avatar_default

0be39d99109cdf4cd25183d6bb11aaa86c772ed9-enlace-judio-mexico_opt

SAL EMERGUI

 

La campaña electoral en Israel no es sólo un duelo entre la derecha e izquierda. O entre el candidato del Likud y primer ministro, Benjamin Netanyahu y el líder laborista, Isaac Herzog. Es algo más. Es la lucha sin cuartel entre los dos diarios más poderosos del país. Dos grupos empresariales muy distintos enfrentados por intereses económicos y políticos. Entregados a una causa. Uno para que Netanyahu deje el poder tras seis años de Gobierno y el otro para evitarlo.

El 17 de marzo es el gran día para “Yediot Ajaronot” e “Israel Hayom”. Su guerra es mucho más apasionante que la que mantienen Bibi y Buji.

Si bien es cierto que diversos medios israelíes son muy críticos con Netanyahu, nadie llega al nivel del diario “Yediot Ajaronot”. El que durante décadas fuera el rotativo más influyente y leído de Israel, ataca sin piedad a Netanyahu. Éste, por su parte, responde con contundentes ataques verbales contra el editor, Noni Moses.

Moses lidera una campaña de calumnias sin precedentes contra mi. Desde su periódico y su página de Internet YNET me atacan minuto a minuto sin ningún tipo de objetividad o rigor periodístico”, denuncia Netanyahu.

Pero en esta guerra, el líder del Likud no está ni mucho menos sólo. Posee un importante escudo mediático: el gratuito “Israel Hayom”. Propiedad de su amigo y donante, el multimillonario estadounidense Sheldon Adelson, está claramente a su favor. Herzog y la número dos de su candidatura, Tzipi Livni, lo llaman “el panfleto de Netanyahu”.

‘Que Bibi deje de llorar’

“Israel Hayom es sólo un diario que equilibra la situación frente a los medios que dan una sola realidad y manipulan todo lo que tiene que ver conmigo”, lamenta Netanyahu que denuncia ser víctima de “una intensa campaña de medios y grupos financiados con mucho dinero de aquí y del extranjero para que la izquierda sea elegida”.

Livni responde: “Que Bibi deje de llorar. Los israelíes no han perdido la confianza en él porque lean un diario.¿Cómo se puede quejar cuando tiene un panfleto gratuito que se distribuye masivamente y está financiado por el magnate de casinos que le apoya?”.

Analistas identificados con el centroizquierda consideran que el verdadero motivo del desmantelamiento del Gobierno por parte de Netanyahu fue la aprobación en primera lectura de una ley que obliga a “Israel Hayom”, a ser de pago. Ocurrió a mediados de noviembre. Tres semanas después, destituyó a los ministros Yair Lapid y Livni.

“Bibi se debe a su patrón, Sheldon”, opinan mientras en “Israel Hayom” replican: “Netanyahu es víctima de una campaña enloquecida y sin precedentes del imperio de Moses. La mayoría de periodistas ha perdido el norte debido a su odio a Netanyahu”.

Netanyahu es criticado también por su decisión de vetar al periodista Raviv Drucker en la entrevista pactada con su cadena. En respuesta, Canal 10 anuló la entrevista con el primer ministro apoyando así a su conocido comentarista político e investigador que en el pasado desveló el supuesto caso de corrupción llamado “Bibi Tours”.

Tengo mis razones para no darle la entrevista. Ojala fuera por motivos periodísticos”, justifica Netanyahu insinuando que Drucker le persigue.

En la entrevista que dio al Canal 2, la periodista Yonit Levi, criticó duramente su decisión recordándole que el presidente Barack Obama concede entrevistas también a periodistas críticos: “Descartar a un periodista me parece más propio de Putin y no de Obama”. “No exageres, no exageres”, le respondió Netanyahu.

Drucker reconoce que “Yediot Ajaronot” e “Israel Hayom” protagonizan una agresiva campaña en contra y a favor de Netanyahu respectivamente pero descarta que éste sea objeto de una persecución mediática. “Si lo hace muy mal como primer ministro hay que denunciarlo. Punto”.

Fuente:elmundo.es

 

#EnlaceJudio2015

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí