Inicio » Opinión » Análisis » JUDAICA / La Ruta de las Ratas

JUDAICA / La Ruta de las Ratas

enlace-judio-ruta-ratas-001

YEHUDIT LEV PARA ENLACE JUDÍO

Que afortunado para los líderes

que las masas no piensan.”

Hitler

PRIMERO, LAS RATAS se adueñan de Alemania. Se escurren entre el miedo y el odio que prevalece en el pueblo. Se alimentan de los miedos y los prejuicios y poco a poco corrompen la fibra social de un bello país de alta poesía y filosofía. Es caldo de cultivo de ratas la energía que después de la Primera Guerra Mundial cunde por Germania batida de culpa y sancionada por las naciones vecinas. El alma empobrecida de Alemania aúlla de hambre, impotencia, desesperación.

EL PUEBLO necesita liderazgo y buscando salvación recluta a las ratas, quienes ansían liderar. Prometen de aquí a mil años guiar al pueblo alemán de la miseria presente a su antiguo y futuro esplendor. La masa todavía no tiene idea de su capacidad de moldear al monstruo, que está a punto de emerger de la sombra colectiva. Y poca idea tiene que en su afán de salvar el barco germano, habrán de hundir al continente Europeo. Las ratas entran al poder a golpes, se adueñan de las instituciones, inventan nuevas reglas del juego y se multiplican, vorazmente devorando la amabilidad, la espontaneidad, la fibra social y la esperanza de este pueblo.

LAS RATAS otorgan a Europa golpes de gracia. Adinejos, muy lejos de ahí, varios ones dte en contra del o  de Trumancomenzamos con Hannah Arendt.ional de la Cruz Roja y ah es quós a la civilidad, a la gentileza, a las sofisticadas dueñas de colonias en países subordinados que a mitad del día disfrutan un té servido por esclavos color negro y café. Después de llevar a Deutschland, al borde del precipicio, el principal flautista de Hamelin se suicida con su mujer, y los hijos de la nación quedan arrinconados en la esquina de la culpa insostenible, horrorizados al salir del trance. A los 18 millones de muertos caídos a fines de la primera guerra 1918, se suman a la segunda 50 millones más.

SOLO DESPUÉS de tragar a bocanadas la ratas se escapan hacia costas seguras, con su oro, con sus familias y con conocimiento pleno de sus fechorías. Dejan a las atolondradas masas enterrando a los vivos, olvidando a los muertos, contabilizando los platos rotos y sujetos al juicio del mundo. Quieren borrar el episodio.

La Cruz Cojea

THE ODESSA FILE, (Los Archivos de Odessa), novela de Frederick Forsyth publicada en 1972, y la película que le sigue en 1974, prenden fuego al imaginario colectivo con la historia de una organización de ex-miembros de la SS que asiste a salir de Europa donde los buscan. Y la historia verdadera es igual de interesante.

MUCHOS DETALLES del escape nazi salen a la luz recientemente a través del libro de Gerald Steinacher, “Nazis on the run, how Hitler’s henchmen fled Justice” (Nazis al escape, cómo los secuaces de Hitler evitaron la justicia). Steinacher, investigador y profesor de historia de la Universidad de Nebraska, asegura que Odessa es fabricación y que la ruta de escape Nazi es mucho más simple que los archivos de Forsyth. Steinacher tiene acceso a miles de documentos internos del Comité Internacional de la Cruz Roja. Al comparar listas de criminales buscados con los documentos de viaje de la Cruz Roja, descubre que la red es mucho más amplia de lo que se calculaba. Más allá de ayudar a un puñado de personas, para 1951 esta organización otorga por lo menos 120 mil documentos de salida.

ESTOS DATOS, publicados en el 2012, son importantes porque forman parte de una oleada de información recientemente des-clasificada por varios gobiernos y otras instancias acerca de la guerra, a más de setenta años de distancia. Ahora emergen nuevas piezas de un imposible rompecabezas.

LOS AÑOS de posguerra son un caos. Decenas de miles de alemanes y otros refugiados, esclavos liberados, prisioneros de guerra, y multitudes que escapan la avanzada del comunismo en Europa Oriental. La mayor parte sin documentos, deambulando en confusión total. En esta situación, es fácil para que miembros de la SS cambien sus identidades y obtengan pasaportes falsos.

PARALELAMENTE, en 1945 Estados Unidos deshace su servicio de inteligencia de guerra, la OSS Office of Strategic Services, o La Oficina de Servicios Estratégicos. A cargo de la posguerra Europa queda la CIC o Counter Intelligence Corps, un servicio que más tarde se vuelve la rama de inteligencia del Ejército estadounidense. Éste organismo construye una barrera de soldados aliados silenciosos para conquistar las fuerzas silenciosas de los soviéticos. Con poco personal, y no muy preparados para los nuevos desafíos, los agentes de la CIC reclutan a cientos de Nazis como agentes, esperando información valiosa sobre la Unión Soviética y su esfera de influencia.

EL GENERAL del Tercer Reich Reinhard Gehlen continúa trabajando en la inteligencia alemana cinco años después de acabada la guerra. Regente de espías durante el conflicto, maneja una red de inteligencia que observa de cerca a los rusos. Sus principales agentes son fanáticos Nazis responsables de crímenes notorios durante la guerra. Es pieza clave en esta historia.

DOS MESES antes de la rendición de Alemania en 1945 la organización de Gehlen microfilma la vasta colección  de la Unión Soviética en la sección militar alemana y la deja bien enterrada en una montaña remota de los Alpes austriacos. Su agencia deriva la información asesinando y matando de hambre a cuatro millones de prisioneros soviéticos. Gehlen se asegura de ser capturado por los estadounidenses, ya que en manos rusas terminaría frente al pelotón. La unidad de SS de Gehlen es reclutada como agente de la CIA.

SU ARCHIVO es oro molido. Gehlen es espía de primera. Se encarga de establecer la coordinación, a través de campos de tránsito y pasaportes falsos, de la salida de más de cinco mil nazis para colocarlos alrededor del mundo.

ITALIA SE vuelve centro y autopista para criminales de guerra destinados más allá del mar. La llaman La Ruta de las Ratas. Es una red establecida previo a la caída del Régimen por Nazis que entienden que la guerra est.NGELE la Ustasha de Croacia, la. los criminales de guerra  gente como george os nidos lo despoja de sus “os s Aires por el puerá perdida. La ruta viaja de Alemania hacia Austria, luego Italia y de ahí a través de los puertos italianos hacia el Medio Oriente, la España de Franco y América.

EN LA primavera de 1945, millón y medio de extranjeros, miles de ellos sin documentos, atraviesan Austria, llegan a Italia. Los que son rechazados pueden atravesar el Pase Brenner que conecta la Tirolesa con su distrito del sur localizado en Italia. La ruta de escape comienza a funcionar en 1946. Los contrabandistas de humanos, además de asistir a criminales de guerra, llevan judíos que se escapan ilegalmente de Europa para llegar a Palestina. El pase cuesta 500 schillings público general, un tanto más si eres judío, y mil schillings si eres prófugo criminal Nazi.

EL COMITÉ Internacional de la Cruz roja deriva influencia y poder principalmente por su estatus moral como neutral intermediario humanitario en tiempos de crisis. En este conflicto, la roja cruz muestra más compasión a criminales que a sus victimas. Durante la guerra, a pesar de tener clara información de lo que pasa con los Judíos de Europa, la Cruz Roja mantiene silencio a cambio del permiso del Tercer Reich para llevar a cabo sus actividades. Es una decisión táctica y práctica. Más, ¿cómo reacciona el comité cuando los Nazis y otros criminales de guerra comienzan a utilizar sus servicios para evadir la justicia? La organización de beneficencia hace poco por verificar las identidades de sus protegidos, y si bien no ayuda activamente a nadie, es culpable de “mínimo grave negligencia,” en palabras del periodista Heiner Liechtenstein.

STEINACHER escribe que el entonces presidente de la Cruz Roja, Paul Ruegger sin lugar a dudas es consciente de que documentos de su oficina no necesariamente llegan a las manos adecuadas, y que elige no intervenir. La Cruz Roja está abrumada con las trombas de refugiados que claman a sus puertas. Se justifica declarando que el Vaticano y los Aliados son los responsables de la coladera, y de determinar los casos sospechosos. El libro de Steinacher habla de una cadena de responsabilidades diferidas, cuya principal motivación son las convicciones anticomunistas de los participantes.

La Santa Cede

AÑÁDASE AL coctel la complicidad de la Iglesia Católica y el Vaticano. Los nombres principales son el austriaco Alois Hudal, rector del colegio de la congregación austro-alemana Santa Maria dell’Anima en Roma. Convencido nacionalista y admirador de Hitler, Hudal es obispo desde 1933 y asistente del trono papal con lazos cercanos al Papa Pío XII. En los años 30, Hudal escribe una tracta sobre los fudnamentos del nacionalsocialismo, que le presenta  Hitler. Hudal otorga a ciertos fugitivos la “des-nazificación a través de la conversión.” Cuando en 1985 el departamento de Estado de E.U. apunta el dedo a Hudal en su importante papel, el Vaticano enfurece. Hoy día permanecen cerrados los archivos de la Santa que no cede, y se detiene la canonización del Papa que preside en tiempos de guerra.

La segunda importante figura es Krunoslav Draganovic, un sacerdote croata ultranacionalista, con quien Hudal coordina desde Roma la red de salida. De entre las 18 millones de personas que se ahogan en una mar generalizada de idiomas e identidad, todavía quedan algunos criminales al alcance de la mano. En 1945, el líder de Yugoslavia Josip Broz Tito pide a los Estados Unidos la extradición de Ante Pavelic, ex jefe de estado de Croacia, y sus asesinos de la Ustashi que aterrorizan su tierra durante la guerra. Tito recibe evasivas y luego Estados Unidos manda a Pavelic a Argentina por la famosa ruta. Sale de Italia vestido de sacerdote católico con un pasaporte español a nombre de don Pedro Golla.

EL VATICANO tiene un sistema de monasterios y conventos que proveen salvoconducto hasta la libertad del puerto de Génova. La Iglesia considera que los Nazis son ahora el principal baluarte en contra del anti-religioso Imperio Soviético. Steinacher afirma que la Iglesia participa en este juego porque espera reavivar la Europa Cristiana después de la caída hacia el paganismo que prevalece con los Nazis.

Clips Necesarios

AHORA EL factor de los países ganadores. Un año antes del fin de la guerra, científicos e industriales de los países aliados se reúnen en Londres para recopilar una lista de los científicos que desean interrogar y posiblemente contratar en tiempos de paz. El problema es que la mayor parte de estos hombres o son miembros del partido nazi, o pertenecen a una organización nazi, o dirigen proyectos controlados por los Nazis en donde ocupan esclavos del Reich.

AL FINAL DEL conflicto, los equipos de inteligencia rusos y estadounidenses buscan botín militar y científico como planos y diseños de cohetes y naves, además de material en las ramas de medicinas y electrónica. El botín más preciado es la materia gris de los oficiales e ingenieros de la maquinaria Nazi que casi se los lleva a todos de corbata.

EN UN memorandum ultra-secreto del 10 de mayo de 1945 los Joint Chiefs of Staff (Jefes del Estado Mayor de E.U.) ordenan a Dwight Eisenhower, comandante supremo de las tropas de los Aliados en el Frente Occidental del Teatro Europeo en la Segunda Guerra Mundial, la labor de buscar y arrestar a toda persona que participa en la planeacinejos, muy lejos de ahí, varios ones dte en contra del o  de Trumancomenzamos con Hannah Arendt.ional de la Cruz Roja y ah es quón y ejecución de la empresa nazi que involucre atrocidades o crímenes de guerra. “Sin consideración alguna,” afirman. Y en una nota casi al pie añaden, “Queda a su discreción algunas excepciones que consideren aconsejables para servicios de inteligencia o militares.” Esa es la puerta que abre al Proyecto Clip.

MIENTRAS los jueces internacionales con sus batas negras dictaminan la culpabilidad de algunas ratas que no se logran escabullir, los Aliados en uniformes verdes y en discreto traje de civil boicotean el proceso, haciendo a un lado toda consideración moral. Seleccionan de Alemania los remanentes de la guerra caliente. En very realpolitik, otorgan salvoconducto a quienes les son de utilidad en la guerra fría.

EN 1946 el presidente Harry Truman aprueba el Project Paperclip, (Proyecto Clip) convencido que los científicos pueden ayudar al esfuerzo de la posguerra. Explícitamente se prohíbe la entrada a Nazis, más la operación cotidiana permite que se cuelen las ratas. Eso es parte de las intrigas internas del gobierno de Estados Unidos. En 1950 el Congreso de E.U. aprueba la Ley Lodge, que permite a la rama militar la autoridad de reclutar inmigrantes hacia el ejército para combatir la guerra fría. No solamente es el ejército, también el FBI, el Departamento de Estado y la CIA permiten la asimilación de Nazis y colaboradores como miembros de la Ustasha de Croacia, la Cruz de Flecha de Hungría y la Guardia de Acero de Romania.

EL PROYECTO Clip es un programa de la oficina de Servicios Estratégicos (OSS) que en tiempos de paz se convierte en la CIA. El director del FBI, J. Edgar Hoover, con la misma soltura y sin una operación oficial que lo sostenga, es también parte de la ordeña de la vaca Nazi. Además de mantener agentes que reciben sueldos regulares, Hoover informalmente cultiva y utiliza los servicios de cientos de nazis en tierra estadounidense.

EN UN libro publicado en el 2013, el periodista y autor estadounidense Richard Raschke se enfoca en el caso Demjanjuk para examinar la política estadounidense sobre los criminales de guerra. En Useful Enemies: John Demjanjuk and America’s Open-Door Policy for Nazi War Criminals, (Enemigos Útiles: John Demjanjuk y la política de puertas abiertas para criminales de guerra nazis), Raschke afirma que Estados Unidos trata a los criminales de guerra con indiferencia a la moral y oportunismo.

EL EJÉRCITO lleva a los útiles prisioneros a los Estados Unidos para interrogarlos y pronto se da cuenta que no los puede regresar. Su conocimiento y experiencia no pueden caer en manos de los soviéticos y en cambio vienen muy bien a sus cuadros militares. Después del descubrimiento de los Foo Fighters (discos voladores) y armamentos de partículas / laser en las bases militares germanas, el Departamento de Guerra y la CIA deciden controlar esta tecnología y a los ingenieros que la desarrollan. Tres cuartas partes de estos científicos son Nazis comprometidos.

DE SETECIENTOS personajes sospechosos en este programa, destacan Arthur Rudolph (“100 por ciento Nazi, peligroso, amenaza para la seguridad”) quien ya ciudadano de E.U. diseña el cohete Saturn 5 utilizado en las lunaciones de Apolo; Wernher von Braun, quien desarrolla los cohetes V-2 “que devastan Inglaterra”); Kurt Blome, quien es enjuiciado en Nuremberg en 1947 por sus prácticas de eutanasia en enfermos y por conducir experimentos en humanos. El ejército estadounidense lo contrata en 1951 para trabajar en armas de guerra química. Walter Schreiber asigna a médicos a experimentar en prisioneros y financia esos procedimientos. Cuando se hace público su papel, Schreiber se escapa a Argentina. Por sus experimentos en Buchenwald, Hermann Becker-Freysing y Siegfried Ruff, son acusados en el juicio a los médicos y luego bienvenidos a Estados Unidos.

LOS INFORMES originales indican que estos solicitantes de asilo son potenciales amenazas. Mas en un futuro alguien cambia de parecer. En el caso de Von Braun, por ejemplo, el Gobernador Militar considera en su primer informe de septiembre 1947 que von Braun es un “sujeto que puede ser amenaza de seguridad.” El informe de Febrero del año siguiente establece que “no hay información negativa en este sujeto…es la opinión del Gobernador Militar que no constituye una amenaza para los Estados Unidos.”

EN AMERICA, Von Braun trabaja en misiles guiados, y se vuelve director del Centro de Vuelo Espacial Marshall de la NASA. Se convierte en celebridad en los años 50 y 60 como experto del “Mundo del Mañana” de Walt Disney. En 1970 lo nombran administrador adjunto de la NASA. Von Braun a finales de su vida, pronuncia la profecía de la tiranía que viene.

VON BRAUN, ligado al misterioso grupo Majestic 12 (MJ-12), de científicos que desde 1947 estudian informes de platillos voladores en el cielo, en los años 70 comenta a su secretaria Carolyn Rosin: “Primero se nos anunciará el peligro de los países terroristas; después, los virus peligrosos; más tarde, el meteorito que se acerca a la Tierra y, el último de todos, será la amenaza de una invasión extraterrestre. Esos serán los hitos para implantar el Nuevo Orden Mundial.”

ESTADOS UNIDOS, orgulloso heredero, el nuevo superpoder de la cuadra, se deleita en su victoria de la que nombra “La buena guerra” sin preguntar a Europa y a Asia que tal les va en tan buena guerra. El naciente Imperio Americano se siente invulnerable importando muestras vivas del virus que desbarata Europa. A los bichos los sueltan en los niveles más altos y las profundidades más secretas de gobierno. Una bomba de tiempo.

Llora por Argentina

ARGENTINA tiene el mismo interés que Estados Unidos, Francia, Inglaterra y la Unión Soviética en recibir a los fugitivos. Todos abren sus puertas a los Alemanes y Austriacos considerados útiles, sin tomar en cuenta record de guerra, carrera política o cola de rata. Hordas de nazis desempleados con habilidades particulares y un pasado digno de enterrar saltan el charco y se acomodan al nuevo arreglo de ajedrez. El gobierno argentino envía agentes de reclutamiento a Italia para persuadir a los Nazis a elegir el Sur, que también existe.

EL LÍDER argentino, Juan Perón, es ardiente admirador de Hitler. Su ejército es entrenado por la Wehrmacht, con el modelo prusiano. El país está poblado de colonias de alemanes puros y algunos Nazis convencidos. Eva Perón visita al Papa en el Vaticano en 1947 y allana el camino con miles de visas, acompañadas del botín de los perpetradores que con gusto ahora custodia el Banco Germánico de la América del Sur.

ESE DINERO sirve para colocar a varios de los nuevos ciudadanos en posiciones de influencia en Argentina, Chile, Paraguay y Venezuela. Josef Mengele se vuelve Helmut Gregor. Klaus Barbie, el carnicero de Lyon, se establece en Bolivia bajo el alias Klaus Altmann y su experiencia de guerra la reparte a regímenes militares de la zona. Años después sus discípulos despachan a miles de compatriotas en golpes de estado y guerras civiles y sucias. Consecuencias inesperadas.

ARGENTINA busca reclutar especialistas con experiencia militar y técnica. Diferentes versiones colocan entre 180 y 800 nazis de alto nivel o seriamente implicados que llegan a Buenos Aires por el puerto en el Río de la Plata. El gobierno de Perón aprueba decenas de miles de visas a Croatas, entre ellos al cruel Pavelic que busca Yugoslavia. ¿Por qué,” pregunta Steinacher, “protege el Vaticano al hombre responsable de matar 800 mil personas?” Eso tiene que ver también con una organización llamada Intermarium, de católicos unidos en contra del comunismo.

QUIEN cree que esta historia se encuentra guardada en los cajones del pasado, puede considerar que esta semana, por primera vez Hungría ofrece una disculpa por su papel en la destrucción de 580 mil Judíos y 100 mil Gitanos. Aún antes que los alemanes invadan, el gobierno húngaro hace el trabajo previo con pogroms, asesinatos en masa, deportaciones y trabajos forzados en campos de concentración. El 27 de enero de 2014, el embajador de Hungría en las Naciones Unidas Csaba Korosi, admite que es una oportunidad para que su nación entera se enfrente el pasado. “Debemos a la víctimas una disculpa, porque el estado Húngaro si fue culpable en dos respectos: Primero, porque no defendió a sus ciudadanos de la exterminación, y segundo, porque asistió y proveyó recursos para el genocidio.”

Para un Nunca Jamás, más vale tarde que nunca.

Yehudit Lev, 29 de Shevat, 5774

POSTDATA: el 14 de Julio de 1950, un hombre llamado Ricardo Klement desciende de un barco que llega a Buenos Aires. El técnico de Bosum, Tirolesa del Sur tiene 37 años y está listo para comenzar una nueva vida. Lejos, muy lejos de ahí, varios gatos husmean tras la ruta de esa particular rata.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Send this to friend