avatar_default

AGENCIA DE NOTICIAS ENLACE JUDÍO.

El Rabino Leonel Levy visitó Enlace Judío para darnos el mensaje de Purim de este año.

¿Qué representa Purim?

“Purim es la fiesta de la alegría. Dicen nuestros sabios que desde que comienza el mes de Adar hay que incrementar la alegría. En la época en la que vivimos quizá no hay un mensaje más profundo que éste. No solo debemos ser alegres, sino que debemos ser más alegres y estar más felices de lo que estamos”.

“En Purim celebramos el triunfo del bien sobre el mal, celebramos que Mordejai, un judío fiel a las tradiciones de nuestro pueblo no quiso hincarse delante de Amán que representa el mal, el totalitarismo y la discriminación. El judío Mordejai dijo ‘Yo no me voy a hincar frente a alguien que es el mal, que es la encarnación del mal en su persona’. Ése es el mensaje para nosotros.

“Cuando en la sinagoga leemos la historia de Purim que ocurrió hace miles de años atrás, es una historia que parece ser de un cuento de las mil y una noches; está orientada en Persia, en Shushán, donde había un rey que se llamaba Ajashversoh, que tenía una esposa que se llamaba Esther y esta mujer, Esther, y Mordejai su tío, son los héroes de este relato de Purim”.

“Purim parece una historia para niños, de un rey borracho, de un asesor de este rey loco; sin embargo, es una historia para adultos, es una historia para nosotros, es la lucha de la historia contra el bien y el mal, que continúa en nuestros tiempos”.

“Lo que nos enseñan es que la salvación de D-os viene a través de la obra de las manos de hombres y mujeres, como Esther y Mordejai, que luchan contra el mal, que están dispuestos a enfrentarse al Amán de la historia y el final es que el pueblo de Israel triunfa, que el bien triunfa sobre el mal, que nos vamos a alegrar como en esta fiesta de Purim, que nos vamos a disfrazar, que compartimos la alegría con los que más necesitan a través de regalos, presentes, dulces y de un banquete. Esto es lo que celebramos en Purim”.

“Ese es mi deseo para cada uno de ustedes: que cuando aparezca Amán, que aparece con un nuevo disfraz cada vez, nosotros nos levantemos y hagamos ruido y digamos ‘ahí está Amán, ahí está la intolerancia, la discriminación, la miseria, la violencia, el terror’. Nosotros tenemos que seguir el camino de Esther y Mordejai”.

 ¿Por qué nos disfrazamos en Purim?

“La palabra Esther significa lo oculto: Esther, la reina, permanece oculta hasta el final, con el disfraz de la reina; ella no revela que es judía sino hasta el final. De aquí aprendemos que esta es una fiesta donde nos descubrimos y nos cubrimos, como Esther y Mordejai que se van revelando, una y otra vez, para poder salvar a nuestro pueblo. Nosotros tenemos que quitarnos el disfraz y ser quienes verdaderamente somos; de eso trata esta historia de saber quiénes somos realmente y de quién nos disfrazamos. Esther estaba disfraza de reina, pero era una judía y su vida también corría peligro como la del resto de sus hermanos del pueblo de Israel”.

“Cada uno de nosotros, muchas veces, en la vida cotidiana, tenemos disfraces y viene la Meguilá y nos dice ‘ahora es hora de que te quites el disfraz y seas quien verdaderamente eres”.

¿Qué tan vigente es el mensaje de Purim hoy en día?

“Purim nos habla a nosotros, nos habla de que como judíos somos diferentes, por el hecho de ser diferentes, de tener otras costumbres, otras leyes, otro calendario, de seguir tradiciones tan antiguas, no nos quita derechos. Vivimos en sociedades libres que deben buscar la igualdad entre judíos y no judíos, sí frente a la ley. Y Purim nos recuerda que no nos podemos hincar, no nos podemos doblegar cuando el mal aparece, cuando dicen que los judíos no somos iguales a los otros ciudadanos”.

“La vigencia de Purim en nuestro tiempo nos recuerda, por un lado, que la salvación viene de hombres y mujeres como Esther y Mordejai, que la alegría no es completa si no hacemos tzedaká (caridad y buenas obras) y ayudamos a los pobres, compartiendo nuestra bendición con los que menos tienen; y que nuestra identidad no debe estar bajo un disfraz. Debemos ser judíos, personas que en cada lugar mostramos quiénes somos auténticamente. El disfraz es para recordarnos que muchas veces nos ponemos otro disfraz y creemos que no estamos disfrazados”.

“Quiera D-os que este Purim nos traiga alegría, bendición y la paz”.

¿Cuáles son las mitzvot  (preceptos) de Purim?

“Son Mitzvot de Purim leer la Meguilá, el Rollo de Esther con la historia de esta reina que está contada ahí, todo este relato tan hermoso; otra es regalar dulces, invitar a otros en tu alegría compartiéndola; otra más es tener una fiesta, banquete, comida, y sobre todo no olvidarnos de los pobres, no olvidarnos de aquellos que necesitan de nosotros. Si cumplimos todo eso, Purim va a ser una fiesta de alegría”.

¿Por qué nos emborrachamos en Purim?

“Dicen nuestros sabios que hay que tomar hasta no diferenciar entre el malvado de Aman y el bueno de Mordejai y luego la discusión es ¿cuánto hay que tomar para que eso ocurra? Yo creo que podemos dejar de tomar y alegrarnos inclusive sin el vino o con muy poco vino, es una costumbre que hay que medir, no hay que excederse, incluso en los momentos de alegría”.

“Que este Purim no nos encuentre ebrios, sino que nos encuentre alegres, sobre todo cuando somos capaces de compartir la alegría de esta fiesta con los que menos tienen”.

“Jag Sameaj para todos. Un Purim lleno de alegría”.

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí