avatar_default

ENRIQUE RIVERA PARA ENLACE JUDÍO MÉXICO

Cuando supe que tendría la suerte de entrevistar al Dr. Ami Citri, del Centro de Ciencias del Cerebro de la Universidad Hebrea de Jerusalén, me hice a la idea de que tendría una paciente conversación con un hombre de la tercera edad; sin embargo, fue una conversación muy dinámica con un hombre que apenas pasa de los cuarenta y que es especialista del  cerebro.

Al entrar en materia, y a pregunta expresa, señaló: “Cuando un joven comienza a consumir drogas, él es el responsable personal y socialmente de ese acto. Pero con el tiempo, y al convertirse en un adicto, no se le puede juzgar como una persona responsable, sino como un enfermo mental”.

“Y es que- explicó el investigador- él ya no toma las decisiones, sino la adicción es la que lo lleva a hacer determinados actos en contra de sí mismo, de su salud y, posteriormente,  dañará también su entorno social”.

A fin de esclarecer aún más el panorama, le solicitamos una definición de adicto.

“Es muy sencillo, nosotros debemos de trabajar con definiciones claras y esto nos lo ofrece el  The Diagnostic Statistic Manual, una obra escrita por un investigador norteamericano. Y de acuerdo a la misma, adicto es la persona que requiere drogarse con frecuencia, pero, principalmente, alguien que está dispuesto a sacrificios personales muy grandes por la droga, lastimándose así mismo y a las personas  que quiere”.

Al cuestionarle sobre lo que se puede ofrecer a una persona que se droga, a cambio de dejarlo de hacer, el investigador respondió: “Ésa es una de las crueldades de las adicciones, ya que cada vez que esté en una situación que le recuerde las drogas, su cerebro le recordará las necesidad de regresar a ellas. De hecho, hay que desconectar a la persona de ese ambiente, de la posibilidad de que recuerde los eventos que tienen que ver con el consumo de las drogas. Pero, en verdad, para una persona adicta es muy difícil evitar las heridas causadas por la adición. Es una pregunta muy difícil, no tenemos por el momento, creo, una buena solución”.

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí