Juntos venceremos
martes 16 de julio de 2024

“Muchas listas de apellidos son falsas; los judíos carecemos de apellido”: Alejandro Rubinstein

Enlace Judío México- Desde hace semanas circula por redes sociales y sitios de Internet una lista de apellidos judíos sefardíes que supuestamente otorgaría a las personas que los tengan la nacionalidad española de forma automática. La noticia ha despertado curiosidad y esperanza en muchos mexicanos que se han visto incluidos en el listado. Pero el Gobierno español ha confirmado a Enlace Judío que ese documento es falso.

Miguel A. Fdez de Mazarambroz, Cónsul General de España en México, aseguró que este documento es apócrifo, ya que en ningún momento ha publicado un listado de apellidos oficial para poder acreditar la nacionalidad española. De hecho, aún ni se puede comenzar a tramitar porque únicamente es un anteproyecto de ley. Lo que sí es cierto es que existen planes para otorgar la nacionalidad española a los judíos sefardíes que reúnan ciertos requisitos. Pero tanto el Gobierno como asociaciones de ese colectivo han desmentido que el solo hecho de detentar alguno de los apellidos de ese listado haga a una persona candidata a esa nacionalidad.

A la vez Alejandro Rubinstein, experto en onomástica y genealogía, entrevistado sobre el tema,

ENLACE JUDÍO El cónsul Fdez de Mazarambroz acaba de confirmarnos uno, que las listas de apellidos sefaradíes no son oficiales y dos: que no basta con apegarse a una lista de apellidos,¿cuál es tu opinión?

Alejandro Rubinstein: Las listas, cualesquieran que estas sean son limitativas, están hechas tal vez al arbitrio de quien las formula y lo peor de todo es que no se establecen los criterios por los cuales ha sido determinada la creación de la lista. Eso hace poco confiable por decir lo menos y mucho menos nada sustentado el que aparezcan una o cien ocurrencias de apellidos, que finalmente no se dicen de dónde ni por qué se obtuvo el fundamento que da la oportunidad de formar parte de este listado.

Hay apellidos típicamente empleados por sefaradíes, pero hay apellidos que también son típicamente no empleados por sefaradíes y que por razones del destino pudieron llegarlos a utilizar. Comentábamos por ejemplo y cito el caso porque será explicativo, el apellido Córdoba, si nosotros buscamos una persona que utilice este apellido y se reputa como sefaradí, es muy probable que no lo sea, sin embargo si utiliza el apellido precedido por la preposición, de, es decir, de Córdoba, esta persona es muy probable que tenga ancestros sefaraditas, pero esto no hace que dicha persona sea sefaradita, no la hace necesariamente judía, pero sí pudo haber tenido bagaje cultural e histórico judío.

En cuanto a la segunda pregunta, viene a ratificar la posición de quiénes estudiamos genealogía y que pensamos que incluir en una lista a tal o a cual, es enmarcarlo en un punto de referencia injusto, arbitrario, irregular y no sustentable. Las listas son poco listas, son bastante tontas, aquí el concepto y según lo consultamos con el Cónsul, es muy claro, habrá que demostrar una vez que la ley sea aprobada por las cortes, habrá que demostrar los requisitos que la ley establezca y probablemente la ley reglamentaria o el reglamento específico indiquen cuáles son los requisitos tanto administrativos como de origen que hacen que una persona bajo esa norma sea considerada como sefaradí. Esto es independientemente de que posee o no la fe judaica.

EJ: ¿Existen apellidos sefaradíes?

AR: Depende de quién lo está diciendo: si lo decimos los judíos, debemos ser muy claros y anunciar, ya sea puertas adentro o puertas afuera del mundo judío, que los judíos carecemos de apellidos; los judíos empleamos apellidos con efectos de pertenecer a la sociedad común.

EJ: ¿Por qué carecemos de apellidos los judíos?

AR: El judío tiene Shem Kodesh y en algunos casos tiene Shem Kinui. Shem Kodesh es el nombre,  es una traducción literal al español, es el nombre santo o el nombre especial que le corresponde y que le es otorgado en el caso del varón al momento de hacer la circuncisión y en el caso de la mujer se hace una proclama en el templo en el sábado inmediato o en el día inmediato del nacimiento de la niña, en el que se lee la Torá y el padre es llamado a la lectura y ahí públicamente se hace la proclama de su nombre. Esta proclamación se emplea en todo lo que es el ciclo de la vida. Se utiliza ya después en el caso de los varones para el proceso del anuncio de su etapa adulta o Bar Mitzvá, se utiliza para el matrimonio, cuando se escribe la Ketubá, o el acta de matrimonio. Aparece el nombre tanto del hombre como de la mujer, con su Nombre Kodesh. Sólo por adición se pone el apellido común que se emplea. Al fallecer la persona, aparece en la lápida su Shem Hakodesh y su nombre común. La eternidad del nombre judío, depende única y exclusivamente del Shem Kodesh no del Shem Hakodesh. Entonces podemos retomar ejemplos como el que se cita en la Torá, hay un versículo que dice “Ve atem tihiu li memlejet kohanim ve goy kadosh: “Y ustedes serán para mi (es la voz de Dios hablando) un reino de sacerdotes y un pueblo sagrado”. Este versículo es usado por las distintas coronas de Europa para evitar asignar un apellido a ninguna persona de la casa real, esto es tomado en la tradición judía. Pero a partir de la emancipación, muy importante a principios del siglo XIX y también por la exigencia de la Emperatriz María Teresa de Habsburgo a finales del siglo XVII los judíos empezaron a involucrarse en la sociedad común y a adoptar la fórmula que hoy conocemos como apellido.

Regresando al punto, los apellidos sefardíes desde el punto de vista judío, no existen, pero desde el punto de vista no judío, claro que existen, porque hubieron judíos que utilizaban fórmulas estrictamente de voces hebreas, árabes o arameas que eran aceptadas como apellidos portados por judíos en la España medieval y que por razones de la persecución fueron empezados a emplear con las voces que hoy conocemos como apellidos españoles a consecuencia de la persecución que hubo por las leyes de Bayón de 1391, y que finalmente vinieron a cristalizarse 101 años después con la expulsión de los judíos de España.

EJ: ¿Qué es el libro verde de Aragón?

AR: Es una de las fuentes de investigación más importantes sefaradita, si bien es un libro difícil en su lectura, ahí aparece aún en el español antiguo y en el contexto histórico que esto representa, aparece el caso repetido de personas que portaban nombres hebreos y que después los migraron a nombres comunes acordes con la cristiandad nueva que les correspondía a estas personas y que entonces se puede encontrar esa conexión que había entre el judío español que traía su tradición muy bien afincada en el judaísmo y que ahora al tomar la tradición nueva española empezaba a utilizar voces que eran comunes tanto al pueblo, la monarquía y a la religión cristiana.

EJ: En Enlace Judío hemos recibido muchas peticiones para saber el origen del apellido, ¿qué proceso sigues como geneálogo?

AR: Es muy halagador ver el nivel de respuesta que han tenido hacia nuestras contribuciones, pero también les tenemos que pedir la paciencia que también se les hizo saber por escrito. El proceso de investigación va más allá que la búsqueda en un diccionario, tenemos que hacer un trabajo serio y formal, por ello tratamos de dar información que aunque si lo creen breve o básica ya que el volumen de las peticiones es muy grande, pero buscamos llegar a la fuente que originan la voz, saber si esa voz es familiar y tiene o no contacto con el pueblo de Israel. Por ello les pedimos que tengan un poco de calma, que la investigación es seria, que van a recibir todos una respuesta en su tiempo y forma, pero sí que nos está tomando algo de tiempo.

EJ: ¿De qué países han llegado dichas peticiones?

AR: Increíblemente nos han llegado muchas de Cuba, de Centro y Sudamérica, de España y una petición interesante nos llegó de Francia, de una persona que claramente tiene apellidos con connotación judía y que no tenía ni idea de que así lo fuera, sí que han llegado de muchas partes, del interior de la República, hemos tenido una respuesta de casi todas las entidades y faltaría probablemente recibir de todo el cordón del criptojudaísmo que aún tenemos en este país en la frontera norte y sur de EEUU, pero seguramente llegarán peticiones que nos obligarán a analizar si estas personas tienen o no ese origen sefaradí.

EJ: ¿Cuándo usar Ben como hijo del padre y cuándo como hijo de la madre?

AR: Es una costumbre en el pueblo de Israel seguida por lo que establecieron los rabinos, para procurar que se alejen las malas influencias, al término de la lectura de la Torá, podremos encontrar que se nos puso la vida y la muerte, las dos juntas y se nos indicó que eligiésemos la vida, siempre procuramos la vida como un elemento fundamental, la vida nos la da la mujer, la salud nos la da la mujer, la mujer es la que nos da la sangre, es todo el elemento vital, la mujer es la que nos cuida, la que nos hace que no sólo seamos vivos, sino que seamos viables y tengamos la capacidad de una buena vida. Cuando hacemos una petición, la hacemos por el vínculo espiritual, no de sangre, el vínculo que nuestro nombre tiene con nuestra madre, esto en la disciplina de la onomástica se conoce como apotropaísmo, esto es una voz que viene del griego y que significa escudo, ponernos un escudo en contra del ángel de la muerte. El ángel de la muerte puede llegar y llevarse a una persona que esté enfermo y cuando llegue esta persona puede cambiar su nombre ya no es fulano hijo de mengano, sino es mengano hijo de zutana y entonces el ángel de la muerte se confunde y no recoge a quien debía recoger porque no la encuentra. Es parte de la tradición rabínica y por eso es que cambiamos el nombre del varón hacia el nombre de la mujer.

Hay que ser muy claros, la voz Bat, en hebreo significa hija, es una invención o neologismo que se acuña en determinados apellidos, en la actualidad existen algunos apellidos que tienen que ver con la voz bat, pero no es correcto conceptualmente. Los apellidos no vienen precisamente del origen Judaico de una persona, vienen más que anda de lo que es el linaje. El pueblo de Israel que tiene un linaje de 12:40, los sacerdotes, o 12:46 que somos el pueblo en general. Este linaje no se traspasa fácilmente a la sociedad común, se traspasa al adoptarse apellidos y como los apellidos son en una sociedad machista como en la que hemos vivido y vivimos, se adquieren de los padres, es por eso que las voces Ben existen con mucha frecuencia. Cuando encontramos apellidos como 13:09 o 13:10, la pregunta es ¿ambos son patronímicos? 13:15 No. 13:16 es una apellido típicamente patronímico porque es 13:18, yo soy el hijo el hijo de Moisés, por lo tanto adopto el nombre de mi padre como el nombre de familia. En el caso de 13:27 que en este país existe ese apellido, viene de la voz Ben 13:32, que en las costumbres de las comunidades orientales, cada vez que se hace una petición por la salud o por la salvación de una persona, incluso cuando son llamados a la lectura de la Torá, son llamados por el nombre de la mujer, producto de tradición regional y por lo tanto de la madre, de ahí que exista el 13:57, una línea estrictamente patronímica y en el caso de 14:02 una línea matronímica.

Comunidad Enlace Judío

¿Nuestro periodismo es importante para ti?
¿Confías en Enlace Judío para una cobertura precisa y oportuna en este momento?
En ese caso, únete a la comunidad Enlace.
A partir de $100.00 MXN al mes, podrás:

  • Apoyar a nuestros periodistas independientes que trabajan las veinticuatro horas del día
  • Ser reconocido como parte de nuestra comunidad una bendición semanal
  • Acceso a contenido exclusivo
  • Acceso a eventos exclusivos, en caso de haberlos
  • Servicio de noticias instantáneas sobre Israel y el mundo judío a tu celular, así como a nuestras transmisiones en vivo.

ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD 👈