” (la tormenta) y general de la N.S.A., Julius Streicher, durante sus declaraciones en los juicios de Nuremberg, hace mención de la obra de Martín Lutero y dice que estaba cumpliendo sus deseos.

¿Cuál fue el honor más grande que pudo recibir de los alemanes nazis?

Ejecutar sus ideales de “los judíos y sus mentiras” en el aniversario de su nacimiento.

Para entender bien esto, pasemos a la Noche de los Cristales Rotos.

Es la noche del 9 de noviembre de 1938, por órdenes de Joseph Goebbels las sinagogas son incendiadas, los libros de rezo quemados y los comercios y las casas de los judíos saqueados ¿se le ocurrió a él este tipo de ataques? No, los tenían bien estudiados del autor antisemita, Martín Lutero, amaneció el 10 de noviembre y los libros estaban tapados con suciedad si no es que quemados, los comercios saqueados, y las riquezas de los judíos tomada. Todo lo que pidió en 1543 se llevó a cabo en 1938. Hecho que marcó una complicación para la vida de los judíos alemanes y austriacos, sobre todo para los niños y adolescentes, ya que más de 30, 000 judíos adultos fueron arrestados para la mañana del 10 de noviembre por el simple hecho de ser judíos.

El ataque se dio con la “justificación” de que un judío polaco de 17 años, llamado Herschel Grynzpan, que vivía en parís, le disparó a Ernst von Rath, un diplomático adjunto de la embajada alemana en París, el 7 de noviembre de 1938. El diplomático muere después de dos días y el suceso se atribuye a una conspiración judía contra Alemania. Para el 9 de noviembre de 1938, Joseph Goebbels exige una acción mucho más radical y tras el ferviente discurso antisemita los generales nazis ordenan ataques a los judíos. miles de judíos perdieron la vida y muchos más fueron arrestados para ser llevados a distintos Campos de Concentración.

¿Fue casualidad o todo estaba muy bien pensado para que de cierto modo se le haga honor a este pensador antisemita y los nazis puedan debilitar a la comunidad judía y sembrarles el temor de un futuro incierto por ser considerados “el problema judío”?


Las opiniones, creencias y puntos de vista expresados por el autor o la autora en los artículos de opinión, y los comentarios en los mismos, no reflejan necesariamente la postura o línea editorial de Enlace Judío.

1 Comment

  1. Mario Turati dice:

    Gracias por compartir estos antecedentes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Send this to friend