miércoles 19 de junio de 2024

Alternativas a dos Estados: Emiratos Árabes Palestinos

SILVIA SCHNESSEL PARA AGENCIA DE NOTICIAS ENLACE JUDÍO MÉXICO – La Casa Blanca y Netanyahu avanzan y retroceden sobre la solución de dos estados. ¿Qué otras opciones hay?

Por Gedalyah Reback

Belen
Belén

La victoria del primer ministro Binyamin Netanyahu sorprendió al mundo, tanto por su cambio inesperado de las previsiones electorales, como por su declaración de oposición a un Estado palestino. A pesar de su quizás predecible aclaración hoy, ha brindado una plataforma para examinar alternativas a la solución de dos Estados.

Uno de los planes alternativos es el de “Emiratos palestinos”, una idea original del Dr. Mordechai Kedar del  Centro de Estudios Estratégicos Begin-Sadat, que dijo a Arutz Sheva  que el plan sería un arreglo político más apropiado para las principales ciudades árabes de Judea y Samaria.

“La creación de un Estado palestino artificial que requiere el desarraigo de las familias judías donde no existe población árabe actualmente llevaría a fronteras indefendibles de la patria judía”, dice Kedar en su sitio web.

También niega el argumento de que las poblaciones se puedan mover, afirmando que “hoy viven árabes dentro del Estado de Israel y en Gaza, Judea y Samaria. Estos centros de población árabe no van a desaparecer ni tampoco el Estado de Israel”.

En cierto modo, trabaja con el modelo del sistema de áreas de los Acuerdos de Oslo de 1993, pero en algunos aspectos fundamentales difiere.

Mientras que la zona A de los Acuerdos se compone principalmente de las principales ciudades árabes – Jenin, Siquem (Nablus), Ramallah, Jericó, Tulkarem, Kalkilya en Jerusalén, la parte árabe de Hebrón – que el Dr. Kedar propone se conviertan en siete (u ocho si se incluye Gaza) estados palestinos independientes, las fronteras no están escritas en piedra.

Más importante aún, el quid de la propuesta es eliminar la Autoridad Palestina (AP) y reinvertir el control sobre los asuntos árabes locales a los clanes fuertes que viven en cada área.

El Dr. Kedar describe una situación en las zonas árabes palestinas que es un microcosmos de las divisiones que se ven en otras partes del mundo árabe. Aunque puede ser más notable en ciertos países debido a que las divisiones están establecidas en líneas étnicas o religiosas, no deben pasarse por alto las divisiones tribales o de clanes entre los árabes palestinos.

“Hay diferentes clanes dominantes en cada ciudad: los Erekat en Jericó, los Barghouti en Ramallah, los Jabari en Hebrón, los Masri en Siquem”, señala.

Esos son sólo algunos ejemplos. Pero el hilo común entre ellos es que a menudo están en desacuerdo con la élite de la Autoridad Palestina, muchos de los que procedían de familias no en Judea y Samaria o habían estado con Yasser Arafat en el Líbano o Túnez antes de nombrarse a sí mismos jefes de la Autoridad Palestina después de los Acuerdos de Oslo.

“La identidad palestina es tan fuerte como cualquier otra identidad de estado nación árabe-artificial o superficial. La gente sigue siendo más leal a la tribu o clan o grupo sectario. Este es el principal fallo de todos los estados de Oriente Medio, ni es diferente a ningún otro en el mundo árabe”.

Las ciudades-estado rara vez tienen continuidad territorial entre ellos. Las carreteras que conectan las ciudades seguirían quedando bajo la administración de las fuerzas de seguridad de Israel. Preguntado si esto podría plantear problemas para estos emiratos económicamente, el Dr. Kedar explicó por qué pensaba que no lo haría.

Kedar señaló que “el tamaño no tiene nada que ver con la economía. Por el contrario, los países grandes se fragmentan socialmente y están económicamente más estratificados.”

Se refirió a las pequeñas ciudades-estado en Europa que son extremadamente prósperas, particularmente San Marino. Mirando en otra parte del mundo, surgen Singapur y la semi-autónoma de Hong Kong.

La situación todavía sería muy diferente de los Emiratos Árabes Unidos (EAU) en el Golfo Pérsico, señala, incluso mientras le dice “no se puede crear estabilidad con dinero, pero el dinero crea estabilidad, que es lo que hay en los Emiratos Árabes Unidos y Qatar”.

“La estabilidad social crea la viabilidad política de un estado, y con ello un espacio político que funcione”, lo que permitirá a un estado “tener una buena economía”.

En contraste con las zonas soberanas más pequeñas del Golfo Pérsico, Iraq mucho más grande es un pozo negro de guerra civil entre clanes suníes y chiíes. Ese ambiente se detiene una vez que consigues áreas de mayoría kurdas, donde la única apariencia de guerra civil en la década de 1990 era más política que tribal y en cualquier caso, de corta duración.

Otro comodín para la viabilidad de esta idea son los propios árabes palestinos por supuesto. El Dr. Cedar no descarta la posibilidad de que la Autoridad Palestina podría enfrentarse a la rebelión de los clanes organizados en cada ciudad.

“La Autoridad Palestina teme la capacidad de las tribus para unirse contra el gobierno de la OLP (Organización para la Liberación de Palestina). Por otro lado, las tribus temen a los dictadores de la Autoridad.”

Cuando se le preguntó si pensaba que algunas ciudades pueden ser más adecuadas, o de manera más inmediata adecuadas, para este tipo de ciudad-estado, no estaba seguro. Sin embargo destacó una ciudad cuya demografía la hacía convincente pero lejos de ser el candidato perfecto.

“Belén es un problema debido a la menguante población cristiana que ha sido expulsada por clanes beduinos locales”, dice Kedar, que sopesa la posibilidad de que una significativa minoría cristiana en Belén podría ser candidata a independizarse de la Autoridad Palestina.

Sin embargo, dice que estas cuestiones hacen que sea “demasiado fragmentado” para ser viable como emirato en este momento.

“Se debería permitir a los cristianos expulsados volver a la ciudad, pero la AP no se preocupa por ellos”, argumenta.

Fuente: Arutz Sheva

Comunidad Enlace Judío

¿Nuestro periodismo es importante para ti?
¿Confías en Enlace Judío para una cobertura precisa y oportuna en este momento?
En ese caso, únete a la comunidad Enlace.
A partir de $100.00 MXN al mes, podrás:

  • Apoyar a nuestros periodistas independientes que trabajan las veinticuatro horas del día
  • Ser reconocido como parte de nuestra comunidad una bendición semanal
  • Acceso a contenido exclusivo
  • Acceso a eventos exclusivos, en caso de haberlos
  • Servicio de noticias instantáneas sobre Israel y el mundo judío a tu celular, así como a nuestras transmisiones en vivo.

ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD 👈

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si sigues utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo. Política de privacidad